arona

El Pleno de Arona ‘aparca’ las obras y Mena advierte de indemnizaciones millonarias

Una parte del PSOE y la oposición dejan fuera de las modificaciones de crédito las construcciones en marcha para “rescatar a los ciudadanos”
Una imagen del tenso Pleno celebrado ayer en Cabo Blanco. DA

El Pleno de ayer de Arona volvió a escenificar la división del grupo de Gobierno (PSOE) y el distanciamiento entre el equipo de Mena y la oposición.


En una tensa sesión, los ediles socialistas críticos con el alcalde unieron sus votos a la mayoría de grupos de la oposición para sacar adelante una enmienda a las modificaciones de crédito “para apostar por un incremento de las partidas destinadas a Servicios Sociales y al tejido productivo aronero”, explicaron en un comunicado emitido antes del Pleno.


CC, PP, CxA, Sí Podemos Arona y concejales del PSOE críticos con Mena se desmarcaron de la intención del grupo de Gobierno de destinar más de ocho millones de euros a terminar casi una decena de obras en diferentes núcleos del municipio, asegurando que “en este momento, lo primero son las personas, y tenemos que garantizar que ni un solo aronero deje de tener cubiertas sus necesidades básicas”.


“Las partidas destinadas a obras deben estar consensuadas con todos los grupos, para poder trabajar de forma coordinada y realista, en función de las necesidades sociales y de servicios de cada núcleo”, señaló en el comunicado firmado por una parte del PSOE y la oposición.


Este anuncio provocó una dura respuesta del grupo de Gobierno, que acusó a los concejales críticos del PSOE de provocar la “paralización” de obras como la cubierta del pabellón de Las Galletas, el Centro Cívico de esta localidad, el parque de Las Rosas, el Centro Cultural de Buzanada o la urbanización de la zona deportiva de Valle San Lorenzo.


Desde el Gobierno local se advierte de que la paralización de las obras exponen al municipio a “indemnizaciones millonarias” a las empresas adjudicatarias. De hecho, recuerda que el informe de Intervención municipal indica que, “al tratarse de obras ya adjudicadas y con compromisos contraídos, su eliminación conllevaría una posible responsabilidad contractual o patrimonial para este Ayuntamiento”.


El alcalde aronero, José Julián Mena, manifestó que la “ruptura de la disciplina de voto en el grupo socialista y la actitud de la oposición es un suicidio político que se comete con alevosía y con toda la intención de dañar a los vecinos, votando en contra de lo que habían prometido, un engaño que no podrá ser olvidado por los vecinos”.


La enmienda se aprobó con los votos de Dácil León, Yurena García, Elena Cabello y Sebastián Roque (PSOE), Luis García (edil no adscrito) y los concejales de CC, PP, CxA y Sí Podemos Arona. Siete representantes del Gobierno local y Francisco Niño (Cs) se abstuvieron, mientras que José Luis Gómez y Pura Martín (PSOE) se ausentaron.

TE RECOMENDAMOS