sanidad

Tenerife y Gran Canaria siguen en fase 3 con toque de queda a las 11

Las islas de Tenerife y Gran Canaria continúan de momento en el nivel 3 de la alerta por el coronavirus, mientras que El Hierro pasa del 1 al 2 tras un incremento “significativo” de los contagios de la COVID-19


Las islas de Tenerife y Gran Canaria continuarán de momento en el nivel 3 de la alerta por el coronavirus. No obstante, el toque de queda se amplía hasta las 23.00 horas. El Hierro pasa del nivel 1 al 2, tras un incremento “significativo” de los contagios.

El Consejo de Gobierno decidió ayer modificar el acuerdo del 19 de junio de 2020 de medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 para incluir leves cambios en algunas restricciones. Así, en el nivel de alerta 3, la limitación de la libertad de circulación de personas en horario nocturno pasa a ser de 23.00 a 6.00 horas, en lugar de comenzar a las 22.00, como hasta ahora.

En cuanto al cierre de la hostelería y restauración en las islas del nivel de alerta 3, se sitúa a las 23.00 horas, y se podrá prestar el servicio de recogida en el propio local hasta esa misma hora. Para facilitar el rastreo de casos, los servicios de comida y cena en zonas interiores de restaurantes deberán llevar un registro de entrada de clientes, y durante el periodo de un mes se conservará un listado con su nombre, apellidos y teléfono de contacto, además de la fecha y el horario del servicio.


En la rueda de prensa habitual tras la reunión del Ejecutivo regional, Julio Pérez constató que, en Tenerife y Gran Canaria, el número de contagios se mantiene en niveles que, según los parámetros de Salud Pública, “siguen siendo preocupantes”. El portavoz admitió que a veces le cuesta encontrar la palabra adecuada para expresar la situación, para hacerlo sin llegar al alarmismo pero sin caer en la despreocupación. Como ejemplo, apuntó que, en los últimos 15 días, Tenerife ha superado los cien contagios por jornada, de media, y Gran Canaria los 80. Por eso, el cuatripartito considera que deben permanecer en el nivel 3. Sobre la reducción del toque de queda, en beneficio de la hostelería, Julio Pérez contó que se ha llegado al conocimiento y convencimiento de que la aplicación de las reglas es cada vez más extendida y mejor. No habrá, por el contrario, novedades en lo que afecta al interior de estos establecimientos.

El consejero deslizó que próximamente se restablecerá, mediante un decreto, la posibilidad de viajar en las islas del nivel 3, aunque no sea por motivos de trabajo, sanitarios, para atender a un familiar o realizar trámites, siempre que se presente un PCR o test de antígenos negativo. Es la fórmula que se utilizó en la Semana Santa. Se autoriza, asimismo, el uso de piscinas cubiertas de titularidad pública por motivos terapéuticos, con limitación de aforos, en Gran Canaria y Tenerife.


Pérez se congratuló, en nombre del Ejecutivo, de que el grado de aprovechamiento de las vacunas contra la COVID-19 recibidas ronde el 93%, y resaltó que se está “muy cerca” de lograr el objetivo más inmediato de inyectar 20.000 dosis al día. En Canarias, incidió, hay “capacidad operativa” para administrar 30.000 vacunas diarias. Son más de medio millón las dosis inoculadas en un proceso de vacunación que progresa “de forma desigual” entre grupos de población y por islas, y, con datos del miércoles, el porcentaje de inmunización de la población diana alcanza el 7,29%.

Sobre la vacuna de AstraZeneca, Pérez dijo que se está pendiente de lo que determinen las autoridades en cuanto a las personas a las que se les ha administrado la primera dosis. Al vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, lo pincharon ayer, tras haber sido citado por el Servicio Canario de la Salud dentro del segmento correspondiente a su edad. Rodríguez animó a la ciudadanía a confiar en todas las vacunas disponibles, con independencia de su fabricante o nombre comercial, puesto que “han sido certificadas por entidades científicas de primer nivel y están demostrando una gran eficacia para combatir la pandemia”. Reiteró que solo con la inmunidad de la población se podrá superar.

A pesar del confinamiento perimetral en Tenerife y Gran Canaria, al Archipiélago puede viajar cualquier persona que presente un control sanitario. En esas islas, el interior de la hostelería está cerrado y los locales bajan la persiana a las 22.00 horas. En La Palma, La Gomera y El Hierro se permite un máximo de diez personas por mesa. El aforo máximo en Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa será de seis personas, y de cuatro dentro.

TE RECOMENDAMOS