puerto de la cruz

El Puerto de la Cruz estrena un nuevo Paseo de Agatha Christie tras seis meses de obras

La actuación ha supuesto la mejora de la zona, con la instalación de una plataforma continua peatonal bordeada por cipreses
El enclave luce un aspecto renovado tras las obras. Sergio Méndez
El enclave luce un aspecto renovado tras las obras. Sergio Méndez

Puerto de la Cruz ha vuelto a recuperar uno de sus lugares más emblemáticos, el Paseo de Agatha Christie (antiguo Paseo del Ciprés) en la zona de La Paz, denominado así porque la escritora británica se basó en ese lugar para escribir su novela El hombre del mar, durante su estancia en el Puerto de la Cruz.

Las obras, finalizadas estos días y ejecutadas por el Cabildo de Tenerife a través de un convenio con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, han supuesto una inversión que asciende a 373.820 euros.

La actuación se desarrolló durante seis meses y abarcó unos 1.300 metros cuadrados en una zona considerada como patrimonial de valor histórico. La misma ha supuesto la mejora del entorno que une la calle Leopoldo Cólogan Zulueta con el Paseo de la Costa, a través de una plataforma peatonal que recorre el paseo, flanqueado por cipreses, que históricamente lo han caracterizado y en su momento dieron nombre a la calle.

En la visita participaron el presidente insular, Pedro Martín; el consejero de de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo del Cabildo de Tenerife, José Gregorio Martín Plata; el gerente del Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación del Puerto de la Cruz, Fermín García Morales; y el alcalde, Marco González, además de concejales del grupo de gobierno.
Este último subrayó que la presencia del presidente del Cabildo “es una seña de la voluntad que hay de colaborar por parte de la Administración insular con la recuperación de un destino turístico pionero como el del Puerto de la Cruz”.

Respecto a la obra, valoró que “se haya salido de la piedra gris y porosa de otras calles y se haya elegido una de tono más claro, con una visión diferente que incluyen elementos de hierro y el nombre del lugar en la parte de los jardines que son los cipreses nuevos”, y confió en que los vecinos y vecinas lo cuiden “y pongan en valor lo que significa este paseo para los portuenses y para Agatha Christie”.

Por su parte, Pedro Martín sostuvo que cuando él y su equipo se trasladan a la ciudad turística a ver obras “viene a ver obras terminadas o que están en ejecución, ya que durante demasiado tiempo los portuenses han escuchado promesas sobre multitud de iniciativas que al final se quedaron en nada”.

En este sentido, recordó que hace unos meses -en concreto a comienzos de noviembre de 2020- estuvo presente en el arranque de los trabajos de la piscina municipal, y ayer acudió a visitar la terminación “de un paseo simbólico y con una gran connotación literaria”.

TE RECOMENDAMOS