Tacoronte

La redistribución del Tripartito en Tacoronte, pendiente de que se reúna la Mesa del Pacto

El alcalde asume desde hace tres meses las áreas de los tres concejales del PSOE que ya no forman parte del Gobierno municipal

Medina (PSOE), Díaz (NC) y Moreno (SSP) firmaron en junio de 2019 el pacto para la gobernabilidad de Tacoronte. DA

El acuerdo por la gobernabilidad, la dinamización económica y la cohesión social de Tacoronte que firmaron en junio de 2019 Nueva Canarias (NC), el PSOE y Sí se puede (SSP) para conformar una mayoría estable y progresista en el municipio, ha sufrido varios vaivenes en la mitad del mandato, coincidiendo con el cambio de Alcaldía que a día de hoy no se ha podido concretar y todo apunta a que finalmente no se hará.
En dicho pacto, los partidos firmantes establecían 11 Concejalías, 5 gestionadas por el PSOE, 4 por NC y 2 por SSP, proporcionales al número de representantes conseguidos en las últimas elecciones municipales. Lo cierto es que la expulsión de las filas socialistas de los ediles Carlos Medina y Sandra Ramos (quienes desde junio pertenecen al grupo de no adscritos) por haber desobedecido las órdenes de su partido de pactar con Ciudadanos (Cs), y la renuncia al acta el pasado jueves “por motivos personales” de Carmen Dorta, quien se presentó como independiente por la lista del PSOE, ha complicado el organigrama municipal.
Hay que tener en cuenta que el Ejecutivo municipal -pero también el PSOE- cuenta con dos concejales menos. Todo apunta a que en el pleno de octubre se incorpora María Sandra Izquierdo, número siete en la plancha de los socialista, en sustitución de Dorta.

A la espera del PSOE
Las áreas que le corresponden a esta última fuerza política las ha asumido directamente el alcalde, José Daniel Díaz (NC), a la espera de que se reúna la Comisión de Seguimiento o Mesa del Pacto, compuesta por tres personas de cada fuerza política, y el PSOE redistribuya nuevamente las competencias que le corresponden en el gobierno.
Desde entonces, además de la Alcaldía y las áreas que eran de su competencia como Recursos Humanos, Personal, Comunicación y Servicios Sociales, el mandatario se ocupa de Hacienda, Contratación y Comercio, Aguas y Saneamiento, Obras, Alumbrado Público, y Cultura y Fiestas.
En dos años de mandato la Mesa del Pacto se ha reunido entre cuatro y cinco ocasiones, confirma el alcalde, dos de ellas el pasado mes de junio, motivada por la expulsión de Ramos y Medina.
Según el acuerdo firmado, los socialistas, y en concreto, Carlos Medina, ocuparían el sillón de la Alcaldía los dos últimos años de gobierno, un punto que no se puede cumplir. Para ello, Díaz debe renunciar al cargo y convocar un pleno extraordinario, similar al acto de constitución de la Corporación, en el que la persona elegida deberá conseguir la mayoría absoluta del Pleno (once votos) y actualmente, no hay ningún concejal que los tenga.