sanidad

Carolina Darias: “El coronavirus sigue al acecho de aquellos que no se protegen y si están vacunados no se cuidan”

La ministra de Sanidad insiste en que "las vacunas son nuestra esperanza", y "tenemos que dejar que hagan su trabajo, pero ellas por sí solas no van a conseguir parar la pandemia, tenemos que contribuir con nuestro comportamiento individual y colectivo para seguir manteniendo el virus a raya"
LA MINISTRA CANARIA CONFIESA EN UNA ENTREVISTA CON DIARIO DE AVISOS SU TRAVESÍA DE LA PANDEMIA HASTA LLEGAR A LO QUE CONSIDERA UN CAMINO DE “ÉXITO”. Fran Pallero

Carolina Darias San Sebastián (Las Palmas de Gran Canaria, 25 de noviembre de 1965) accedió a la cartera de Sanidad en enero de 2021 y en estos casi ocho meses, pese a estar en el ojo del huracán, señala que ha sido una “experiencia apasionante, única, y un honor” formar parte del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Reconoce que “ahora son tiempos diferentes tras la irrupción de las vacunas”

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, insistió en que para seguir combatiendo a “esta maldita pandemia” la “mejor arma que se tiene es la vacunación” porque además se abre un “horizonte de esperanza” gracias a ellas, “son nuestra oportunidad de presente y de futuro”. Sin embargo, recordó que no solo hay que dejar que las vacunas “hagan su trabajo, pero ellas por sí solas no lo van a conseguir”, por lo que insistió en la “cultura del cuidado individual y colectivo” ya que el virus “sigue al acecho de aquellos no se cuidan y no se protegen”.

-¿Cómo ha vivido estos meses en el cargo?
“Ha sido una experiencia apasionante, única, y un honor formar parte del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. La pandemia ha tenido distintos momentos que podemos identificarlos con las olas epidémicas. Ahora estamos en un momento totalmente distinto y esa diferencia la marcan las vacunas, son nuestro horizonte de esperanza, son nuestra oportunidad de presente y de futuro, y desde luego está marcando un punto de inflexión en esta pandemia. Tenía una aproximación previa limitada desde mi anterior responsabilidad como Ministra de Política Territorial, cuando ayudaba al Ministro Salvador Illa sobre todo en la coordinación en el ámbito de la cogobernanza, trazando alianzas y estrategias compartidas con las Comunidades, pero no tenía nada que ver con el salto que luego di cuando el presidente me planteó que asumiera la cartera de Sanidad. Ya con la máxima responsabilidad ha sido diferente. Cuando entramos en esta maldita pandemia entramos sin cartas de navegación, tuvimos que ir desde un esfuerzo ímprobo y un compromiso de todas las administraciones con un objetivo común, salvar vidas, y preservando también el equilibrio de la afección a los sectores económicos y las libertades. Fue un equilibrio complicado, pero lo estamos logrando por la actuación coordinada. En estos momentos, en el que España es líder y referencia mundial en la vacunación tanto como la primera como la segunda dosis, lo que puedo sentir es un tremendo orgullo de país, porque se trata de un éxito colectivo, de una misión que hemos asumido con visión de país, con una respuesta ciudadana espectacular y un comportamiento que acredita la fortaleza del Sistema Nacional de Salud que desde luego dice mucho de la Sanidad Pública de nuestro país”.

