Sanidad

Luis Ortigosa: “Hay que conseguir más vacunas, las suficientes para inmunizar a la población de 12 a 19 años”

“Cuanto antes vacunemos a los adolescentes, antes podremos cercar la transmisión del virus”, ya que, “desafortunadamente, lo que no tenemos es tiempo, y nos faltan dosis para inmunizar a todo el mundo y seis meses de desarrollo para lograr mejores vacunas” afirma el presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría

La vacunación no es obligatoria en España pero un 95% de los españoles vacuna a sus hijos y, por lo general, sus reticencias se solucionan al plantear sus dudas a los pediatras. FOTO: Sergio Méndez
El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife, Luis Ortigosa Castillo. FOTO: Sergio Méndez

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife y miembro del Consejo Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, Luis Ortigosa, destaca la vacunación como el arma para hacer frente a la pandemia en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS. “Cuanto antes vacunemos a los adolescentes, antes podremos cercar la transmisión del virus”, ya que, “desafortunadamente, lo que no tenemos es tiempo, y nos faltan dosis para inmunizar a todo el mundo y seis meses de desarrollo para lograr mejores vacunas”.

-Los contagios se han disparado entre los menores de 29 años. ¿La nueva variante delta, la finalización del curso escolar y el verano están influyendo?

“Era un escenario previsible. Se está vacunado a buen ritmo, siempre dependiendo de la disponibilidad de dosis, y se calculaba que a finales de agosto se alcanzaría el objetivo del 70% inmunizado. Se ha añadido el grupo de los niños y adolescentes, pero el escenario se ha agravado. Lo que está pasando no es solo porque los jóvenes han bajado la guardia y son más incumplidores, sino que ha coincidido con que las variantes se están haciendo más transmisibles, como es la delta, que se sabía que iba a entrar y convertirse rápidamente en la prevalente. Hace unas semanas ha comenzado a vacunarse a los mayores de 18 años y ya hay islas que van por los de 16. Lo ideal sería vacunar a partir de 12 años desde que se pueda. Será difícil ahora en vacaciones, pero cuanto antes vacunemos a los jóvenes y adolescentes, antes podremos cercar la transmisión del virus. Es cierto que también ha influido el fin del curso escolar, con más tiempo libre, reuniones, celebraciones y viajes de fin de curso, como los macrobrotes de Mallorca, jóvenes que se fueron a pasarlo bien y pasó lo esperado, era la Crónica de una muerte anunciada, como diría García Márquez. Las cifras de contagios en toda España están generando un considerable aumento de la presión hospitalaria y de Atención Primaria, sin embargo, hay menos fallecidos que hace un año. Si esta contagiosidad llega a producirse hace 12 meses hubiera sido terrible, hubieran muerto decenas de miles de mayores. La solución es clara, hay que vacunar a los jóvenes, pero no tenemos las suficientes vacunas para poder hacerlo rápidamente”.

-Canarias lleva varios días batiendo los récords de contagios. ¿Qué opinión tiene?

“Me resulta inaudito que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias haya tomado la decisión de no hacer caso a la recomendación de Salud Pública de instaurar el toque de queda en las islas con nivel 3 y 4. Muchos expertos entendemos que hay que despolitizar la Justicia y no tiene sentido que veamos cómo en el mismo país hay regiones en las que se permite el toque de queda mientras que en otras no. No entendemos que algunos jueces tomen decisiones técnicas sin tener conocimientos, saltándose las recomendaciones de los profesionales sanitarios (que querían adelantarse a lo que ocurriría estos días). Tampoco se entiende ahora el fallo del Tribunal Constitucional y, sin entrar a valorar si debería haberse optado por un estado de alerta, de alarma o de excepción, que la ciudadanía no entendemos, sí hay que comprender que lo que se hizo en marzo, abril y mayo salvó más de 500.000 vidas y ahorró muchísimo sufrimiento a la sociedad, los sanitarios y al sistema sanitario. Tomar esta decisión a estas alturas lo único que hace es sembrar desconfianza en la población y dar alas a los colectivos que están en contra de todo”.

-En breve comenzará la vacunación de los mayores de 12 años para afrontar el próximo curso.

“Los alumnos de Primaria y los adolescentes de Secundaria y FP durante todo el año se han comportado muy bien. España y Canarias han dado un ejemplo en el curso escolar, manteniendo una estrictas normas de seguridad, con el uso de mascarilla, distancia física entre pupitres, salidas ordenadas a los patios para el recreo, comedores reglados… Se han generado muy pocas infecciones, menos del 0,4% en Canarias, por lo que han funcionado muy bien los planes y sistemas de seguridad y prevención. Al finalizar el curso ha sido cuando se han generado los contagios, los jóvenes se han relajado, y da pena ver lo bien que lo habían hecho y cómo ahora se ha desbocado todo”.

-La nueva oleada de contagios ha paralizado la decisión sobre los criterios a aplicar en el inicio del próximo curso escolar.

