erupción en la palma

El buque Ramón Margalef va a estudiar los efectos en el ecosistema marino

El personal del Instituto Español Oceanográfico (IEO) analizará los cambios morfológicos en el fondo y las posibles salidas de gases

El buque Ramón Margalef, del Instituto Español Oceanográfico (IEO) -uno de los centros nacionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, ha llegado a La Palma para estudiar los efectos en el ecosistema marino de la erupción volcánica que comenzó el pasado domingo en esta isla. A bordo del barco, el personal científico realizará un completo estudio geomorfológico del suelo marino ante la posible existencia de focos de emisión bajo el mar.

La embarcación zarpó el martes de Vigo con carácter de emergencia para responder a los requerimientos del comité científico del Plan de Emergencia por riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), con el objetivo de llevar a cabo un estudio oceanográfico multidisciplinar exhaustivo de la zona sur-oeste de La Palma. El Margalef atracó el viernes por la noche en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde, una vez embarcados el personal científico y material específico, puso rumbo a La Palma.

El personal científico está compuesto por ocho investigadores (Geología, Microbiología y Oceanografía), además de dos técnicos en I+D+I y el piloto del dron. Por una parte, analizarán los procesos biológicos asociados a la caída masiva de cenizas volcánicas en el mar, así como el eventual contacto de la colada volcánica con el océano. Recogerán muestras del fondo marino, de agua y de organismos para tener una imagen completa del funcionamiento del sistema volcánico.

En 2018, en el marco del proyecto Vulcana, sobre la actividad volcánica submarina en Canarias, que ejecuta el IEO desde hace 10 años, y debido a la reactivación sísmica detectada entonces en La Palma, los científicos del Ángeles Alvariño investigaron al oeste y sur de la Isla en busca de emisiones submarinas o signos de actividad volcánica.

TE RECOMENDAMOS