CD Tenerife

Un gran CD Tenerife gana al líder Ponferradina e ilusiona a la afición

Primero Zorrilla, de cabeza, y luego Álex Muñoz, con un misil lanzado desde fuera del área, sirven para que los blanquiazules se coloquen terceros tras derrotar con merecimiento a la Ponferradina

Un gran CD Tenerife gana al líder e ilusiona a la afición. Fran Pallero

El CD Tenerife doblegó de manera brillante a una SD Ponferradina que se plantó imbatida en el Heliodoro. Pero nada pudo hacer el cuadro del Bierzo ante un equipo que está protagonizando un inicio de temporada más que ilusionante. Tras una primera parte igualada, los de Ramis se destaparon en la segunda. Marcó Elady Zorrilla de cabeza el 1-0, pero la brillante rúbrica del encuentro la puso Álex Muñoz con el que será, probablemente, el gol de la jornada. Un misil desde fuera del área se coló por la meta leonesa. Así el cuadro tinerfeñista se mantiene imbatido, solo ha encajado un gol en los cuatro encuentros disputados y es tercero en la clasificación por méritos propios.

Renovó el once inicial Luis Miguel Ramis con la entrada de Enric Gallego en la punta, mientras que Álex Muñoz desplazó al banquillo a Pomares para surgir en el lateral zurdo.

El primer acto resultó muy abierto y los dos equipos tuvieron opciones de llevarse algún gol a la caseta. Fueron lo locales los primeros en acercarse a la portería de Lucho mediante un disparo de Shashoua que se marchó fuera por poco. Respondió el exblanquiazul Naranjo con un cabezazo que se fue por encima del larguero (min 4). La alternancia de ocasiones fue la tónica del inicio del choque. Yuri y Shashoua volvieron a acercarse a los dominios rivales en los minutos 16 y 18, respectivamente. Sin embargo fue el Tenerife el que pasó a dominar tras superar la media hora de encuentro.

Primero con un centro desde la izquierda de Álex Muñoz que remató Elady Zorrilla obligando al meta contrario a desviar a córner. En el 31 un centrochut de Míchel se estrella en el larguero de la portería de la ‘Ponfe’. En el rechace los blanquiazules pidieron penalti a Carlos Ruiz tras un empujón de Copete. El VAR no entró a valorar la acción. Fue, sin duda, la mejor ocasión de la primera mitad. Las hostilidades acabaron tras un disparo lejano de Yuri que paró Soriano con seguridad.

La segunda parte arrancó con la entrada al campo de Mollejo, última incorporación de los blanquiazules en el mercado de fichajes. El canterano del Atlético de Madrid relevó Bermejo. Debutó con buen pie Víctor porque al poco de estar en el campo su equipo se adelantó en el campo. Es verdad que el gol llegó en una acción de estrategia, donde poco tiene que ver el cambio. Una falta lateral colgada por Míchel la cabecea Elady Zorrilla al fondo de las mallas para adelantar a los blanquiazules en el marcador.

Pero ponerse por delante en el marcador no hizo que los locales bajaran el pistón. Siguieron apretando con el viento a favor y con la chispa adecuada para mantener la presión sobre una Ponferradina ahogada en el centro del campo, inexistente arriba y temerosa atrás. Ramis aprovechó que las cosas pintaban bien para cambiar a Ethyan por Gallego. El canterano relevó al veterano, que estaba muy cansado (min 62).

Lo mejor de la tarde fue la sentencia del encuentro. Álex Muñoz volvió al Heliodoro a lo grande con un golazo antológico, probablemente el mejor de la jornada. Durísimo disparo del lateral tinerfeñista desde fuera del área para ampliar la renta de un equipo que se llevaba el premio justo a su insistencia. En la celebración, Álex se llevó la amarilla por quitarse la camiseta.

Para amarrar aún más el partido, Ramis optó por refrescar al equipo. Larrea y Pomares relevaron a Shashoua y Álex Muñoz en el 69, mientras que Thierno Arévalo le dio descanso a Corredera. Gracias a estas sustituciones no pasó nada más en el campo y el Tenerife sumó una jornada más imbatido. Gracias a esta victoria, los de Ramis son terceros con dos victorias y dos empates. El ‘ilusionómetro’ se dispara.