turismo

Yaiza Castilla: “Ahora lo importante es ayudar a los palmeros. Y mañana, que esto les sirva de prosperidad”

Fue nombrada consejera de Turismo del Gobierno de Canarias en julio de 2019, tras el denominado pacto de progreso
Yaiza Castilla, consejera de Turismo del Gobierno de Canarias. | Sergio Méndez

Fue nombrada consejera de Turismo del Gobierno de Canarias en julio de 2019, tras el denominado pacto de progreso, y en poco más de dos años le ha tocado enfrentarse a la quiebra del mayor turoperador turístico que operaba en el Archipiélago, Thomas Cook; a la devastadora pandemia de la COVID-19 que obligó al cierre de hoteles y del turismo en las Islas y, por si fuera poco, hace unas semanas a una erupción volcánica, que, si bien, muy a largo plazo, puede ser un atractivo turístico para La Palma, en estos momentos es un auténtico drama para miles de familias que se han quedado sin nada. Una situación para la industria turística que no se imaginaba ni en sus peores pesadillas, pero que espera adquiera visos de normalidad a finales de este año.

-¿Cómo puede afectar la erupción volcánica de La Palma a la recuperación turística de las Islas? ¿Se están produciendo cancelaciones?

“No, pues fíjese que no. Todo lo contrario. Durante los días previos a la erupción y ahora, durante la misma, desde Promotur hemos estado facilitando toda la información que nos han ido solicitando agentes y turoperadores y lo que hemos notado es que se valora mucho en los mercados emisores la unión, la coordinación y la seguridad en destino. Y creo que esto ha hecho que no se estén produciendo cancelaciones. Es más, a nivel interinsular los primeros días aumentó el tráfico hacia La Palma y, en este sentido, sí quiero decir que no es el momento. Primero, porque se está haciendo lo imposible para buscar casas para la gente que ha tenido que abandonar las suyas y, segundo, porque cuanta más gente, más colapso de todos los recursos. Desde luego, lo que sí es un deseo es que esta inquietud que la gente está teniendo ahora se mantenga para más adelante y que todo el sufrimiento de los palmeros se vea recompensado pronto con mayores oportunidades de prosperidad económica. Es cierto que ahora no es el momento de hablar de esto, pero espero que en el futuro los palmeros puedan crear una cierta prosperidad económica utilizando este acontecimiento natural en su beneficio”.

-¿Qué opina de las declaraciones de la Ministra Reyes Maroto que señaló que la erupción podía ser un gran atractivo turístico?

“Mire, sinceramente, yo creo que la ministra en el momento en el que le preguntaron eso no era consciente del drama y de la situación que estaban viviendo los palmeros. De hecho, ya ha pedido disculpas, por eso tampoco vamos a hacer leña del árbol caído, pero lo que sí me preocupa es la reacción de distintos partidos políticos para generar crispación, cuando realmente lo que se está demostrando es que la coordinación y la unidad es lo principal, no si se es de un partido u otro. Me preocupa y me molesta que se desvíe la atención de lo que realmente es importante en este momento, que es ayudar a los palmeros”.

-Bueno esto sirve hasta para que muchos sitúen la Isla de La Palma en el mapa.

“De hecho, hemos tenido que sacar un mapa para el mercado internacional para situar la Isla. Sabemos que es de Primaria, pero, bueno, lo tenemos asumido y hay que hacerlo; primero para posicionar La Palma y, segundo, para que sepan su ubicación con respecto al resto de Islas”.

-El verano fue mejor de lo esperado gracias en parte al mercado nacional y local, ¿qué espera de la temporada de invierno que está a punto de comenzar? ¿Son optimistas?

