justicia

La hostelería en Tenerife reabre los comedores por orden del TSJC

El alto tribunal tumba el cierre interior de la restauración decretado por el Gobierno canario. No existen evidencias de que causen los contagios, según el auto, que califica la situación de una “tortura” para el sector. Hoy se reúnen el Ejecutivo y los empresarios para consensuar las nuevas limitaciones
La hostelería en Tenerife reabre los comedores por orden del TSJC. DA

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) suspendió ayer la ejecución de las medidas restrictivas del nivel 3 para frenar los contagios de COVID-19 en Tenerife, que afectaban al sector de la hostelería y la restauración de la Isla. De esta manera, estos establecimientos pasan a regirse por las medias que estaban activas en el nivel 2, es decir, un 50% de aforo en el interior, con un máximo de cuatro personas por mesa y el consumo en barra con un máximo de dos personas en grupo. En el exterior, se pasa a tener un aforo del 75% en las terrazas y las mesas podrán tener un máximo de seis comensales. Además, se ampliará el horario hasta las 00.00 horas.


El auto suspende con efecto inmediato la prohibición de prestar servicio y permanencia en zonas interiores de los locales (salvo para el uso de los aseos y la recogida de comida), el consumo en barra y el prestar el servicio de bufé o autoservicio. También se levanta la limitación al 50% del aforo en las terrazas y se amplía la ocupación máxima por mesa o grupo de mesas, que estaba establecida en solo cuatro personas en el exterior.

Asimismo, tumba el cierre completo de los establecimientos antes de las 23.00 horas. Con carácter cautelarísimo y, por tanto, sin dar trámite de audiencia a la parte demandada, la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC de Santa Cruz de Tenerife expone que, en principio, ni el cierre de los locales de hostelería ni la limitación del aforo en las terrazas “se han demostrado como las causas de la problemática de los contagios ni se prevén como las soluciones”.


El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) estimó la petición de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Facua) y la Asociación de Empresarios del Ocio y la Restauración (AERO) solicitaban e un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del Gobierno de Canarias del pasado 23 de junio suspender con carácter cautelar la actualización de medidas de prevención establecidas por el Ejecutivo canario en dicha reunión en referencia a la isla de Tenerife, en concreto, el cierre del interior de los locales de hostelería y la limitación al 50% del aforo en las terrazas.


Según el auto del TSJC, “no existen evidencias” de que la evolución de la pandemia esté “siendo causada por la actividad económica desarrollada en la restauración y hostelería”, por lo que considera que las restricciones adoptadas en el nivel 3 “ni mucho menos se prevén como las soluciones a una situación que no es dramática para la presión asistencial, pero que sí constituye todo un drama para el sector de la restauración y hostelería”.

Acuerdo para aplicar un nivel 2 ‘reforzado’ en Tenerife


Este fallo se conoció en el transcurso de la reunión convocada de urgencia entre los representantes del sector de la hostelería, la restauración y el comercio del Archipiélago con el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres; el director del SCS, Conrado Domínguez; el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y la presidenta de la Fecam, María Concepción Brito. Todos se dieron un plazo de 24 horas (se volverán a reunir hoy a las 14.30 horas) para tratar de lograr un acuerdo que permita doblegar la curva de contagios en Tenerife y que podría pasar por la aplicación de un nivel 2 reforzado.


Ángel Víctor Torres acató el auto del TSJC, si bien espera “alcanzar un acuerdo” con los hosteleros para que la actividad “sea segura y se ayude a controlar la subida de contagios”. Igualmente, reconoció la responsabilidad del sector y “nos volveremos a sentar con ellos”. “Buscaremos fórmulas porque ninguno quiere que suba el nivel de contagios”, dijo.


El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, indicó que todos son conscientes de que estamos en un momento “muy grave y muy serio”, por lo que están dispuestos a adoptar “alguna medida suplementaria” a pesar del auto. Por ello, se planteará “un punto intermedio entre el nivel 2 y 3”, con algunas restricciones en los interiores de los locales. Martín confía en que sea posible llegar a un consenso que permita “establecer una situación clara”, porque “no podemos estar cambiando las reglas del juego todo el rato”. Asimismo, apeló a “la responsabilidad del sector” y deseó que la propuesta que presenten “permita llegar a un acuerdo y evitar más pleitos” judiciales y consensuar las medidas, además de que “se puedan extrapolar” al resto del Archipiélago.
El vicepresidente Román Rodríguez afirmó que hay que “acatar y respetar la decisión y buscar otros mecanismos para contraer la incidencia” en Tenerife, y abogó por incidir en la “concienciación ciudadana”, ya que considera que quienes incumplen las medidas son “una minoría”. Hay que contener la COVID “por la salud de la gente y el impacto de la economía”.


Por su parte, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, afirmó que el nivel 3 “dejaba en riesgo a miles de empresarios, autónomos y sus empleados que llevaban 15 meses siendo el sector, junto al hotelero, más castigado por la pandemia“. Por esa razón, “debía ser tratado con especial cuidado por parte de las administraciones a la hora de tomar estas decisiones, que el TSJC ha tumbado, porque entiende que son arbitrarias y no están lo suficientemente justificadas”. Por otro lado, Luis Yeray Gutiérrez abogó por llegar a “consensos” y no “ponerse medallas”.

Los hosteleros tienden la mano al diálogo y a una solución consensuada

Los representantes del sector de la hostelería tienen la pelota en su tejado. Un sector que lo está pasando muy mal hasta ahora. Hoy presentarán una postura común al Gobierno para buscar una solución consensuada.


El presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, afirmó que “no hemos sido partidarios de presentar recursos ni judicializar la situación. Nuestra postura siempre ha sido buscar el consenso y la negociación“, pero, dado que “no hubo en este último consejo de Gobierno una mesa de reunión ni ningún tipo de consenso, evidentemente debíamos defender los intereses de nuestros asociados”.

Para Fauca, la hostelería ha sido “un sector vilipendiado y criminalizado durante todos estos meses”. Sin embargo, Moujir aclaró que el objetivo es llegar a un acuerdo y “porque ha habido una apuesta por el diálogo”, valoró Moujir.


Mientras, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Ocio y la Restauración (AERO) de Tenerife, Carlos Quintero, manifestó que “queremos llegar a un consenso. No estamos por la labor de entrar en una maraña judicial que no nos lleve a ningún lado”, reiteró. Asimismo, “somos los primeros que queremos que los contagios se controlen y la incidencia baje para que vengan turistas”.

TE RECOMENDAMOS