sucesos

Pillan a un motorista a más de 235 km por hora en Lanzarote

Circulaba por una vía con velocidad máxima permitida de 100 kilómetros por hora
AGENTE DE GUARDIA CIVIL
Un agente de la Guardia Civil.

Un motorista ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito contra la seguridad vial tras ser sorprendido cuando circulaba a 235 kilómetros por hora por una carretera de Lanzarote donde la velocidad máxima permitida es de 100 por agentes de la Guardia Civil, según ha anunciado este viernes el instituto armado.

Un control de velocidad que sus agentes de Tráfico tenían establecido en la carretera LZ-20 (Arrecife-Tinajo), a su paso por el municipio de San Bartolomé llevó a descubrir al infractor semanas atrás, se explica en un comunicado de su Comandancia de Las Palmas.

La cual destaca que, “tan pronto como la motocicleta fue detectada por el cinemómetro, se estableció el dispositivo correspondiente al objeto de proceder a detención, dándose posteriormente el inicio al resto de diligencias con aportación del fotograma tomado por el cinemómetro e informes realizados por la fuerza instructora del Destacamento de Tráfico en la colaboración con el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tías”.

Identificado el conductor, fue informado de que tal conducta pudiera ser constitutiva de infracción penal y se presentó el correspondiente atestado a Juzgado de Guardia y Fiscalía, donde fue citado, prosigue.

Y añade que “se da la circunstancia de que, tras la celebración de la vista oral, el investigado fue condenado a la privación de libertad durante dos años y a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante cuatro años”. 

TE RECOMENDAMOS