“Pues sí. Las perspectivas para los próximos meses son bastante positivas. Hay una demanda potente, lo que pasa es que, dada la situación actual de la COVID, es muy complicado planificar unas vacaciones con tiempo. Pero, mire, según los últimos datos que tenemos, la capacidad aérea para este invierno ya está un 9% por encima del invierno de 2019. Ya hay programadas más de 7,8 millones de plazas aéreas. Yo creo que vamos a ser líderes absolutos este invierno, pero por muchas cuestiones. La vacunación marcha a buen ritmo y Canarias es uno de los pocos destinos de sol y playa a media distancia de los principales mercados emisores. El peninsular y el local han dado muestra de su gran fortaleza este verano y esto continuará así, pero en el invierno el protagonista es el turista internacional. Somos un destino que aporta seguridad y eso se notará en las reservas, aunque, como le digo, las circunstancias actuales hacen que no se planifique hasta última hora. También es muy importante y hay que tenerlo muy en cuenta, el reciente anuncio del ministro de Transportes británico de ir flexibilizando las normas de viajes. Por ejemplo, solo habrá una lista roja y se eliminarán, a partir del próximo 4 de octubre, el test de antígenos antes de tomar el avión de vuelta y también a finales de ese mes se sustituirán las pruebas PCR a los dos días de llegar a Reino Unido por uno de antígenos, que es mucho más económico. Eso, sin duda, dará un fuerte impulso a la demanda de viajes de los británicos, principal mercado de las Islas”.

Yaiza Castilla, consejera de Turismo del Gobierno de Canarias. | Sergio Méndez

-Pero aún acabaremos el año muy lejos de aquellas cifras récords de 15,9 millones de turistas.

“Bueno claro, pero hay que ser conscientes de dónde venimos. Nada más y nada menos que de un cierre turístico por una pandemia. Algo inesperado. Pero le soy sincera, con todas las salvedades propias de la época en la que estamos, esperamos cerrar el año con unas cifras de turistas similares a las de 2020, con 5 millones, un 33% de lo alcanzado en 2019, pero con la diferencia de que en 2020 tuvimos tres meses de actividad sin pandemia que ayudaron a elevar el cómputo anual y que en este año ocurrirá justo lo contrario: la tendencia será alcista en los últimos meses del año. Digamos que al finalizar diciembre se habrán sentado las bases para una recuperación rápida y sostenida en el tiempo a medida, claro está, que se vayan superando la pandemia y los miedos asociados a ella”.

-Imagino que los hoteleros estarán esperando a los turistas con la alfombra roja.

“Los empresarios están absolutamente preparados para ello y, además, han dado clara muestra de cómo han afrontado este verano a pesar de la situación complicada por la que han tenido que pasar; por eso son tan importantes los ERTE y su renovación…”

-Hablando de este asunto, está siendo francamente complicado llegar a un acuerdo. Mañana, Gobierno, sindicatos y empresarios tienen la última posibilidad para alcanzar la prórroga.

“Negociar de esta forma, cada tres meses, es complicado. Yo lo que pido es que se mantengan hasta que se recupere la situación económica de Canarias. De hecho, en su día, al principio, planteé que se creara una comisión de seguimiento. Es más, me han llegado rumores de que se quiere cambiar un aspecto que sería tremendamente injusto para las Islas. Y le explico. Hasta ahora se bonificaba a la Seguridad Social por cada trabajador que el empresario sacaba del ERTE, lo que era una herramienta muy positiva en un entorno de demanda. Lo que pasa es que, hasta ahora, en Canarias no hemos disfrutado, por así decirlo, de ese entorno de demanda. Lo curioso es que ahora que va a empezar nuestra temporada alta y sí entraremos en ese entorno del que hablaba, lo que me llega es que quieren eliminar esa bonificación, lo que provocaría, de nuevo, una enorme desigualdad con las Islas, porque todo el ecosistema económico peninsular durante su temporada alta, que ha sido el verano, ha podido beneficiarse de este medida. Sin embargo, ahora que se renegocian los ERTE, a Canarias, la región peor parada en esta crisis, le quitas la bonificación. No lo entiendo”.

-Justo cuando se supone que los empresarios empezarán a recuperar trabajadores.