-Habla de que el principal objetivo es salvar vidas, pero en agosto se podrían batir los registros de fallecidos en varias comunidades
“Un fallecimiento causa un inmenso dolor y tenemos que dar ánimo y apoyo a todos los familiares que han perdido a un ser querido en esta pandemia. Si tenemos perspectiva y miramos desde el inicio de la pandemia hasta ahora, vemos que la letalidad global no tiene nada que ver desde la primera ola a actual. La letalidad global en la primera ola estaba en el 13% y en esta quinta ola está en un 1,7%, y esa diferencia lo marcan las vacunas, que representan una altísima protección, entorno al 90% frente a la infección, a la hospitalización y al fallecimiento. Cuando estamos en una ola pandémica, el primer lugar llega el aumento de contagios, luego el aumento de las Incidencias Acumuladas, luego observamos el incremento de los ingresos en hospitales y en la UCI y en los últimos coletazos aumentan los fallecidos. Por tanto, sigo haciendo una llamada a la prudencia, tanto comunitaria como individual porque es clave, tenemos una tendencia descendente, pero no nos podemos relajar, sabemos el comportamiento del virus y que está al acecho de aquellas personas que no están protegidas o quienes estándolo no se cuidan, por tanto es importante seguir bajando la incidencia para seguir también bajando otros indicadores, como el porcentaje de hospitalizados y de ocupación en UCI, sobre todo cuando estamos alcanzando unas coberturas vacunales”.

-¿Se equivocaron al dar grandes esperanzas señalando que la vacuna iba a resolver el problema de raíz sin insistir en mantener la responsabilidad y el cuidado?
“Las vacunas son nuestra mejor arma para seguir combatiendo a esta maldita pandemia y lo estamos viendo. España de la mano de la Unión Europea ha llevado a cabo una acertadísima política de compras, adquiriendo vacunas incluso antes de saber si iban a ser autorizadas, y la estrategia de vacunación y nuestra hoja de ruta compartida, aprobada en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud nos ha demostrado que era una estrategia correcta que nos ha permitido situarnos entre los primeros países del mundo en vacunación. Cuando decimos que las vacunas son nuestra esperanza, es que es así, pero no van a terminar solas con la pandemia, son una parte muy importante y fundamental, pero también es muy importante la cultura del cuidado. Tenemos que dejar que las vacunas hagan su trabajo, pero ellas por sí solas no lo van a conseguir, también tenemos que contribuir con nuestro comportamiento individual y colectivo para seguir manteniendo el virus a raya, porque sigue al acecho, de aquellos que no se cuidan y no se protegen”.

-¿Qué decisión tomará Sanidad junto a las Comunidades en relación a la dosis de refuerzo?
“La evidencia se va generando a medida que los avances científicos se van produciendo. A veces no tenemos respuestas para todas las incógnitas que surgen, y poco a poco las vamos obteniendo. En relación a una dosis de refuerzo o Booster (potenciador), lo que hay que despejar es una serie de incertidumbres. En primer lugar cuánto es la durabilidad del efecto de protección. Con carácter general la manera de ver la durabilidad de protección sería esperar un fallo vacunal, pero en tiempos de pandemia eso no es posible ni admisible. También estamos a la espera de la presentación de las conclusiones de los ensayos clínicos de las dos farmacéuticas de ARNm a lo largo de este mes sobre su vacuna de refuerzo. [El ensayo clínico de Pfizer se trata de administrar una tercera dosis sobre la misma vacuna ya existente, mientras el estudio de Moderna es una nueva formulación de la vacuna adaptada a determinadas variantes actuales]. Además vamos de la mano de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que parecía que tomaría una decisión esta semana, pero que está esperando a la presentación de los informes por las farmacéuticas. Nosotros nos hemos puesto a trabajar y en julio encargamos a los expertos de la Ponencia de Vacunas que estudien qué hacer cuando llegue el momento. Desde que entramos en esta maldita pandemia hemos ido de la mano de la evidencia científica que en cada momento se ha ido generando. Esperamos que la próxima semana tengamos una propuesta que presentaremos al Comité Interterritorial en el que pueda terminarse cuándo y a qué colectivos se pondrá. Hay un cierto consenso [personas mayores, vulnerables y las personas con inmunodepresión], pero esperaremos a que se pronuncien los expertos”.

