violencia de género

La carta de despedida que recibió la pareja de Tomás Gimeno no decía nada de las niñas

La magistrada aclara que la compañera sentimental del padre de las niñas no podía intuir que se estaba gestando la comisión de alguna acción ilegal
Cartel como desaparecido de Tomás Antonio Gimeno, en un caso que la Justicia califica de presunto secuestro. DA
La carta de despedida que recibió la pareja de Tomás Gimeno no decía nada de las niñas. DA

La carta de despedida que recibió la pareja de Tomás Gimeno no hacía referencia alguna a Anna y Olivia, según ha aclarado en un nuevo auto la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar.

El día de la desaparición, a las 17.00 horas, Tomás dejó a Olivia en clases de alemán. En ese momento, entregó a su pareja, directora del centro, un estuche lapicero con cinta de embalar, pidiéndole que le llamara a las 23.00 horas.

Pese a ello, abrió el estuche a las 17.20 horas, encontrando en su interior un fajo de dinero por importe de 6.200 euros y una carta despidiéndose de ella, “sin que hiciera alusión alguna a las menores”.

La magistrada aclara, por tanto, que en la carta de despedida no se hacía referencia alguna a que Tomás tuviera en su poder a las niñas, por lo que su pareja no podía intuir que se estaba gestando la comisión de alguna acción ilegal.

La juez envía el caso al Juzgado de Violencia sobre la Mujer

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar ha formalizado hoy miércoles su inhibición en el conocimiento del caso de las niñas Anna y Olivia a favor de los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife,

Según fuentes judiciales, la magistrada habría dado este paso al emitir la Fiscalía hoy mismo informe favorable sobre esta competencia y estar la madre de las niñas, denunciante de su desaparición, domiciliada en este partido judicial.

La autoridad judicial ha dictado un auto en el que ya se califica el caso como presuntamente constitutivo de sendos delitos de asesinato y un delito contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género, en referencia a la madre de las pequeñas y el trato que supuestamente le dispensó Tomás Gimeno desde que se separaron hace aproximadamente un año.

La resolución, aparte de confirmar la inhibición ya anunciada, es prácticamente idéntica a la dictada por la juez instructora el pasado sábado; sólo aclara, en referencia a la carta que dejó Tomás dirigida a su actual pareja despidiéndose de ella, que en la misma éste no hacía referencia alguna a que tenía en su poder a las niñas, por lo que la destinataria no podía intuir que se estaba gestando la comisión de alguna acción ilegal.

TE RECOMENDAMOS