sanidad

Dime cuántos años tienes y te diré qué vacuna de la Covid te van a poner

La vacuna de Janssen, por ejemplo, solo está indicada para un reducido grupo de edad y bajo ciertas circunstancias
Vacunódromo del pabellón Santiago Martín. SERGIO MÉNDEZ
Vacunódromo del pabellón Santiago Martín. SERGIO MÉNDEZ

La vacunación sigue avanzando en España. Al menos un 42% de la población ya ha recibido la pauta completa. Unos datos tranquilizadores en un momento en el que los casos notificados de Covid-19 y la incidencia acumulada vuelven a dispararse.

Muchas comunidades han recogido el testigo que dejó la última actualización de la Estrategia Nacional de Vacunación. El documento apuntaba que, en el proceso de vacunación, “se podrá ir solapando la captación de diferentes grupos, manteniendo el orden de edad descendente” debido a la situación epidemiológica actual y la entrada del periodo estival, además de “por cuestiones organizativas y de factibilidad”.

Es el caso de comunidades como Cataluña, Islas Canarias, Castilla-La Mancha, Islas Baleares, Navarra o la propia Comunidad de Madrid -desde este viernes-, que ya han abierto la vacunación masiva de la población a los menores de 30 años.

El documento elaborado por el Ministerio de Sanidad establece también el tipo de vacuna que le corresponde a cada persona en función de su edad y su estado de salud. Más allá de las dudas que puedan surgir, las indicaciones son claras.

Personas de 12 años o más

Las dos dosis de la vacuna de Pfizer se podrán administrar a todas aquellas personas de 12 años o más con un intervalo de 21 días entre medias. Sanidad advierte que los síntomas más comunes registrados en personas vacunadas con Pfizer son dolor en el lugar de la inyección (80%), fatiga o sensación de cansancio (60%) o dolor de cabeza (50%).

Si bien, informan de que son síntomas en su mayoría leves y desaparecen en pocos días tras la vacunación. Además, estas reacciones son más frecuentes tras la segunda dosis y su frecuencia disminuye con la edad.

Personas de 18 años o más

Si tienes 18 años o más, las opciones aumentan. Además de Pfizer, también podrás vacunarte con Moderna, para la que se requerirán dos dosis pero, a diferencia de la norteamericana, se inocularán con un intervalo de 28 días. Las reacciones a esta vacuna pueden ser variadas, pero en ningún caso entrañan riesgos para la población. 

Como recoge la Estrategia Nacional de Vacunación, los efectos adversos más frecuentes son parecidos a los de la vacuna de Pfizer: dolor en el lugar de inyección (92%), fatiga (70%), cefalea (64,7%) o  mialgias (61,5%). 

También se han descrito reacciones cutáneas tardías cercanas al lugar de inyección que ocurren unos 7 días (entre 2 y 12 días) después de recibir la vacuna de Moderna y que fueron descritas como placas rosáceas edematosas, pruriginosas y dolorosas. Esta reacción puede aparecer antes tras la segunda dosis, pero suelen resolverse en unos cinco días -aunque en algunos casos pueden persistir hasta 21 días-. En ningún caso supone una contraindicación para la administración de la segunda dosis.  

Las personas de 60 años o más

Las dos dosis de la vacuna de Astrazeneca se reservan para las personas de 60 años o más edad y se inocularán con un intervalo de entre 10 y 12 semanas. De momento, se han administrado unos tres millones de dosis y al menos cinco millones de personas ya cuentan con una inyección de esta vacuna, según los últimos datos publicados en el informe sobre la actividad de vacunación en España.

Como ocurre con las otras vacunas, las dosis de Astrazeneca recogen algunos efectos secundarios que pueden aparecer o no. Los más comunes son sensibilidad (63,7%) o dolor (54,2%)  en el lugar de la inyección, fatiga (53,1%) o cefalea (52,6%). 

La ficha de la vacuna de Astrazeneca recoge que las personas de mayor edad presentaron menor frecuencia de reacciones adversas y de intensidad leve y señala que puede existir un riesgo muy infrecuente de trombosis con trombocitopenia, sobre todo en personas menores de 60 años y mujeres.

Las excepciones de Janssen

La vacuna de Janssen también se está administrando en nuestro país, pero con algunas excepciones. Se podrá inocular en personas de 18 años o más siempre que pertenezcan a colectivos vulnerables desde el punto de vista social, económico y/o laboral -como personas sin hogar, sector hortofrutícola e inmigrantes sin regularización de la situación administrativa-; grandes dependientes de difícil accesibilidad, aquellas con autismo profundo y enfermedad mental con alto riesgo de agitación por su patología de base; personas difíciles de captar para la vacunación -trabajadores del mar que realizan pesca de altura en campañas de larga duración y población en centros de internamiento o tutelados-, o cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo y personas que por razón de su actividad no se vayan a encontrar en España en las fechas de la segunda dosis.

En cuanto a la vacunación con Janssen, en una reunión extraordinaria de la Comisión de Salud Pública con fecha de 1 de junio de 2021, se acordó además continuar administrando esta única dosis a aquellas personas que tuvieran entre 40 y 49 años de edad. Este grupo poblacional, además, también podrá vacunarse con Moderna o Pfizer según disponibilidad. Si bien, hay que tener en cuenta que desde Sanidad desaconsejan la inoculación de Janssen a personas con antecedentes de trombocitopenia inducida por heparina.

Como en los anteriores casos, los síntomas más comunes que pueden surgir tras la vacunación son el dolor en el lugar de inyección (40%), cefalea o fatiga, siendo mayoritariamente de intensidad leve o moderada y desapareciendo en pocos días tras la vacunación. En este caso, también existe un riesgo muy infrecuente de trombosis con trombocitopenia, sobre todo en personas menores de 60 años y mujeres.

((Puede leer la información al completo en la web de El Español))

TE RECOMENDAMOS