“La pandemia está avanzando a unos supuestos que no imaginábamos hace dos meses, cuando se pactaron estas líneas básicas del curso, así que ahora hay una nueva variante que nos está afectando en el control de la pandemia. En el pasado curso se ha visto que ha habido muy poca contagiosidad entre los menores en los centros, las infecciones han sido fuera, en el entorno familiar y social. Por tanto, hay que lograr el objetivo de vacunar a cuanta más población mejor, sobre todo al grupo de 12 a 20 años. Logísticamente, es difícil esa vacunación, porque las familias están de vacaciones, pero si estuviéramos hablando en otro periodo del año se hubiera incluso vacunado en los propios colegios, siempre bajo la premisa de que hubiera dosis”.

-En Canarias la población de 12 a 15 años es de unos 215.180 menores, que, aunque tienen una menor afección al virus, son transmisores dentro de la familia.

“Hay que conseguir las vacunas suficientes. Para poder inmunizar a la población de 12 a 19 años ya tenemos disponibles las vacunas de Pfizer y Moderna, recientemente aprobada, ambas son ARN mensajero, y los resultados de los ensayos clínicos nos dicen que el nivel de seguridad y eficacia en 12 años es superior a la población de más de 16. La buena noticia es que las vacunas son seguras y eficaces para aplicar a niños y adolescentes. España ha demostrado que es un país muy vacunador, mientras que en países como Francia, Italia o Grecia están obligando a vacunarse al personal sanitario y sociosanitario. Estoy conforme en que haya más restricciones para viajar, acudir a lugares o establecimientos a aquellas personas que no se vacunen”.

-Se ha confirmado que los colectivos de mayor edad necesitarán una dosis de refuerzo.

“Los mayores tienen la inmunosenescencia, su capacidad de aprovechar las vacunas es menor a causa del envejecimiento y por eso habrá que reforzar las dosis. Si vemos el calendario de vacunación de los niños, desde 2 meses a los 14 años, reciben múltiples inmunizaciones y muchas son refuerzos. Por ejemplo, cuando se llega a los 14 años hay cinco inmunizaciones frente al tétanos, tosferina, difteria… Es decir, no es raro el tener que repetir dosis de refuerzo para asentar la inmunidad. Con este nuevo coronavirus que no sabemos cómo acabará y que genera nuevas variantes, sabíamos que era probable que tuviéramos que poner alguna dosis de refuerzo o reformular las vacunas. No sabemos cuántas ni cuales serán precisas. No se descarta que dentro de un par de meses las variantes sean tan distintas de la cepa original que habrá que hacer nuevas vacunas”.

-¿Cómo van las vacunas para los niños de 6 meses a 11 años?

“Están acabando los ensayos clínicos, por lo que creemos que en octubre ya tendremos los resultados y a final del último trimestre del año o principios de 2022 estarán aprobadas para poder administrarlas desde 6 meses a 12 años. Cuando tengamos dosis específicas para estos grupos, tras finalizar los estudios de seguridad y eficacia, deberá decidirse la estrategia, viendo si la situación está controlada y es necesario utilizarlas”.

-¿Es ético que el primer mundo vacune a sus niños y el resto del planeta no avance?

“El tema ético y moral siempre está ahí, pero como pediatras nuestra obligación es querer inmunizar a todos los niños y adolescentes. Pero en este momento pandémico tenemos que tener una visión mucho más amplia, no hay que pensar solo en vacunar en Canarias, España o Europa, sino hacerlo también en el mundo entero. La importancia capital es que haya vacunas, pero están acaparadas por los países del primer mundo. El sistema COVAX de la OMS para ayudar ofreciendo vacunas a los países menos desarrollados de forma gratuita tiene que ser posible, porque si no volveremos a caer en el error de nuevas variantes emergentes. Estamos en una pandemia global y las variantes saltarán entre los países. Ahora tenemos las cuatro variantes Alfa, Beta, Gama y Delta y otras ocho de interés, entre ellas la Lambda andina, y si siguen circulando alguna podrá ponernos en riesgo y nos hará cambiar las estrategias. Lo ideal es que todas las personas tengan derecho a estar vacunadas. Hay que avanzar en la fabricación de vacunas y resolver el transporte y la conservación. Se trabaja en vacunas monodosis, incluso las españolas optan por ser esterilizantes (al aplicarse permiten que el individuo no se contagie y al mismo tiempo evita que infecte a otro), pero van a un ritmo muy lento de desarrollo. Desafortunadamente, lo que no tenemos es tiempo, nos faltan dosis para vacunar y seis meses de desarrollo para tener mejores”.

-¿Es partidario de seguir los cribados?

“Los gobiernos deben plantearse hacer un nuevo cribado para ver los niveles de anticuerpo e inmunidad que tiene la población en general. Ya se hizo en las primeras olas de la enfermedad, para ver cómo se iba moviendo la inmunidad de las personas con un control sanguíneo. Ahora sería un buen momento para hacer un nuevo estudio de la población y ver cómo está su nivel de anticuerpos. Este nuevo cribaje amplio de la población nos marcará el tiempo y la forma, es decir, si hay que volver a revacunar a algunos colectivos y cuándo es el momento para hacerlo. Lo importante ahora es vacunar y vacunar, a cuanta más población lo antes posible mejor, porque de esa forma estaremos disminuyendo la transmisibilidad del virus y evitando que sigan produciéndose nuevas variantes que nos compliquen las cosas”.