santa cruz de Tenerife

El Templo Masónico, a la espera de que el Cabildo dé el visto bueno al proyecto

El Ayuntamiento ejecutó una limpieza de la fachada el mes pasado, dejándola libre de escombros, basura y malas hierbas; el área de Infraestructuras confía en poder licitar las obras antes de final de año

En noviembre de 2019 se formalizó la adjudicación del proyecto de rehabilitación del Templo Masónico de Santa Cruz, único de sus características en Europa. Últimamente ha preocupado a los vecinos su deterioro y estado de abandono.

Imagen del Templo Masónico después de que el mes pasado se procediera a realizar una limpieza de la fachada del edificio.
El Templo Masónico después de que el mes pasado se procediera a realizar una limpieza de la fachada del edificio. Fran Pallero

Los adjudicatarios tenían ocho meses para entregar la evaluación estructural y constructiva, así como la redacción del proyecto, pero no fue hasta el pasado 28 de mayo de 2021 cuando se produjo la recepción de los trabajos en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Así consta en la respuesta que el área de Infraestructuras, que dirige Dámaso Arteaga, entregó al PSOE el pasado mes de junio. Según explica Arteaga, tras la entrega del Proyecto de Ejecución del Templo Masónico, este se envió a Patrimonio Histórico del Cabildo y a la Gerencia de Urbanismo, para que emitan las autorizaciones sectoriales pertinentes, mientras que desde el servicio de Patrimonio se está realizando actualmente la supervisión del proyecto de ejecución.

A principios del mes de julio, desde el área insular de Patrimonio se informó a DIARIO DE AVISOS que, el proyecto básico ya había sido informado favorablemente por la Comisión insular de Patrimonio, y ahora, los técnicos del área están trabajando en informar el citado proyecto de ejecución. Una vez ocurra esto, se podrán licitar las obras para rehabilitar el único edificio de estas características en Europa.

Imagen del Templo Masónico después de que el mes pasado se procediera a realizar una limpieza de la fachada del edificio.

Mientras tanto, el área de Infraestructuras ha procedido a limpiar la fachada del Templo Masónico de malas hierbas, escombros y basura que se había ido acumulando en los exteriores del inmueble. Los operarios dieron un lavado de cara al inmueble y, tal y como avanzó Arteaga, se espera que este mismo año se puedan licitar las tan esperadas obras que devuelvan el esplendor a esta parte de la historia de Santa Cruz.

Una limpieza que se produjo coincidiendo en el tiempo con las denuncias vecinales del abandono en el que se encontraba el inmueble, y el daño que esas malas hierbas estaba ocasionando en su fachada, incrementando las grietas que ya presenta. Estos vecinos preocupados por el edificio han hecho circular por las redes sociales el deterioro que sufre un templo masónico único en Europa. Desde las distintas Logias de la masonería se está dispuesto a apoyar su rehabilitación.

Algunos informes de Urbanismo llegaron a hablar hace ya cuatro años de riesgo estructural, tanto, que, tras un breve periodo en el que se permitieron visitas guiadas, se optó por cerrarlo definitivamente antes de que se produjera algún problema. Desde entonces no se ha vuelto a abrir.