Sucesos

Los buceadores encuentran restos humanos en la costa de Granadilla

En la zona hay cuatro personas desaparecidas, entre ellas, el pescador, de 47 años, del pueblo costero de Tajao, al que su familia y amigos llevan buscando desde hace 80 días

Amigos y familiares de Francis García llevan 80 días buscando su cuerpo y no pierden la esperanza de encontrarlo.

El equipo que busca desde hace 80 días a Francis García, el pescador de 47 años desaparecido el 20 de junio mientras faenaba cerca del Puerto de Granadilla y del que nada se sabe desde entonces, encontró ayer restos humanos en la costa del municipio a la espera de que sean analizados.


Los restos fueron hallados a un kilómetro de la costa, en la zona que se perimetró como de aguas interiores, pero se desconoce a qué parte del cuerpo pertenecen hasta que no se tengan los resultados por parte de la policía judicial.


Tampoco si son de Francis, ya que hay que tener en cuenta que en Granadilla hay cuatro personas desaparecidas y todas en el mar, con lo cual, el hallazgo puede servir para ayudar a esclarecer cualquiera de estos casos.


La familia, amigos y vecinos del pescador de Tajao no pierden las esperanzas de encontrarlo y por eso no han dejado ni un solo día de buscar su cuerpo, que fue arrastrado por una nasa que se le enganchó en una pierna cuando faenaba a bordo del barco familiar Punta Abona.


A pesar de la falta de medios técnicos, y casi dos meses y medio después de su desaparición, mantienen un operativo silencioso -con frecuentes reuniones para intercambiar información y plantear las estrategias- aunque constante para dar con su paradero y fue así que ayer encontraron los restos.


El equipo está coordinado por el buceador y fotógrafo profesional Moisés Pires, que ha participado en operaciones como la del Prestige, en Galicia, o Costa Concordia, en Italia, y se moviliza prácticamente todos los días para buscar a Francis.

Las posibilidades de éxito son escasas, han pasado más de dos meses y el tiempo juega un papel fundamental en este tipo de actuaciones, pero el ánimo está alto en el equipo. “No nos planteamos retirarnos, la idea es seguir buscando, haremos todo lo humanamente posible”, manifestó a finales del pasado mes el buceador a este periódico.


Pires indicó que las tareas acaban de entrar en la “fase profunda”, lo que ha llevado a dividir la zona de rastreo en dos áreas, una “de aguas interiores”, que se extiende desde la punta del muelle de Granadilla hasta Montaña Roja, en el marco de la cual se produzco el hallazgo, y otra “de aguas exteriores”, para lo que es necesario el uso de material técnico, tales como robots submarinos y sonares de barrido lateral, que permiten cartografiar los fondos marinos, que podrían empezar a actuar esta misma semana.


Pese al amplio radio de acción de la búsqueda, el experimentado buceador mantiene que el “punto caliente” sigue siendo el lugar donde Francis cayó al agua el 20 de junio, una zona de casi 100 metros de profundidad situada a un kilómetro de la costa entre el puerto industrial y la zona de Montaña Pelada.


Las personas que quieran colaborar con la familia a sufragar el costo del robot privado pueden hacerlo en la cuenta bancaria ES42 2100 6951 0602 0025 0402, debiéndose poner en el concepto Donación Búsqueda de Francis, e indicar el nombre o el número del DNI si quiere desgravarse de la Renta de 2021.