Erupción La Palma

Es un bulo: las nuevas tierras que podrían surgir tras la erupción no pueden ser inscritas

Nadie podrá aprovecharse de los terrenos que puedan ocasionarse de la erupción en La Palma

Desalojados en plena intervención./Fran Pallero

Llámenlo leyenda urbana, bulo o como quieran, pero sepan que nadie será más listo que los demás a la hora de una supuesta inscripción de las nuevas tierras que pueda generar el volcán surgido el pasado domingo en Cabeza de Vaca (El Paso, La Palma), si es que llega la colada de lava al mar, circunstancia que, dado lo advertido ayer por los expertos, aún no está plenamente confirmada.

Explica al DIARIO DE AVISOS sobre este respecto el decano de los notarios canarios, Alfonso Cavallé, que, contrariamente a la infundada creencia popular, todo surgió cuando la erupción del San Juan (1949), y no la del Teneguía (1971). “Cuando el San Juan, la lava amplió fincas que, con el paso del tiempo, resultaron ser idóneas para cultivos como el de las plataneras, y entonces bastaba con aplicar lo dispuesto en el Código Civil”.

“Pero ahora”, continúa el especialista, “todo lo nuevo está sujeto al dominio público terrestre contemplado por la normativa vigente respecto a las costas de todo el país, así que no habrá oportunidad a que nadie se aproveche de la desgracia colectiva que hoy sufren los palmeros a cuenta de esta catástrofe natural”.

En resumen, que la población puede estar tranquila y no habrá ocasión alguna para lucrarse donde tantos solo han sufrido pérdidas incontables en su patrimonio y en sus irrecuperables recuerdos.