-Muchos países se hayan lanzado a la carrera de inocular una tercera dosis de refuerzo cuando la pandemia es un problema global y hay millones de personas que no han recibido ni una dosis
“Nadie estará a salvo hasta que esté vacunada toda la humanidad por la gran capacidad de transmisión y mutación del coronavirus como forma de sobrevivir. Hay que recordar que España está vacunando no solamente a su población con un gran éxito colectivo, sino que somos uno de los primeros países donantes de vacunas al mecanismo COVAX. España ya ha donado más de 6 millones de dosis de vacunas especialmente a países de Latinoamérica, cumpliendo así el compromiso que hizo el presidente Pedro Sánchez en la Cumbre Iberoamericana de entregar 7,5 millones de dosis, y posteriormente incrementó a 22,5 millones en la Cumbre del G20 sobre salud. España está contribuyendo de manera efectiva y fehaciente a la inmunidad global a través de la donación de vacunas, porque no solamente se trata de vacunar a la mayor cantidad posible en nuestro país, sino continuar vacunando a la población de otros países”.

-Hay avances en la vacunación de los menores de 12?
“Los mejores de 12 años no son objeto todavía de la vacunación porque no ha sido aprobada una vacuna por los organismos reguladores internacionales, y no esperamos que hasta los últimos meses de este año tengamos alguna noticia a este respecto. Hay ensayos clínicos en marcha de las farmacéuticas Pfizer y Moderna, pero todavía no han presentado los informes para su estudio y aprobación”.

-La vuelta a clase manteniendo los criterios de seguridad y con mucha parte de esa población vacunada ¿Es un nuevo paso hacia la normalidad?
“Los protocolos para el comienzo del curso pasado fue una historia de éxito que permitió mantener la escuela abierta y hacer seguros los centros escolares. A lo largo del pasado curso solo el 0,4% de las aulas del país permanecieron cerradas. Fue un éxito colectivo que tiene mucho que ver con el comportamiento de toda la comunidad educativa en conjunto, la responsabilidad del alumnado y la respuesta coordinada entre los Ministerios de Educación, Sanidad y las Comunidades Autónomas. Cuando he asistido a reuniones internacionales nos han puesto como referencia porque algunos países han mantenido escuelas cerradas. En este nuevo curso, aprendiendo de la experiencia del pasado, comenzamos a trabajar en la planificación de los protocolos con la presencialidad como vector principal. En este curso continuarán siendo entornos seguros y aún más porque nuestra población juvenil de 12 a 19 años, va a estar ya con una gran cobertura vacunal. En este sentido, hay que destacar a Canarias donde este colectivo está teniendo un comportamiento excepcional en la vacunación. Esto pone de manifiesto el gran compromiso de la ciudadanía y de la gente joven que sabe que vacunándose estará más protegida, pero también el buen hacer del Gobierno regional, la Consejería, el Servicio Canario de la Salud y el excelente trabajo del personal sanitario y de enfermería”.

-En menos de ocho meses se ha logrado el 70% de inmunidad, así como más del 80% de una sola dosis pese a esos primeros meses casi sin viales.
“Si echamos la mirada para atrás recuerdo con emoción el primer pinchazo de la vacuna a Araceli, en Guadalajara, y después a todas las personas que las Comunidades decidieron que recibirían la vacuna. Hoy llegamos a una cobertura en todo el país excepcional y espectacular, lo que pone de manifiesto el extraordinario trabajo realizado. Un trabajo colectivo, una visión de país, donde todos han puesto lo mejor de sí para lograrlo. Desde la Unión Europeo con la compra anticipada de vacunas, el liderazgo del Gobierno de España, del personal del Ministerio de Sanidad, la Agencia Española del Medicamento, el personal de Salud Digital con el registro de vacunación, el compromiso y el trabajo increíble de todas las Comunidades, sobre todo el personal sanitario, y por último de toda la población. Hay que sacar pecho de estos porcentajes de vacunación y es para sentirnos muy orgullosos”.

