la palma

Denuncian al Consejo insular de Aguas ante la Comunidad Europea

La Asociación Agua para La Palma critica la falta de respuesta sobre la calidad del agua proveniente de la boca oeste del Túnel de Trasvase que abastece al Valle de Aridane
El consejero de Aguas, Carlos Cabrera, desmintió en mayo las denuncias de la asociación sobre la contaminación del agua.

La asociación Agua para La Palma ha formulado denuncia administrativa contra el Consejo Insular de Aguas de La Palma (CIALP) ante la Comunidad Europea y ante el Comisionado de Transparencia de Canarias. Su decisión se debe a la falta de respuesta a las peticiones de información formuladas al CIALP, con relación a la calidad del agua proveniente de la boca oeste del túnel de trasvase que abastece la población del Valle de Aridane, “actuaciones ante episodios de contaminación constatados e información de otras instalaciones subvencionadas con dinero público”.


Estas quejas, realizadas de forma reglamentaria y conforme a la Directiva Comunitaria de acceso a la información ambiental y la normativa canaria sobre transparencia y buen gobierno, han sido presentadas al haber transcurrido los plazos establecidos para que el CIALP diera la información. “Al no recibir la más mínima respuesta, hemos procedido a denunciar estos hechos, de conformidad con lo previsto en el ordenamiento jurídico”, apunta la citada asociación en un comunicado.

Explicar las razones


En el mismo, añade que “el presidente del Cabildo, Mariano Zapata, el vicepresidente insular José Adrián, y el presidente del CIALP, Carlos Cabrera, tendrán que explicar las razones por esta falta de respuesta y cuáles son los motivos por los que se ocultan a los municipios del Valle de Aridane afectados y a la población en general esta información vital, pues es agua de consumo humano”.


Desde la Asociación, consideran que las peticiones realizadas sobre los análisis de agua anteriores a 2016; información sobre actuaciones de obligados cumplimiento en materia de protocolos sanitarios; el expediente de cambio de uso agrícola a urbano; y la verificación de muestreos independientes, entre otras, “no merecen el silencio como respuesta, cuando estos datos deberían ser de dominio público. Y si no es comprensible la ocultación de información a una asociación ciudadana, aún menos justificable en una sociedad democrática, es que se profieran amenazas e insultos por parte de representantes públicos”.

Dudas


Todo ello, añade, “nos genera cada vez más dudas sobre el proceder de los representantes del Cabildo y CIALP a la vez, nos deja muy claro su nulo compromiso con la transparencia”.


El colectivo advierte que “seguirá tomando iniciativas que proporcionen a La Palma un suministro de agua abundante de la mejor calidad, con precios justos, y la liberen de la gran especulación a la que sigue sometida”.


En mayo de este año la Asociación denunció que el agua procedente del túnel de trasvase no tenía calidad para el consumo humano, teniendo en cuenta los análisis oficiales del agua procedente de dicha infraestructura del año 2016 que tiene en su poder, concretamente de la boca Oeste. Carlos Cabrera negó estas acusaciones, aseguró un recurso que “muy controlado”, y dijo que “no se puede decir a la opinión pública que el agua de La Palma está contaminada y contiene aguas fecales”.

TE RECOMENDAMOS