sociedad

El mayor regalo de cumpleaños para Iker: las mejores manos médicas

Especialistas del Hospital San Juan de Dios de Barcelona examinaron al niño de Guargacho que sufre un trastorno genético que le provoca tumores y en tres meses lo explorarán a fondo
Iker, por fuera del hospital barcelonés, la semana pasada. DA
Iker, por fuera del hospital barcelonés, la semana pasada. DA

La mirada y el tono de voz de Melissa Campos son muy distintos a los de hace apenas un mes. Acaba de regresar de Barcelona, su primer viaje a la Península, con su hijo Iker, que hoy cumple cinco años. Allí le ha examinado un equipo de Oncología, otro de Neurología y un tercero de Oftalmología del Hospital San Juan de Dios de la neurofibromatosis tipo 1 que padece el pequeño de Guargacho, un trastorno genético que le genera la aparición de tumores en el tejido nervioso.

Una gran cadena solidaria, que se activó espontáneamente por toda España después de que el caso del pequeño sanmiguelero saliera a la luz en DIARIO DE AVISOS, ha facilitado el traslado del niño, junto a sus padres, a la capital catalana. Una vez que los tres especialistas exploraron al menor, le han dado cita para los días 29 y 30 de junio y 1 de julio con el fin de realizarle una prueba en profundidad que su madre definió como “un electroencefalograma durante toda una noche” y que requerirá el ingreso del niño.

“Los médicos nos han dado mucha confianza y han sido muy amables. Le hicieron a Iker una revisión táctil: los bultos de la cabeza, piernas, pies, espalda, columna y hasta le hicieron correr por el pasillo del hospital”, explicó a este periódico Melissa, de 29 años, que destacó la “psicología y profesionalidad de los facultativos liderados por Héctor Salvador, responsable del área de Enfermedades Neurocutáneas y Predisposición a Cáncer del Hospital San Juan de Dios.

“Me explicaban la enfermedad de Iker mientras jugaban con él, porque su prioridad es que el niño perciba que no le va a pasar nada y que participa en un juego. Por ejemplo, cuando el niño vio la máquina de oftalmología encargada de examinar su glioma (un tumor que se desarrolla en el nervio óptico) empezó a gritar. Entonces sacaron linternas de todos los colores y empezaron a jugar con él. Y de esa manera el oftalmólogo le pudo mirar los ojos. Iker acabó abrazándole y dándole besos. Al pasar delante del hospital, decía adiós, todo contento”.

Melissa reconoce que la triple consulta les ha dejado más tranquilos. “Héctor Salvador nos dijo que lo que más le preocupa es el comportamiento de Iker y que eso es lo más importante, porque es autista y él quiere romper esa caja de cristal en la que vive, y nos recomendó que contactáramos con un psicólogo para trabajar su conducta”, comentó su madre.

Además, Melissa señaló que el oncólogo, que le comentó que estaba al tanto de la repercusión mediática del caso, les advirtió de que se trata de una enfermedad rara cuya evolución resulta difícil de pronosticar, pero también les calmó conocer el protocolo de actuación: “Nos dijo que estuviéramos tranquilos, porque él hace revisiones cada tres meses y al mínimo síntoma que detecte le dará un tratamiento al niño”.

reacción popular nacional

La historia de Iker ha dado la vuelta al país. Conocidos cantantes como Nando Agüero y Bambax, y humoristas nacionales como J.J. Vaquero han impulsado una campaña solidaria a través de vídeos para apoyar al niño de Guargacho. Ayuntamientos como el de Colindres, en Cantabria, tras conocer el caso en Facebook, también han anunciado acciones benéficas contra enfermedades raras como las que padece el pequeño tinerfeño.

La reacción popular ha sorprendido a la familia, que ha admitido sentirse “abrumada” por la respuesta solidaria en forma de visitas, llamadas, mensajes y vídeos en las redes sociales. Después de que Melissa y su madre decidieran elaborar pulseras artesanales para sufragar los gastos del desplazamiento a la Ciudad Condal (tanto ella como su marido están en situación de desempleo) decidieron encargar pulseras de silicona, “porque no podíamos atender artesanalmente tanta demanda, ya que tardamos más de una hora en elaborar cada pulsera de piedras. Ahora las complementamos con otras de cuerda. Tenemos más de 1.000 nuevos pedidos, la mayoría de la Península”, señaló.

Iker soplará hoy las velas de su quinto cumpleaños. Y lo hará sobre una tarta de su superhéroe favorito, Iron Man, y un salón lleno de globos. Su mirada y sus risas son las de un niño lleno de vida, “agradecido y feliz”, en palabras de su madre y que en tres meses volverá a subirse a un avión para viajar a Barcelona y seguir jugando con sus nuevos amigos de batas blancas que le iluminan la cara con luces de colores.

TE RECOMENDAMOS