“Exacto. Pues eso no me parece nada justo, sino una nueva desigualdad de trato con Canarias. Por eso, apelo a que se tenga en cuenta la disposición aprobada en el decreto donde se decía que había que tener en cuenta las especificidades de las Islas. Mire, yo no digo que se le quite a nadie, pero al menos que se mantenga ahora que nosotros empezamos nuestra temporada alta. No sería justo, porque es ahora cuando necesitamos la ayuda para que los empresarios empiecen a levantar cabeza y a recuperar algo de lo perdido durante todo el año”.

-¿Son suficientes los 311 millones que anunció esta semana AENA para los aeropuertos de Tenerife? ¿Es otro trato desigual a Canarias?

“Vamos a ver, yo creo que AENA tiene que dimensionar en su justa medida el peso de los aeródromos canarios. Tenerife Sur, en concreto, es el segundo aeropuerto en tráfico de pasajeros después del de Gran Canaria, pero es que somos el séptimo de España. Según los datos de la propia AENA, hablamos de más de 11 millones de pasajeros en 2019. Entonces, ¿qué esta pasando? No nos conformamos con esa inversión de 311 millones de euros. No es la respuesta a lo que demanda la sociedad tinerfeña ni canaria. No queremos más parches, queremos una solución real y definitiva”.

-¿Por qué esa negativa de AENA a la nueva terminal?

“Pues no lo sé. Es un enigma. Pero, lo que estamos poniendo sobre la mesa no es un capricho, sino una necesidad acorde a la demanda del destino y a su importancia como aeropuerto en la red del ente público. Por eso me sumo a los agentes sociales, económicos y políticos de Tenerife, que siguen demandando, como llevan años haciendo, que AENA acometa una planificación integral del aeropuerto Tenerife Sur en la que se incluya la construcción de la nueva terminal de pasajeros. Seguimos demandando que en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) 2022-2026, que el Consejo de Ministros aprobará el martes se incluya una dotación económica suficiente para elaborar el proyecto de esta infraestructura aeroportuaria, así como la partida necesaria para iniciar su ejecución, que finalizaría en el marco del DORA III. Además, ha quedado demostrado que existe un amplio consenso económico, social y político en Tenerife para que esta obra sea una realidad. No logramos entender la falta de sensibilidad de AENA con respecto a esta demanda, mucho más incomprensible si se tiene en cuenta que recientemente se dejaba en suspenso la ampliación del Prat, que tenía prevista una inversión de 1.700 millones de euros”.

-¿Tienen las voces que piden salir a la calle con este asunto?

“Pues a lo mejor es hora de una posición más contundente empresarial, social y política. Sumando, a lo mejor conseguimos algo más, pero tenemos que seguir insistiendo y reaccionar. No podemos estar siempre con la misma cantinela”.

-No me gustaría acabar la entrevista sin preguntarle cómo está funcionando la campaña de los bonos turísticos.

“Pues, mire, de los 50.000 bonos turísticos que sacamos, tenemos 30.000 activados, lo que es una cifra importante. Y tenemos puestos, de los 10 millones que teníamos consignados, 6 millones. Lo que estamos viendo es que, claramente, en verano se activaron mucho por las vacaciones, pero sí es cierto que ahora en invierno se ha parado algo porque la gente ha vuelto a sus trabajos. De todas formas, tenga en cuenta que de aquí a diciembre, que es cuando caducan, hay varios puentes y días festivos por lo que esperamos que sea en esas fechas cuando los residentes soliciten su uso y conseguir algo que llevamos tiempo intentado que es desestacionalizar la demanda del turismo regional, que ahora solo es en los meses de verano. Además, si a esto unimos la llegada de extranjeros, pues lo que le decía antes: optimista. Se están dando unas condiciones muy favorables, si nada se tuerce, para que nuestra temporada alta sea como realmente es nuestra temporada alta y sentar las bases para el 2022 y donde vea la consejería que usted, cuando me hizo la primera entrevista como consejera, me auguró que iba a ver. Solo me dio tiempo de ir a una World Travel Market (WTM) y ya en Fitur la situación se complicó”.

-La verdad es que nadie se esperaba esto. La de Turismo siempre es la consejería que da alegrías.

“Ya, eso esperaba, pero bueno, cada vez está mas cerca”.

TE RECOMENDAMOS