-¿A qué cree que se debe este éxito en España?
“Creo que tiene que ver con la confianza de la ciudadanía en el Sistema Nacional de Salud, el trabajo que se ha venido realizando durante mucho tiempo en Atención Primaria, la columna vertebral del Sistema de Salud, y de todos los profesionales médicos y enfermeros vinculados con la Pediatría, que han logrado arraigar en la sociedad española la importancia de la vacunación. De hecho si vamos a los indicadores internacionales, España se sitúa entre los primeros países en inocular tanto primeras como segundas dosis, por tanto, un éxito de país. El objetivo que tenemos es claro, seguir vacunando, vacunando y vacunando, y hacer pedagogía de su importancia, que las vacunas salvan vidas, y completar el máximo porcentaje posible”.

-La Unión Europea aprobó el Certificado Digital Covid, un paso importante que está demostrando ser fundamental para relanzar el turismo.
“Para nosotros el Certificado Digital UE COVID ha sido una historia de éxito, ha sido un acierto y a través de este documento se garantiza una movilidad segura. En nuestro país ya hemos emitido más de 21 millones de certificados, lo que supone dos tercios de la población vacunada. En términos relativos Canarias en la región que más documentos ha emitido, lo cual significa también que tenemos arraigada la movilidad en las islas. En cuanto a la validación del aeropuerto, hemos recibido más de 1,3 millones de viajeros que han podido beneficiarse de la vía de acceso rápida. Es uno de los factores que ha influido en la recuperación de datos turísticos con la llegada de 4,4 millones de pasajeros en julio”.

-Las Comunidades lo han querido utilizar para regular el acceso y los aforos, lo que ha generado al rechazo de sus TSJ. ¿Cree que ha sido adecuado utilizarlo para dicho fin?. Hay regiones trabajan en un marco normativo para seguir aplicando normas restrictivas ¿Pondrá el Gobierno de España leyes para ayudarles?
“El Certificado Digital UE COVID surgió con una finalidad clara que es la movilidad segura, que es lo que estima la regulación Comunitaria que tiene, y otros usos carecen de este amparo legal como lo estamos viendo, porque la base legal son los supuestos que permite el Parlamento Europeo. Ha quedado de manifiesto que las Comunidades cuentan con herramientas para controlar la pandemia. Cuando hablamos de restricciones estamos hablando de reducción de derechos y, por tanto, debemos ser tremendamente cuidadosos”.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, insistió en que para seguir combatiendo a “esta maldita pandemia” la “mejor arma que se tiene es la vacunación” porque además se abre un “horizonte de esperanza” gracias a ellas, “son nuestra oportunidad de presente y de futuro”. Sin embargo, recordó que no solo hay que dejar que las vacunas “hagan su trabajo, pero ellas por sí solas no lo van a conseguir”, por lo que insistió en la “cultura del cuidado individual y colectivo” ya que el virus “sigue al acecho de aquellos no se cuidan y no se protegen”.

-¿Cómo ha vivido estos meses en el cargo?
“Ha sido una experiencia apasionante, única, y un honor formar parte del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. La pandemia ha tenido distintos momentos que podemos identificarlos con las olas epidémicas. Ahora estamos en un momento totalmente distinto y esa diferencia la marcan las vacunas, son nuestro horizonte de esperanza, son nuestra oportunidad de presente y de futuro, y desde luego está marcando un punto de inflexión en esta pandemia. Tenía una aproximación previa limitada desde mi anterior responsabilidad como Ministra de Política Territorial, cuando ayudaba al Ministro Salvador Illa sobre todo en la coordinación en el ámbito de la cogobernanza, trazando alianzas y estrategias compartidas con las Comunidades, pero no tenía nada que ver con el salto que luego di cuando el presidente me planteó que asumiera la cartera de Sanidad. Ya con la máxima responsabilidad ha sido diferente. Cuando entramos en esta maldita pandemia entramos sin cartas de navegación, tuvimos que ir desde un esfuerzo ímprobo y un compromiso de todas las administraciones con un objetivo común, salvar vidas, y preservando también el equilibrio de la afección a los sectores económicos y las libertades. Fue un equilibrio complicado, pero lo estamos logrando por la actuación coordinada. En estos momentos, en el que España es líder y referencia mundial en la vacunación tanto como la primera como la segunda dosis, lo que puedo sentir es un tremendo orgullo de país, porque se trata de un éxito colectivo, de una misión que hemos asumido con visión de país, con una respuesta ciudadana espectacular y un comportamiento que acredita la fortaleza del Sistema Nacional de Salud que desde luego dice mucho de la Sanidad Pública de nuestro país”.

