deportes

Álvaro Hernández Cabezuela, talento al servicio del golf canario

El jugador sureño logra el Campeonato de España absoluto 74 años después del último triunfo tinerfeño en este torneo
Álvaro Hernández Cabezuela, con el trofeo de campeón de España. Adolfo Juan Luna

Ha llegado para hacer historia. Álvaro Hernández Cabezuela se ha convertido en el campeón de España absoluto de golf después de 74 años de sequía tinerfeña en este torneo. Aureliano Yanes lo logró en 1942 y Eugenio Machado ganó en 1947, desde entonces nombres como el de Jon Rahm dan brillo a un palmarés que vuelve a hablar con acento tinerfeño.


Ya había avisado Hernández Cabezuela hace apenas un mes con un excelente rendimiento que permitió pasar el corte en el Tenerife Open del European Tour celebrado en el campo de Costa Adeje, en sus dominios del sur de la Isla.


En otro campo muy familiar le llegó el mayor éxito de su aún corta carrera deportiva. Y es que el RCG de Guadarrama está cerca de San Pedro de Alcántara, patria chica de su madre, Mamen. Allí se consagró antes de dar el siguiente paso en su trayectoria, el profesionalismo.


“Fue una semana de muchas emociones y también de mucho nerviosismo”, relataba el joven tinerfeño, que resolvió su triunfo en una dura pugna con otros dos talentos de buen futuro, Álvaro Mueller y Jorge Siyuan, que apretaron de lo lindo en la última vuelta.


A Hernández Cabezuela le bastó con los 70 golpes para hacer buenas sus tres vueltas anteriores, todas de 66. “Jugué muy bien toda la semana, en las tres primeras vueltas fueron fantásticas, jugando muy cómodo y la última no fue tan cómoda”, explicaba. Empezó con un bogey, pero tuvo temple para darle la vuelta a la situación cuando iba perdiendo por un par de golpes.


Un birdie en el 17 marcó la diferencia de un golpe sobre sus perseguidores. Lo justo para hacerle sentir “muy feliz, muy contento y muy orgulloso, porque detrás de esto hay muchas horas de trabajo y siempre es gratificante ver que el trabajo vale la pena”. Ganar en su “segunda casa” fue el motivo que hizo “más especial si cabe” este título nacional absoluto de un jugador que quiere volver a poner el golf tinerfeño en los mapas mundiales.

TE RECOMENDAMOS