política

Santiago Pérez, con vía libre para su nombramiento como senador

El Comité y la Ejecutiva regional del PSOE adoptan el acuerdo de proponer al lagunero como representante autonómico en la Cámara Alta; Blas Acosta será viceconsejero de Economía
El lagunero Santiago Pérez y el majorero Blas Acosta | SERGIO MÉNDEZ / DA

El Partido Socialista de Canarias ha dado por resueltos los problemas internos que, a raíz de la renuncia del senador autonómico Pedro Ramos debido a motivos de salud, habían surgido en el seno de la formación por decidir quién lo sustituiría. Como virtual relevo del tinerfeño se perfilaba el lagunero Santiago Pérez y, posteriormente, se sumó el majorero Blas Acosta; ambos, históricos de la formación y respetados por diferentes sectores del PSOE. Y anoche, la Comisión y la Ejecutiva regional socialista decidían que el primero fuera propuesto al Parlamento canario para su designación mañana en pleno, visto, entre otros factores, la renuncia del segundo a ser postulado.

Con el acuerdo alcanzado en la tarde-noche de ayer, se ponía fin a un hondo conflicto de equilibrio de cuotas insulares, ya que Ramos es un peso pesado del PSOE de Tenerife, ahora más unido que nunca en torno a la figura de Pedro Martín, y el nombramiento de Santiago Pérez venía avalado por esta agrupación. De otra parte se situaba Acosta, de la provincia de Las Palmas y con la apertura de juicio oral en el horizonte por presuntos delitos de administración desleal e insolvencia punible cuando era concejal del municipio de Pájara. Fuentes consultadas por esta redacción señalan que una de las dificultades a las que se hubieran enfrentado los socialistas en caso de designar al majorero como representante en la Cámara Alta es la incompatibilidad de ese tipo de causas judiciales con el desempeño de cargos públicos, recogida en el Código Ético que rige al partido.

Una posible traba que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, negó ayer, en declaraciones tras el acto institucional por el Día Internacional de la Mujer, que pudiera tener efecto, asegurando que si bien Acosta ya no optaba al puesto de senador, su virtual nombramiento hubiera estado avalado por los servicios jurídicos del PSOE. No obstante, en reconocimiento a los servicios prestados por el majorero -lleva 35 años militando bajo esas siglas- y atendiendo a su presunción de inocencia, Torres daba a conocer también que Blas Acosta asumirá en los próximos días el cargo de viceconsejero de Economía del Gobierno autonómico, puesto que hasta ahora ha ostentado Almudena Estévez.

El domingo, el que fuera líder de la primera Corporación de Fuerteventura se descartaba de las quinielas al Senado. Lo hacía con una carta dirigida a Ángel Víctor Torres en la que decía lamentar que su “legítima candidatura se haya convertido en pasto de filtraciones y falsedades”. Así, Acosta aseveraba no perseguir aforarse por las causas a las que deberá hacer frente: “Nada más lejos de la realidad”. “Al postularme como candidato pretendía aportar, sumar, contribuir a nuestro proyecto de transformación para Canarias, en ningún caso perjudicar a ningún compañero ni mucho menos al partido”, proseguía. Y concluía comprometiéndose a que “mi cabeza y mi corazón” estarán “con los valores que he defendido durante mis 35 años de militancia en el PSOE, y que en cualquier lugar en donde me encuentre siempre hallarás al hombre que, con orgullo y la cabeza bien alta, ha luchado y defendido estos valores: la libertad, la justicia y la democracia”.

TE RECOMENDAMOS