la palma

La Isla Bonita alcanza los 99 casos activos y ve peligrar su semáforo verde

El director del Área de Salud de La Palma, Kilian Sánchez, informó ayer de que en las últimas 24 horas se habían realizado 289 pruebas diagnósticas PCR, frente al centenar que se realizan habitualmente
Letrero exterior del Hospital General de La Palma, ubicado en el término municipal de Breña Alta | DA

La isla de La Palma arranca la semana con 99 casos activos de COVID-19, de acuerdo con la información facilitada ayer por la Consejería regional de Sanidad. Paralelamente, continúan los rastreos de casos positivos, como parte de la intensa labor que viene desarrollando el personal de la red centinela desde el inicio de la pandemia. No en vano, en las últimas 24 horas se han realizado 289 pruebas diagnósticas PCR, en la misma línea de los siete días anteriores, desde que se detectaron cuatro brotes derivados de las actividades desarrolladas en un local de ocio nocturno de Los Llanos de Aridane y una celebración particular. No obstante, destaca la cifra de test diarios, dado que la media era habitualmente de menos de un centenar.

El máximo responsable de la sanidad palmera, el director del Área de Salud, Kilian Sánchez, daba a conocer ayer que “se produce un ingreso hospitalario en la planta de medicina interna”, si bien “el resto de los pacientes se encuentran en aislamiento domiciliario, en buen estado de salud y en seguimiento por el equipo de atención primaria y la red centinela”. Una circunstancia, la de que las personas contagiadas presenten síntomas leves, que puede deberse a los altos porcentajes de inmunización de la población, que, cabe recordar, no evitan contraer la enfermedad, pero sí que esta acabe en un cuadro grave que obligue a la hospitalización. Eso sí, la aparición de nuevas variantes del virus, y especialmente la delta (o india, por ser el país en el se identificó por primera vez), está dando un vuelco al escenario esperado, generando dudas en torno a la efectividad de algunas de las actuales vacunas frente a ellas.

De ahí que el mensaje lanzado por las autoridades en los últimos días sea de no interpretar la relajación de medidas restrictivas como el uso de la mascarilla en exteriores -siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad- como que la crisis sanitaria ha acabado. Canarias posee una incidencia acumulada (casos por cada 100.000 habitantes diagnosticados en los siete días anteriores) que ya excede los límites establecidos por algunos países emisores de turistas, y lugares como Tenerife o Gran Canaria marcan cifras récord de contagios. Incluso la Isla Bonita, de los pocos territorios europeos que desde la implantación de los semáforos epidemiológicos se ha mantenido en verde, ve peligrar su continuidad en nivel de alerta 1, vistos los brotes.

MERCEDES COELLO: “LOS SANITARIOS ESTÁN AL BORDE DE SUS FUERZAS”

La gerente del Hospital palmero, Mercedes Coello, advertía ayer en sus redes sociales que “la quinta ola está aquí” y no solo afecta a la Isla, sino al conjunto del país. A su juicio, “no es cuestión de preguntarnos cómo ni por qué. Lo único cierto es que, en parte, es un poco responsabilidad de cada uno de nosotros; nos hemos relajado, hemos pensado que esto ya era pan comido, y no lo es”.

En referencia a algunos actos y celebraciones que han tenido lugar en las últimas fechas, señaló que “tenemos que hacer compatible el disfrute del ocio y la vida familiar con cerrar filas ante la COVID, que está, y se nos está yendo de las manos”. Como pautas esenciales, apuntó a “no juntarnos con grupos variados, esperar unos días en casa sin contactar con otros una vez que lleguemos a la Isla [por quienes retornan por vacaciones], usar mascarillas, la distancia social”, entre otras.

“He visto fotos de eventos que dejan mucho que desear”, dijo, aludiendo a encuentros donde no se cumplían las medidas de seguridad establecidas con la rigurosidad debida para prevenir la expansión de la enfermedad. Y dejaba un mensaje final: “De nosotros mismos depende que esto se pare, porque los sanitarios están al borde de sus fuerzas. También es importante obedecer a rajatabla lo que los sanitarios de la red centinela les recomienzan. Entre todos podemos”.

TE RECOMENDAMOS