santa cruz

Un empresario dona un centenar de menús para el comedor social La Milagrosa

La iniciativa de un empresario, David Ortega, permite que el Comedor Social de La Milagrosa reciba la donación de más de 100 menús que suministra una cafetería de la capital
Momento en el Sor María del Carmen Hernández (i) acudió a retirar los menús a la Cafetería Hawaii. / DA

Son muchos los que, durante gran parte de su vida laboral, una de las rutinas que incorporan a su día a día es la de comer fuera de casa. Unos lo hacen en bares de confianza, otros se llevan el táper para comer en el lugar de trabajo, y algunos combinan las dos opciones dependiendo del día. Frente a estas personas están las que ni tienen trabajo, ni comida que llevarse a la boca. Cuando los primeros levantan la vista y ven lo que hay a su alrededor, algunos, como David Ortega, se plantean hacer algo al respecto. En su caso, este orotavense, que lleva 25 años comiendo fuera de casa, en Santa Cruz para más señas, y en una cafetería concreta como es la Hawaii, en la calle Monteverde, se le ocurrió aportar su granito de arena ante el momento de la hostelería en general, y de un local que lleva 35 años dando servicio, en particular. Además, una iniciativa de la que también se benefician los más necesitados.

“Esta es una cafetería que lleva 35 años abierta y en la que los compañeros de trabajo y yo hacemos vida social, tomando el café, comiendo, y la verdad es que viendo lo mal que lo están pasando ellos, pero también el resto de gente, se me ocurrió encargarles que hicieran un determinado número de menús al día, que nosotros pagaríamos, y que a su vez se entregarían a quienes lo necesitaron durante tres días”, explicó David a DIARIO DE AVISOS.

Los usuarios del Comedor Social de La Milagrosa son los beneficiados de la iniciativa. / Sergio Méndez

Fue el Ayuntamiento de Santa Cruz el que intermedió para que fuera el Comedor Social de La Milagrosa el que recibiera la primera entrega de menús que ya ayer pudo recoger Sor María del Carmen Hernández, la responsable del Comedor Social de La Milagrosa. Hoy y mañana se repetirá la donación de estos menús, entre 30 y 40 diarios, que llegan en un momento en el que el número de personas que acuden al citado comedor, es cada vez mayor.

Cuenta David que su empresa, Fachada Dimurol, consiguió el apoyo inmediato de dos de sus principales proveedores, Pinturas Jotun y ferretería Rosalesa, “no se lo pensaron. En cuanto se lo propusimos nos dijeron que sí de inmediato y que contáramos con ellos sin dudarlo”.

David tiene claro que si dar a conocer esta iniciativa sirve para que otras personas la imiten y se sumen, será suficiente pago para él. “Esto es una iniciativa privada que, si sirve para que alguien se una y realice una similar me daré por satisfecho y la paz interior que me deja es todo lo que necesito”.

TE RECOMENDAMOS