tenerife sur

Güímar aspira a generar el 25% de la energía de Tenerife

Red Eléctrica solicitará los estudios geotécnicos para una central hidroeléctrica en los Hoyos del Valle, con una inversión de 500 millones
Imagen de las dos canteras del Valle de Güímar en las que, según previsiones y de acuerdo al interés manifestado hasta la fecha por la empresa promotora, Red Eléctrica, iría ubicada una central hidroeléctrica | DA

La central hidroeólica de El Hierro, Gorona del Viento, se ha erigido como una instalación puntera a nivel internacional, no en vano, en distintas ocasiones ha logrado abastecer de energía a la isla entera. Y ahora es el Valle de Güímar el que aspira a superar ese hito, albergando en la zona de Hoyos de extracciones de áridos una infraestructura hidroeléctrica 30 veces mayor que la herreña que, de acuerdo con los primeros cálculos, sería capaz de generar electricidad para satisfacer el 25% de la demanda actual de la Isla. Se trata de un proyecto sobre el que ya informó DIARIO DE AVISOS en enero de 2020 y que en las últimas semanas ha dado pasos hacia delante, en la medida en que se ha desbloqueado la posibilidad de que la empresa impulsora de la iniciativa, Red Eléctrica, pueda utilizar dos canteras de dicha zona.

Así lo confirmaron fuentes municipales a este periódico, las cuales destacaron la idoneidad del área escogida, que durante cuatro décadas fue maltratada por la extracción incontrolada de áridos y ya cuenta con una red de alta tensión de 220 KV, imprescindible para ponerla en marcha. Gracias a la propuesta que está sobre la mesa, “se regenerarían estos espacios, totalmente degradados y esquilmados”, indican las mismas fuentes, resaltando el trabajo desarrollado hasta la fecha por el alcalde de la localidad, Airam Puerta, al haber mantenido a lo largo del tiempo diversos encuentros con los promotores de la central, cuyo coste se estima en 500 millones de euros, con capacidad para generar alrededor de 2,5 GW por hora.

No obstante, el regidor también tiene previsto efectuar gestiones con el Gobierno de Canarias, el Cabildo y otros colectivos, entendiendo que el proyecto va más allá de las competencias municipales; sobre todo, considerando que para su cristalización el Ejecutivo autonómico deberá declarar el interés público de la iniciativa, que puede venir justificado por la reconversión de la zona en un enclave generador de energía 100% renovable, encaminado a favorecer a descarbonización de nuestra atmósfera, en concordancia con el séptimo objetivo de la agenda 2030, que hace referencia a “garantizar el acceso a energía asequible, segura, sostenible y moderna a todas las personas”; o el décimo tercero, que propone “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”. Incluso el número 11, que aboga por “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

En próximas fechas, según ha podido saber el DIARIO, Red Eléctrica solicitará la viabilidad de los estudios geotécnicos de las canteras escogidas, a fin de analizar aspectos relativos a la estabilidad del terreno y su permeabilidad, como se le ha indicado desde la Corporación local. Asimismo, el alcalde, por su parte, se reunirá con el consejero regional de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, en aras de trabajar conjuntamente en una acción que busca cambiar la imagen del municipio, “generando múltiples puestos de trabajo para intentar corregir la situación de desempleo que sufre la isla de Tenerife”, agravada por la irrupción de la pandemia de la COVID-19, y “contribuyendo a que Guímar sea el epicentro de las renovables en la provincia de Santa Cruz de Tenerife”, añaden las fuentes.

FUNCIONAMIENTO DE UNA HIDROELÉCTRICA

Las centrales hidroeléctricas se componen de dos embalses de agua a diferentes cotas. En este caso, se plantea que sendos depósitos estén ubicados a una distancia de aproximadamente 300 metros en sentido vertical. El intercambio del líquido elemento entre los recipientes es el que genera electricidad, puesto que hace mover unas turbinas, encargadas de convertir la energía cinética en eléctrica, que más tarde se almacena o pasa directamente a la red de distribución. En este sentido, cabe señalar que para impulsar el agua desde la balsa inferior hacia la superior y dar continuidad al ciclo se suelen emplear aerogeneradores, que se instalarían en las proximidades, siguiendo el sistema empleado por la ya mencionada Gorona del Viento, pero con la particularidad de que el agua utilizada provendría de una EDAM, es decir, una Estación Desaladora de Agua Marítima.

Estas infraestructuras, respecto a otras de energía limpia, poseen un rendimiento global muy elevado, de entre el 90 y el 95%, teniendo en cuenta que se aprovecha casi toda la energía potencial del agua. Las pérdidas son mínimas. Otro ejemplo es la central hidroeléctrica de bombeo Chira-Soria, en Gran Canaria, también gestionada por Red Eléctrica y que, según describe la propia empresa, constituye “una eficaz herramienta de operación del sistema eléctrico para mejorar la garantía del suministro, la seguridad del sistema y la integración de las energías renovables”, contribuyendo a “avanzar hacia un nuevo modelo energético en Canarias, más seguro, más eficiente y respetuoso con el medio ambiente”.

MÁS VENTAJAS

Desarrollando las ventajas de este tipo de instalaciones, resaltan que se incrementa la garantía sobre el suministro, “al aumentar la potencia instalada y el refuerzo de la seguridad del sistema energético”, elemento que consideran “fundamental para un sistema eléctrico aislado y, por lo tanto, más vulnerable, como el sistema canario”. Además, en caso de interrupción del suministro, matizan, “permitirá agilizar y reducir drásticamente los tiempos de reposición”. Una virtud que podría reducir, por ende, la afección que han tenido los ceros energéticos sufridos en la isla de Tenerife; en septiembre de 2019 y en julio de 2020 tuvieron lugar los últimos, paralizando parte de la actividad económica tinerfeña hasta la reanudación del servicio.

Por otra parte, Red Eléctrica, en el caso grancanario, apunta a una mayor independencia energética y ahorro en los costes variables de generación, que se cifrarían en unos 122 millones de euros anuales “al reducir las importaciones de combustibles fósiles, más caros y contaminantes”. Y cita el Plan Nacional de Energía y Clima, también conocido como PNIEC, que fija como objetivo para el año 2030 que “el 74% de la energía eléctrica generada a nivel nacional sea de origen renovable”; un valor que para el Archipiélago se sitúa, de acuerdo con dicha estrategia, en que la mezcla de las centrales de combustible fósil deberá reducirse al menos a la mitad.

EL CABILDO, A FAVOR

Ya en enero del año pasado, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina, afirmaba que “es un proyecto muy serio”, no una “ocurrencia caprichosa”; extremo que se confirma ahora, con la pretensión de la empresa de solicitar los estudios pertinentes.

“Plantea una solución para dos canteras, porque serán depósitos para almacenar agua que funcionarían como vasos reguladores y buena parte de la línea de tubería por donde circulará el agua iría soterrada, de tal forma que los áridos que se generan de esa obra servirían para restituir los ámbitos dañados”, indicaba el responsable del Área, refiriéndose a la zona que ha sido objeto de actuaciones de extracción de áridos sin control y que ahora, con esta iniciativa, podría restituirse parcialmente, pasando de ser un terreno maltratado a una infraestructura de generación eléctrica de referencia ya no solo en la Isla, sino en Canarias.

TE RECOMENDAMOS