-Habla de que el principal objetivo es salvar vidas, pero en agosto se podrían batir los registros de fallecidos en varias comunidades
“Un fallecimiento causa un inmenso dolor y tenemos que dar ánimo y apoyo a todos los familiares que han perdido a un ser querido en esta pandemia. Si tenemos perspectiva y miramos desde el inicio de la pandemia hasta ahora, vemos que la letalidad global no tiene nada que ver desde la primera ola a actual. La letalidad global en la primera ola estaba en el 13% y en esta quinta ola está en un 1,7%, y esa diferencia lo marcan las vacunas, que representan una altísima protección, entorno al 90% frente a la infección, a la hospitalización y al fallecimiento. Cuando estamos en una ola pandémica, el primer lugar llega el aumento de contagios, luego el aumento de las Incidencias Acumuladas, luego observamos el incremento de los ingresos en hospitales y en la UCI y en los últimos coletazos aumentan los fallecidos. Por tanto, sigo haciendo una llamada a la prudencia, tanto comunitaria como individual porque es clave, tenemos una tendencia descendente, pero no nos podemos relajar, sabemos el comportamiento del virus y que está al acecho de aquellas personas que no están protegidas o quienes estándolo no se cuidan, por tanto es importante seguir bajando la incidencia para seguir también bajando otros indicadores, como el porcentaje de hospitalizados y de ocupación en UCI, sobre todo cuando estamos alcanzando unas coberturas vacunales”.

-¿Se equivocaron al dar grandes esperanzas señalando que la vacuna iba a resolver el problema de raíz sin insistir en mantener la responsabilidad y el cuidado?
“Las vacunas son nuestra mejor arma para seguir combatiendo a esta maldita pandemia y lo estamos viendo. España de la mano de la Unión Europea ha llevado a cabo una acertadísima política de compras, adquiriendo vacunas incluso antes de saber si iban a ser autorizadas, y la estrategia de vacunación y nuestra hoja de ruta compartida, aprobada en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud nos ha demostrado que era una estrategia correcta que nos ha permitido situarnos entre los primeros países del mundo en vacunación. Cuando decimos que las vacunas son nuestra esperanza, es que es así, pero no solamente las vacunas van a terminar solas con la pandemia, son una parte muy importante y fundamental, pero también es muy importante la cultura del cuidado. Tenemos que dejar que las vacunas hagan su trabajo, pero ellas por sí solas no lo van a conseguir, también tenemos que contribuir con nuestro comportamiento individual y colectivo para seguir manteniendo el virus a raya, porque sigue al acecho, de aquellos que no se cuidan y no se protegen”.

