sanidad

El área de genómica del ITER, referente durante la pandemia

Pedro Martín y Blas Trujillo valoran y ensalzan el trabajo realizado por los investigadores del departamento cuya labor ha hecho que Tenerife sea líder en secuenciación
Carlos Flores, Pedro Martín, Blas Trujillo y José Miguel Lorenzo durante la rueda de prensa. | Sergio Méndez

El Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias ensalzaron ayer la labor del departamento de Genómica del ITER durante la pandemia, pieza fundamental en colaboración con el Servicio de Microbiología del Hospital de La Candelaria para colocar a Canarias a la vanguardia del estudio y detección de las diferentes variantes de la COVID-19.

El acto contado con la presencia del presidente del Cabildo, Pedro Martín; el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, y dos representantes del departamento de Genómica, Carlos Flores y José Miguel Lorenzo.

Martín valoró el importante papel desempeñado en la crisis pandémica no sólo para aportar datos a la investigación, “sino también para salvar vidas”, y puso en valor que esta experiencia se ha podido trasladar al resto del mundo. En estos momentos, el departamento ha situado a la isla y a la región “a la cabeza en secuenciación del coronavirus, lo que permite conocer en todo momento qué variantes del coronavirus entran, cómo evolucionan y cómo combatirlas”.

Desde el inicio de la pandemia el laboratorio de Genómica ha desarrollado un “trabajo intenso” en colaboración con el Servicio Canario de la Salud (SCS), la Fundación Canaria Instituto de Investigación Sanitaria de Canarias (FIISC) o la Universidad de La Laguna con el objetivo común de combatir la enfermedad. Puso como ejemplo el trabajo que se realizó para reducir los tiempos para obtener resultados con los PCR, con un sistema “absolutamente novedoso” a nivel mundial, cuando faltaban stocks que obligó a plantear alternativas a las técnicas diagnósticas.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, puso en valor la colaboración que “va a continuar”, y afirmó que representa una “línea de investigación e innovación fundamental” para hacer frente a la pandemia. Además, resaltó que el trabajo ha posibilitado que Canarias haya pasado “de la prehistoria al primer nivel” y se haya convertido en una de las comunidades que mejor secuenciación del genoma realiza. Esto permite “una seguridad sanitaria” para la población, pero también para ser considerado “como un destino seguro”, ya que nos ven como un lugar preparado y capaz”.

Por su parte, Carlos Flores expuso que el trabajo del departamento en colaboración con el laboratorio de Microbiología del HUNSC desde que comenzó con el análisis de pruebas PCR, incrementando su efectividad a través del novedoso ‘método del calentón’ que permitió multiplicar por cuatro el número de pruebas diagnósticas e informar al sistema sanitario sobre cuáles de las pruebas tenían una mayor sensibilidad.

Se anticiparon a la vuelta a las aulas evaluando técnicas que tenían que ver con “el testeo en grupo para conseguir un mayor cribado poblacional” en una misma unidad de tiempo. Posteriormente se identificó “la existencia de componentes genéticos e inmunológicos” que incidían en la gravedad de la afección del virus, -uno de cada siete casos de personas que ingresaban en UCI compartían- lo que suscitó el interés de farmacéuticas que iniciaron ensayos clínicos que podrían trasladarse en medicamentos en breve.

Actualmente trabajan en la necesidad de terminar la secuenciación del virus para identificar mejor los contactos. Esto permitió identificar las pasadas navidades la llegada de la variante alfa (británica) en Tenerife y, además, propició en marzo el establecimiento como centro de referencia en Canarias de un grupo de expertos para vigilar la evolución del virus desde un punto de vista genómico.

Flores destacó que “en estos momentos estamos en una de las situaciones más óptimas para la detección de las variantes” del virus de una manera temprana, y que Canarias se sitúa “entre las primeras comunidades, si no la primera, en el número de secuenciaciones de muestras positivas, que van en aumento”.

Por su parte, José Miguel Lorenzo, recordó que el virus como patógeno “está mutado continúamente a lo largo de todo su genoma”, buscando “una ventaja para completar su ciclo en el ser humano. Esa ventaja adaptativa es una selección natural acelerada por el ciclo de replicación viral muy intenso”. Detalló que hoy existen cinco o seis variantes preocupantes y en los últimos siete meses la variante británica ha bajado su frecuencia a favor de otras como la delta (india), que ha ido aumentando en los últimos tres cuatro meses su frecuencia hasta convertirse en la variante dominante.

Para afrontar los próximos meses de la pandemia, el departamento de genómica ha elaborado varias propuestas de proyectos para captar fondos europeos y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, lo que permitirá afrontar la contratación de personal cualificado y mejorar el equipamiento del laboratorio de Genómica. A final de mes incorporará un servidor que va a facilitar el análisis y la emisión de resultados dirigidos a Salud Pública. En septiembre llegará un secuenciador masivo de ADN que va a posibilitar multiplicar por cuatro la actual capacidad de secuenciación, así como la adquisición de otro secuenciador de tercera generación que permitirá el seguimiento de brotes .

TE RECOMENDAMOS