cd tenerife

El derbi menos derbi

Tanto la federación de peñas del CD Tenerife como la de Las Palmas reconocen que este duelo de rivalidad regional se vive muy diferente y sin el pique sano de otras ocasiones
Aficionados del CD Tenerife. / Sergio Méndez

Sin gol no hay fútbol se dice desde hace siglos en el deporte rey. Pues sin afición, menos aún. Y eso solo se ha podido decir desde mediados de la pasada temporada por culpa de este maldito virus que nos trae de cebeza. Duele ver, jornada tras jornada, las gradas de los estadios vacías. No obstante cuando más se nota la ausencia de los seguidores es en acontecimientos como el de este domingo. El derbi canario ha perdido su esencia: la afición blanquiazul y la afición amarilla.

Tanto la Federación de Peñas CD Tenerife (Achinech) como la Federación de Peñas de la Unión Deportiva Las Palmas reconocen que llevan mal lo de vivir un derbi de esta manera tan descafeinada. “Es un partido que no se está viviendo con la intensidad que se debería vivir. Es un poco triste y estamos resignados porque no hay otra forma de vivirlo. Esperamos que sea el último que vivamos de esta manera”, asegura a DIARIO DE AVISOS Fran León, presidente de la federación de pañas blanquiazul.

Su homólogo amarillo es César García, quien afirma que “es un derbi diferente y raro. A estas alturas estaríamos con la organización del viaje y este año no podemos hacer nada. Podríamos verlo en alguna terraza, pero la hora del partido tampoco ayuda. Así que toca verlo en casa y estar pendiente de las redes”.

Las aficiones, de una y de la otra orilla, añoran el ajetreo propio de las semanas de los duelos de máxima rivalidad regional, como confiesan tanto Fran como César. “Es una semana muy rara para nosotros, porque estamos acostumbrados a vivir los derbis con intensidad y preparar los recibimientos a los jugadores, los tifos y las quedadas. Este año no podrá ser, por lo que solo podemos utilizar las redes sociales para hacernos notar”, indica el seguidor tinerfeñista, mientras que el de la UD no pierde la esperanza de poder llevar a cabo alguna iniciativa: “Estamos pendiente a ver si podemos acompañar al equipo cuando se vaya, aunque siempre respetando las normativas”.

En todo caso, todos se resignan a vivir el derbi en la intimidad del hogar. “No podemos reunirnos en los locales y en los domicilios tampoco, ya que el partido acaba después del toque de queda. No hay manera de vivir este derbi con los aficionados, por lo que cada estará en su casa y hemos quedado para hacernos videollamadas”, explica el presidente del colectivo Achinech.

Sobre el partido, César García tiene claro el guión que va a seguir el duelo. “En estos partidos da igual que uno esté arriba y el otro abajo. Será un partido de mucha guerra y el que aproveche las ocasiones será el que se lleve el gato al agua”, concluye.

TE RECOMENDAMOS