¿Qué decisión tomará Sanidad junto a las Comunidades en relación a la dosis de refuerzo?
“La evidencia se va generando a medida que los avances científicos se van produciendo. A veces no tenemos respuestas para todas las incógnitas que surgen, y poco a poco las vamos obteniendo. En relación a una dosis de refuerzo o Booster (potenciador), lo que hay que despejar es una serie de incertidumbres. En primer lugar cuánto es la durabilidad del efecto de protección. Con carácter general la manera de ver la durabilidad de protección sería esperar un fallo vacunal, pero en tiempos de pandemia eso no es posible ni admisible. También estamos a la espera de la presentación de las conclusiones de los ensayos clínicos de las dos farmacéuticas de ARNm a lo largo de este mes sobre su vacuna de refuerzo. [El ensayo clínico de Pfizer se trata de administrar una tercera dosis sobre la misma vacuna ya existente, mientras el estudio de Moderna es una nueva formulación de la vacuna adaptada a determinadas variantes actuales]. Además vamos de la mano de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que parecía que tomaría una decisión esta semana, pero que está esperando a la presentación de los informes por las farmacéuticas. Nosotros nos hemos puesto a trabajar y en julio encargamos a los expertos de la Ponencia de Vacunas que estudien qué hacer cuando llegue el momento. Desde que entramos en esta maldita pandemia hemos ido de la mano de la evidencia científica que en cada momento se ha ido generando. Esperamos que la próxima semana tengamos una propuesta que presentaremos al Comité Interterritorial en el que pueda terminarse cuándo y a qué colectivos se pondrá. Hay un cierto consenso [personas mayores, vulnerables y las personas con inmunodepresión], pero esperaremos a que se pronuncien los expertos”.

-Muchos países se hayan lanzado a la carrera de inocular una tercera dosis de refuerzo cuando la pandemia es un problema global y hay millones de personas que no han recibido ni una dosis
“Nadie estará a salvo hasta que esté vacunada toda la humanidad por la gran capacidad de transmisión y mutación del coronavirus como forma de sobrevivir. Hay que recordar que España está vacunando no solamente a su población con un gran éxito colectivo, sino que somos uno de los primeros países donantes de vacunas al mecanismo COVAX. España ya ha donado más de 6 millones de dosis de vacunas especialmente a países de Latinoamérica, cumpliendo así el compromiso que hizo el presidente Pedro Sánchez en la Cumbre Iberoamericana de entregar 7,5 millones de dosis, y posteriormente incrementó a 22,5 millones en la Cumbre del G20 sobre salud. España está contribuyendo de manera efectiva y fehaciente a la inmunidad global a través de la donación de vacunas, porque no solamente se trata de vacunar a la mayor cantidad posible en nuestro país, sino continuar vacunando a la población de otros países”.

-Hay avances en la vacunación de los menores de 12?
“Los mejores de 12 años no son objeto todavía de la vacunación porque no ha sido aprobada una vacuna por los organismos reguladores internacionales, y no esperamos que hasta los últimos meses de este año tengamos alguna noticia a este respecto. Hay ensayos clínicos en marcha de las farmacéuticas Pfizer y Moderna, pero todavía no han presentado los informes para su estudio y aprobación”.

-La vuelta a clase manteniendo los criterios de seguridad y con mucha parte de esa población vacunada ¿Es un nuevo paso hacia la normalidad?
“Los protocolos para el comienzo del curso pasado fue una historia de éxito que permitió mantener la escuela abierta y hacer seguros los centros escolares. A lo largo del pasado curso solo el 0,4% de las aulas del país permanecieron cerradas. Fue un éxito colectivo que tiene mucho que ver con el comportamiento de toda la comunidad educativa en conjunto, la responsabilidad del alumnado y la respuesta coordinada entre los Ministerios de Educación, Sanidad y las Comunidades Autónomas. Cuando he asistido a reuniones internacionales nos han puesto como referencia porque algunos países han mantenido escuelas cerradas. En este nuevo curso, aprendiendo de la experiencia del pasado, comenzamos a trabajar en la planificación de los protocolos con la presencialidad como vector principal. En este curso continuarán siendo entornos seguros y aún más porque nuestra población juvenil de 12 a 19 años, va a estar ya con una gran cobertura vacunal. En este sentido, hay que destacar a Canarias donde este colectivo está teniendo un comportamiento excepcional en la vacunación. Esto pone de manifiesto el gran compromiso de la ciudadanía y de la gente joven que sabe que vacunándose estará más protegida, pero también el buen hacer del Gobierno regional, la Consejería, el Servicio Canario de la Salud y el excelente trabajo del personal sanitario y de enfermería”.

