santa cruz

UP califica a Bermúdez de “Quijote ultraperiférico” que inventa problemas

Ramón Trujillo repasa el primer año de mandato de CC, PP y Evelyn Alonso frente al Ayuntamiento de Santa Cruz, una gestión que califica de "nefasta"
Ramón Trujillo y Dolores Espinosa, ayer, en rueda de prensa. / DA

El portavoz de Unidas Podemos en Santa Cruz, Ramón Trujillo, junto a la concejala Dolores Espinosa, repasó ayer el primer año de mandato del actual alcalde, José Manuel Bermúdez, que volvió a la alcaldía gracias a una moción de censura. Para Trujillo, Bermúdez es una suerte de “don Quijote ultraperiférico” que se inventa problemas para luego arrogarse el mérito de solucionarlos. “Justifica la moción de censura hablando de una parálisis e inestabilidad que no existían, o de la necesidad de mejorar el empleo, cuando un año después el desempleo ha crecido el 6% en Santa Cruz”.

En su balance de este primer año de mandato, el portavoz de UP apuntó que “criticaron la lentitud de la concesión de las ayudas a las empresas, lentitud que no han mejorado, porque simplemente no han convocado nuevas ayudas, han seguido tramitando las del equipo de Gobierno anterior, por tanto, pueden presumir que ellos no tienen retraso, simplemente porque no han convocado nuevas subvenciones”.

En el repaso de Trujilo también hubo espacio para las contrataciones de emergencia, “dando contratos a dedo para evitar la libre concurrencia en cuestiones como colocar el césped en los campos de fútbol”. “También ha sido el año -continuó- de la disolución del Unipol, y en el que se han impuesto más de 8.000 sanciones COVID pero a penas se han cobrado poco más de un centenar. Un año de atascos en Anaga, en Las Teresitas, o de parálisis institucional, sin que los consejos rectores se reúnan periódicamente”.

Trujillo no quiso olvidarse de Sacyr, recriminando, una vez más al alcalde Bermúdez, que no haya querido personarse en el proceso que se sigue en el juzgado para dilucidar si los cobros realizados a Emmasa son legales. “Tampoco se ha querido proteger la plaza de Toros, o mejorado la movilidad”.

Desde UP consideran que también se han hecho cosas bien, como bajar la tasa de basura a las empresas, “aunque creemos que una nueva línea de subvenciones hubiera sido más efectiva”. También valoró Trujillo que Bermúdez asumiera el compromiso del anterior equipo de Gobierno de construir 500 viviendas públicas en este mandato, “mucho más que las 100 que llevaba en su programa electoral”. Aunque reconoció que, frente a este compromiso, “nos encontramos con anuncios como que el nuevo Plan General recogerá la construcción de 5.000 viviendas, una cifra muy inferior a la que venía recogida en el PGO de 2013, que era de unas 14.000, y encima lo venden como si fuera un éxito”.

Tenemos una ciudad más sucia, “en la que casi no encontramos papeleras”, apuntó Espinosa, “en la que están retirando todos los bancos de la ciudad” o en la que “en vez de usar los bonos consumo, una propuesta de UP como una medida coyuntural para ayudar a las empresas, la han convertido en la única”. Trujillo concluyó señalando que la valoración, “no puede ser más que negativa en función de sus propios objetivos, y todo apoyado en el transfuguismo”.

TE RECOMENDAMOS