inmigración

Canarias exige acelerar el reparto de menores tras la crisis de Ceuta

La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, pidió ayer de nuevo una ley que obligue a la distribución “corresponsable” de los jóvenes migrantes entre las comunidades
La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana. Sergio Méndez

Diario de Avisos / Agencias

La consejera canaria de Derechos Sociales, Noemí Santana, pidió ayer, en el Consejo Territorial convocado de urgencia por la crisis migratoria declarada en Ceuta, que se fije por ley una distribución equilibrada entre comunidades autónomas de los menores extranjeros no acompañados que llegan a España. El Gobierno autónomo aprovecha así la coyuntura para llamar la atención sobre la emergencia humanitaria y migratoria que se registra desde hace más de un año en el Archipiélago.


Antes de participar en esta videoconferencia convocada por Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Santana afirmó que espera que la crisis migratoria de Ceuta “sea una oportunidad” y sirva de “impulso” para encontrar “soluciones de una vez para Ceuta y para todas las comunidades que sufren esta problemática”.


En Canarias, aseguró Santana, “conocemos bien lo que es vivir una situación similar”. Actualmente hay unos 2.700 menores en las Islas bajo tutela de la comunidad autónoma que están en recursos dependientes del Gobierno canario o de los cabildos.

Según la consejera, “no podemos dejar la responsabilidad solo a las comunidades receptoras de personas migrantes”. Y aseguró que no es “una cuestión de solidaridad, sino de corresponsabilidad de todos los territorios del Estado”. Por eso, pidió de nuevo una ley que obligue a “un reparto corresponsable y solidario de los menores”, a que este sea “equilibrado” y en base a la población y a los recursos de cada comunidad autónoma y a que “el Estado también sea responsable de la tutela de estos niños y niñas” migrantes que llegan a territorio español”.


Además, advirtió de que “ha cambiado el perfil de personas migrantes, porque cada vez llegan más familias”, por lo que consideró que habrá que “adaptarse a las nuevas realidades”.


Según recordó Santana, el Gobierno autónomo ha trasladado al Estado español en varias ocasiones “su descontento por cómo se están gestionando muchos aspectos de la crisis migratoria”, y este cambio es algo por lo que “Canarias lleva mucho tiempo esperando”. Hasta ahora ha habido 101 menores trasladados a otras comunidades autónomas desde la Islas. Aunque agradeció esta ayuda, la consejera insistió en que “no es una cuestión de buena voluntad, sino que debería ser una corresponsabilidad de todos y por ley”.

Un nuevo recurso de acogida habilitado en el pueblo de Valsequillo

La Dirección general de Protección a la Infancia del Gobierno canario ha puesto en funcionamiento en el municipio de Valsequillo, en Gran Canaria, un nuevo recurso para la atención y acogida de menores migrantes no acompañados con capacidad para 20 jóvenes. El centro está gestionado por la Fundación SAMU.


La directora del nuevo recurso, Sara Ortega, mantuvo ayer una reunión con el alcalde del municipio, Francisco Atta, y con un grupo multidisciplinar de profesionales de la institución local con el fin de darles a conocer la naturaleza del centro. El Ayuntamiento quería informarse de cómo va a ser la gestión de este recurso.


“El objetivo es insertar a estos menores en la sociedad. Nuestra función es de orientación socio-laboral. Empieza con la tarea de documentar a los menores, escolarizarlos en centros educativos o en diferentes cursos y trabajar con ellos su futura emancipación”, señaló Ortega.

TE RECOMENDAMOS