santa cruz

Santa Cruz rechaza recuperar la piscina en ruinas de Ofra debido al coste que tendría mantenerla

Apoyados en un informe de viabilidad, ofrecen sufragar el traslado de los alumnos del CEIP Las Delicias y del IES Virgen de La Candelaria hasta la instalación de Las Retamas por 20.000 euros para no destinar 40.000 a cuidar aquella donde nadó Michelle Alonso
La página principal del informe de viabilidad sobre una foto actual de la piscina del CEIP Las Delicias, en Ofra. FRAN PALLERO / DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz, apoyado en un informe de viabilidad realizado en 2018, rechaza recuperar la piscina de Ofra en la que se inició en la natación la medallista paralímpica Michelle Alonso y que lleva 15 años en ruinas. El argumento principal que motiva la actual falta de apoyo a la rehabilitación es que, aunque el Consistorio no sería quien costeara el medio millón de euros de la obra, si esta se realizara sería “inviable” para las arcas municipales destinar 40.000 euros anuales a su mantenimiento.

En el mismo documento al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS se ofrece una opción alternativa más económica: costear el transporte público de los alumnos afectados por el cierre de la piscina hasta otra instalación cercana, la del Centro Deportivo Las Retamas. El coste de ese transporte así como del alquiler de la piscina y de la contratación de un monitor se cifraba en 20.000 euros al año.

Otro de los argumentos que se dan es que cerca de la instalación hay dos piscinas: la del Centro Deportivo Las Retamas (recurso municipal) y la del Complejo Deportivo de Santa Cruz-Ofra (recurso insular).

En el mismo documento solo se ofrecen alternativas de transporte para los alumnos de los dos centros educativos que conectan con la piscina en ruinas, el CEIP Las Delicias y el IES Virgen de La Candelaria. Así, el ingeniero calcula cuántas horas necesitarían esos alumnos la piscina dentro de su jornada lectiva y valora que la opción más económica es llevarles en transporte escolar hasta otra.

Sin embargo, en el informe no se contempla que la piscina de Las Delicias pueda ser utilizada por los más de 40.000 vecinos del distrito Ofra-Costa Sur, como ocurría antaño, ya que según el ingeniero ello supondría al Ayuntamiento afrontar costes adicionales como la contratación de personal de vigilancia así como socorristas en horario no lectivo.

“Teniendo en cuenta que el espacio ocupado por la piscina se puede destinar a otro espacio deportivo que suponga una inversión, costos de explotación y mantenimiento menores, la propuesta de alquiler de los servicios parece la mejor opción”, se concluye en el documento.

TE RECOMENDAMOS