-En menos de ocho meses se ha logrado el 70% de inmunidad, así como más del 80% de una sola dosis pese a esos primeros meses casi sin viales.
“Si echamos la mirada para atrás recuerdo con emoción el primer pinchazo de la vacuna a Araceli, en Guadalajara, y después a todas las personas que las Comunidades decidieron que recibirían la vacuna. Hoy llegamos a una cobertura en todo el país excepcional y espectacular, lo que pone de manifiesto el extraordinario trabajo realizado. Un trabajo colectivo, una visión de país, donde todos han puesto lo mejor de sí para lograrlo. Desde la Unión Europeo con la compra anticipada de vacunas, el liderazgo del Gobierno de España, del personal del Ministerio de Sanidad, la Agencia Española del Medicamento, el personal de Salud Digital con el registro de vacunación, el compromiso y el trabajo increíble de todas las Comunidades, sobre todo el personal sanitario, y por último de toda la población. Hay que sacar pecho de estos porcentajes de vacunación y es para sentirnos muy orgullosos”.

-¿A qué cree que se debe este éxito en España?
“Creo que tiene que ver con la confianza de la ciudadanía en el Sistema Nacional de Salud, el trabajo que se ha venido realizando durante mucho tiempo en Atención Primaria, la columna vertebral del Sistema de Salud, y de todos los profesionales médicos y enfermeros vinculados con la Pediatría, que han logrado arraigar en la sociedad española la importancia de la vacunación. De hecho si vamos a los indicadores internacionales, España se sitúa entre los primeros países en inocular tanto primeras como segundas dosis, por tanto, un éxito de país. El objetivo que tenemos es claro, seguir vacunando, vacunando y vacunando, y hacer pedagogía de su importancia, que las vacunas salvan vidas, y completar el máximo porcentaje posible”.

-La Unión Europea aprobó el Certificado Digital Covid, un paso importante que está demostrando ser fundamental para relanzar el turismo.
“Para nosotros el Certificado Digital UE COVID ha sido una historia de éxito, ha sido un acierto y a través de este documento se garantiza una movilidad segura. En nuestro país ya hemos emitido más de 21 millones de certificados, lo que supone dos tercios de la población vacunada. En términos relativos Canarias en la región que más documentos ha emitido, lo cual significa también que tenemos arraigada la movilidad en las islas. En cuanto a la validación del aeropuerto, hemos recibido más de 1,3 millones de viajeros que han podido beneficiarse de la vía de acceso rápida. Es uno de los factores que ha influido en la recuperación de datos turísticos con la llegada de 4,4 millones de pasajeros en julio”.

-Las Comunidades lo han querido utilizar para regular el acceso y los aforos, lo que ha generado al rechazo de sus TSJ. ¿Cree que ha sido adecuado utilizarlo para dicho fin?. Hay regiones trabajan en un marco normativo para seguir aplicando normas restrictivas ¿Pondrá el Gobierno de España leyes para ayudarles?
“El Certificado Digital UE COVID surgió con una finalidad clara que es la movilidad segura, que es lo que estima la regulación Comunitaria que tiene, y otros usos carecen de este amparo legal como lo estamos viendo, porque la base legal son los supuestos que permite el Parlamento Europeo. Ha quedado de manifiesto que las Comunidades cuentan con herramientas para controlar la pandemia. Cuando hablamos de restricciones estamos hablando de reducción de derechos y, por tanto, debemos ser tremendamente cuidadosos. Desde luego la mejor manera de contribuir a sentirnos más seguros es seguir vacunando y lograr una mayor protección a nuestra población. Por tanto, el objetivo del Gobierno de España y las Comunidades será insistir en continuar vacunando a la mayor cantidad de gente posible”.

TE RECOMENDAMOS