fútbol

Luis, padre del adolescente agredido en un partido en Tenerife: “Pensé que mi hijo se moría”

Luis, padre del juvenil del Unión Isora salvajemente agredido el pasado sábado en el campo del Ibarra, relata que temió por la vida de su hijo cuando le propinaban patadas en la cabeza

“Pensé que mi hijo se moría”. Frase tan desgarradora la pronuncia Luis Brito, el padre de Cristian, jugador juvenil del Unión Isora que el pasado fin de semana fue salvajemente agredido en el campo del Ibarra. El futbolista sigue ingresado con una doble fractura de mandíbula y posiblemente tenga que ser operado.

La directiva del equipo del sur de la Isla, presidida por Gaspar Martín, ha decidido “cesar en sus funciones al delegado de campo y del equipo de dicho partido con efecto inmediato”, ya que fue él el que originó la agresión que sufrieron los jugadores del Unión Isora a manos de unos 20 o 30 salvajes que saltaron desde las gradas. Pero además, también apartó de la competición al Juvenil B para lo que resta de temporada, informó el Ibarra a través de un comunicado hecho oficial a través de sus redes sociales.

El jugador agredido, Cristian, quien perdió el conocimiento en el mismo terreno de juego tras los golpes recibidos, tiene 16 años y su padre vivió de cerca la agresión. “Estaba a 15 metros cuando le dieron la patada, no me di cuenta que era él hasta que lo vi tirado en el suelo”, dijo Luis en declaraciones a la Cadena Cope en Tenerife. “La patada fue a matar”, añadió el progenitor para explicar el nivel de dureza con que se emplearon los agresores.

Fue el propio entrenador del Unión Isora, el primero en ser agredido tras acabar el partido al recibir una patada a traición por el delegado del Ibarra B, el que pudo salvar la vida de Cristian. Lo tuvo que reanimar en un par de ocasiones hasta que llegó una ambulancia que lo logró estabilizar.

Gaspar Martín, presidente del Ibarra, afirmó en un comunicado que “tras dos días muy intensos de llamadas y mensajes queremos agradecer las muestras de apoyo al club. Nuestro club tiene mucha historia y una fama de hacer las cosas bien. Fuimos los primeros consternados por la situación, conocemos al chico y su familia ya que pasaron por esta cantera”.

También ha condenado los hechos el Gobierno de Canarias, el propio director general, Manuel López, se ha puesto en contacto con el Unión Isora deseando una pronta recuperación a Cristian y condenando este acto. “El deporte debe estar libre de estas actitudes”, dijo.

Obviamente los hechos están denunciados y el Ibarra confirma que ya hay “algún detenido”.

TE RECOMENDAMOS