cd tenerife

Dos latigazos de Álex Muñoz le bastan al Tenerife para derrotar al colista (2-0)

El lateral blanquiazul resolvió con dos golazos, marcados en los minutos 85 y 91, un partido trabado, feo y aburrido que coloca de nuevo a los blanquiazules en la zona media alta de la clasificación
Tenerife-Alcorcón
Un instante del Tenerife-Alcorcón de una jornada anterior. / Foto: CD Tenerife

FICHA TECNICA

CD Tenerife: Dani Hernández, Moore (Kakabadze, min.46), Bruno Wilson, Carlos Ruiz, Álex Muñoz; Nono (Valera, min 63), Zarfino (Shashoua, min 73), Aitor Sanz, Vada; Javi Alonso (Folch, min 46) y Fran Sol.
Albacete Balompié: Tomeu Nadal; Arroyo (Vargas, min 88), Boyomo, Kecojevic, Fran García; Isaac, Eddy Silvestre (Mvondo, min 80); Dani Torres, Cedric (Tana, min 66); Manu Fuster (Peña, min 80) y Ortuño.
Goles: 1-0: min 86, Álex Muñoz. 2-0: min 92, Álex Muñoz.
Árbitro: Rafael Sánchez López (Comité murciano) amonestó a Shaq Moore (min 3), Valentin Vada (min 79) por parte del CD Tenerife y E. Silvestre (min 31), Cedric (min 38), A. Arroyo (min 64), Tana (min 83), Kecojevic (min 87) por parte del Albacete Balompié.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigesimonovena jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Heliodoro Rodríguez López, sin público.

Dos zurdazos espectaculares de Álex Muñoz resolvieron el partido trabado, feo y aburrido que disputaron el CD Tenerife y el Albacete Balompié. El lateral blanquiazul anotó dos golazos en los minutos finales del encuentro en uno de los partidos más grises jugado por el equipo tinerfeño desde que Ramis llegó a la Isla.

Tres novedades presentó el CD Tenerife en el once inicial ante el Albacete Balompié respecto a la formación titular que presentó contra el Real Zaragoza. Luis Miguel Ramis repitió el dibujo 4-2-3-1, pero esta vez con Gio Zarfino por detrás de Fran Sol. Las otras dos novedades figuraron en la defensa, a la que volvieron Bruno Wilson y Álex Muñoz, ocupando los lugares de Nikola Sipcic y Carlos Pomares, respectivamente, y que empezaron el choque en el banquillo.

Bermejo, quien en principio iba a formar en el once inicial, fue baja de última hora por unas molestias físicas, por lo que Nono jugó de inicio, y Jorge Padilla, que de entrada estaba excluido, finalmente entró en la convocatoria.

Durante los primeros 45 minutos de partido al CD Tenerife le costó hacerse con el dominio del partido y solo lo logró en tramos concretos. Es más, las tres ocasiones más relevantes del encuentro durante ese periodo fue para el equipo visitante.

La primera en el minuto 16, cuando Dani Hernández resolvió con acierto un mano a mano ante Manu Fuster. El meta pudo finalmente enviar el balón a córner. Seis minutos después Cedric disparó duro a la meta blanquiazul, pero el balón se marchó fuera. Y la tercera, y última en la primera parte para su equipo, fue un balonazo de Ortuño, próximo al punto de penalti, que se desvió fuera tras rozar la cepa exterior del poste izquierdo local.

Mientras tanto los blanquiazules ni siquiera lograron disparar entre los tres palos de la meta manchega. Y eso que el cuadro local apenas necesitó dos minutos de juego para poner en serios aprietos la puerta visitante, pero Nono desaprovechó una muy franca ocasión al disparar fuera.

Pero el Tenerife que jugó la primera parte no era el equipo estructurado y ordenador de tardes anteriores. Fue un equipo que improvisó según se iba jugando. Los locales necesitaban jugar a otra cosa para intentar derrotar al colista de la categoría, el Albacete.

Resolvió en la recta final

La segunda parte fue un constante intento por parte de Luis Miguel Ramis para que su equipo ganase el partido. Comenzó el segundo acto con un doble cambio con el que se sentó Moore, que tenía tarjeta amarilla, y Javi Alonso. El tarraconense le dio la oportunidad de entrar al partido a Folch y a Kakabadze.

Los blanquiazules parecían haber reanudado el duelo teniendo una marcha más que su adversario, aunque seguían teniendo dificultades para crear peligro. Solo cabe destacar un cabezazo de Fran Sol que se marchó fuera en los primeros 10 minutos.

A pesar de la doble variación que hizo Ramis, la situación del partido no mejoró demasiado, por lo que el entrenador local siguió haciendo cambios a ver si con alguno tocaba la tecla adecuada.

En el 62 entró Germán Valera, por un desafortunado Nono, y en el 73 se retiró Zarfino para que entrase al terreno de juego por Sam Shashoua.

Pero el Tenerife se guardaba lo mejor para el final. Cuando el partido caminaba por el minuto 80 y todo hacía indicar que el 0-0 iba a ser el resultado final, apareció Alex Muñoz y el cañón que tiene en su pierna zurda para destrozar la portería del Albacete. El lateral resolvió con dos zapatazos un partido aburrido.

En el 85, Germán Valera recoge un balón en la frontal y abre para que el defensa blanquiazul arme la pierna izquierda para mandar el balón al fondo de las mallas. Un obús que se coló por la escuadra derecha de un Tomeu Nadal que nada pudo hacer para evitarlo.

Lo mismo pasó pocos minutos después y con los mismos protagonistas. Ya en tiempo de prolongación, minuto 91, Álex Muñoz volvió a enganchar otro balón y con otro latigazo volvió a ponerla en la misma escuadra de la meta del Albacete. Imposible, de nuevo, para el meta del Albacete frenar el segundo misil que le había lanzado el lateral rival.

Obviamente, el cuadro manchego no tuvo tiempo para reaccionar y el Tenerife logró tres nuevos puntos que le acercan de nuevo a la zona media alta de la clasificación.

TE RECOMENDAMOS