polideportivo

Michelle Alonso: “La Laguna nos ha abierto su corazón; gracias “

Alonso y el Midayu, cansados de incumplimientos, hacen las maletas con el objetivo de seguir siendo referencia nacional e internacional
CN Midayu en La Laguna

Michelle miraba la pantalla en la que aparecía el vídeo de presentación de su ‘fichaje’ por La Laguna. Estaba visiblemente emocionada. En poco más de un minuto, en el spot, realizado por El Plan SL, quedaba plasmado el esfuerzo y los logros de una de las deportistas más importantes de Canarias en toda su historia. Era, además, la posibilidad de encontrar el reconocimiento a tantos años de trabajo.

“No sé qué decir, la verdad. Nos han abiertos las puertas y el corazón de La Laguna para poder entrar”, reconocía la plusmarquista, muchas veces reacia a manifestarse en público. A nadie se le escapa que ella es la bandera, la cara visible del CN Midayu, la entidad que, con mucho esfuerzo, crearon un grupo de entusiastas para impulsar la natación adaptada.

El pasado mes de noviembre, tras haber logrado superar, con muchas dosis de ingenio, debido a la escasez de medios, el confinamiento, Guada, alma máter de la entidad, era muy claro: “Michelle va a necesitar pagarse el año que viene algunos viajes que no cubren las federaciones para preparar los Juegos. Las instituciones te pagan posteriormente, en proporción al lugar al que vayas, y no viaja ella sola, sino que tiene que ir con su cuerpo técnico, por lo que es muy costoso”.

Tras esa llamada de socorro, la enésima, no solo no recibió ayudas, más allá de las empresas que, co gran esfuerzo, la apoyan día a día, sino que vio cómo el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, de la mano de una exolímpica, como Alicia Cebrián, recortaba subvenciones. Guada, siempre claro, decía lo que daba la impresión que ocurría desde hace mucho tiempo: “Sabemos que el momento es duro, pero tenemos siempre esa sensación de que Michelle solo está para la foto”.

Y, paradójicamente, fue el Comité Olímpico Español (COE) el que quiso que Michelle Alonso saliera en una foto, pero muy importante: sería la abanderada española en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Alonso, además, tiene una legión de seguidores en el país nipón, entre otras cosas, porque ya ha manifestado en numerosas ocasiones su pasión por la cultura de aquel país. Era una oportunidad única. Es ahí cuando entra el Ayuntamiento de La Laguna, que gestionó que pudiera trasladarse hasta aquella ciudad, junto al resto de representantes del Midayu, muchos de ellos, de los mejores de España en sus especialidades.

“Esta apuesta va más allá de los Juegos Paralímpicos”, decía Luis Yeray Rodríguez, alcalde lagunero, sabedor de la repercusión que Michelle tiene a nivel internacional e internacional, compitiendo en el país de lejos de España en el que más admiración despierta.

Dácil Cabrera, Judit Rolo o Michelle Alonso cambian de casa, cansadas de incumplimientos, pero, como todo el Midayu, con la clara intención de seguir haciendo historia en el deporte adaptado nacional e internacional.

TE RECOMENDAMOS