Economía

Antonio Núñez: “Un buen líder debe ser proactivo y adentrarse en los retos futuros”

Antonio Núñez, de Parangon Partners y experto en liderazgo, participó esta semana en Santa Cruz de Tenerife en el ‘Foro Nueva Economía, Nueva Empresa’, organizado por la Fundación la Caixa y la Fundación CajaCanarias, bajo la dirección técnica de la Fundación Fyde CajaCanarias y la Asociación Española de Directivos (AED)

Esta semana se ha celebrado, en el hotel Iberostar Heritage Grand Mencey, en Santa Cruz de Tenerife, la conferencia Las 10 cualidades del líder que necesitarán las empresas para ganar la batalla del talento. Una de las citas del Foro Nueva Economía, Nueva Empresa, que impulsan conjuntamente la Fundación la Caixa y la Fundación CajaCanarias, con la dirección técnica de la Fundación Fyde CajaCanarias y la Asociación Española de Directivos (AED).

Antonio Núñez, head hunter especializado en Liderazgo para la Alta Dirección y Gobierno Corporativo, explicó a los asistentes cuáles son esas cualidades que necesitan, ahora mismo y tras los cambios generados por la pandemia de la COVID-19, los empresarios y líderes de las empresas españolas, para destacar y obtener los mejores resultados.

Para él, hay diez cualidades que no deben faltar en un líder, sobre todo, después de la pandemia, pues asegura que “los equipos han quedado muy tocados”.

En primer lugar, destaca un liderazgo fuerte e integrador, con capacidad de motivar, inspirar y unir a las personas. Habla de un directivo que responde a un estilo de dirección más horizontal e integrado. Una persona con los rasgos de un líder carismático: empático, colaborador y con capacidad de emocionar y unir.

En segundo lugar, menciona la visión estratégica a medio y largo plazo, pero revisable a corto plazo. Asegura que como resultado de la crisis sanitaria y económica se exige un líder más prudente y equilibrado con el riesgo, que sepa aprender de los errores, para definir e implementar la estrategia y valores de la empresa.

Estas personas necesitan tener también gran flexibilidad y adaptación al cambio. Y es que se pide que un líder sea proactivo y con capacidad para adelantarse a los retos y necesidades futuras.

Valores y ejemplaridad. Esta es otra de las cualidades que debe tener en épocas postCOVID. Y es que es importante que una persona que esté al frente de un equipo sea solidaria, cercana, humilde, optimista y valiente. Lo ideal es que dé ejemplo.

Basado en su experiencia internacional de búsqueda de talento, para este experto, además, es clave que un líder sea resiliente, es decir, que sea capaz de superar circunstancias traumáticas. Es clave, para él, que un directivo tenga seguridad en sí mismo y que sepa ponerse en el más alto nivel de presión para tener la ambición de lograr más de lo que el resto espera. Pero también la habilidad para superar los errores y el fracaso.

Asimismo, hay que tener en cuenta la innovación y la transformación digital. Y aquí hace hincapié en el hecho de que no solo vale con formar al equipo, sino que hay que incentivar para que realmente puedan innovar, así como crear estructuras donde realmente se pueda innovar.

Resalta la toma de decisiones. Y es que explica que “es muy importante saber dirigir el interés y el esfuerzo hacia un objetivo compartido claro”. Para ello, asegura, “es necesario tener una agenda planificada con objetivos y resultados, además de profundizar en la claridad del mensaje”.

Igualmente, habla de la eficiencia y la orientación a los resultados. Considera que “un líder eficiente debe saber gestionar el tiempo, que siempre suele ser un recurso escaso”. Para ello, debe aprender a gestionar las reuniones, conciliar la vida laboral y personal, y saber relacionarse con el resto.

La cualidad número nueve es la colaboración, el trabajo en equipo. Cree que el buen líder debe liderar en red, de forma transversal y multifuncional. También tiene que saber trabajar con presión, tener curiosidad y conocimientos de otros modelos de negocio, comprender otro tipo de culturas y, por supuesto, saber adaptarse a la tecnología.

Por último, Antonio Núñez señaló que “es importante la comunicación y la capacidad de escucha, interna y externa, para generar confianza”.

Pero para esto, dijo Núñez, “es básico conocerse, para poder mejorar, tanto las fortalezas como las áreas de desarrollo o debilidades”.

En el encuentro, los asistentes pudieron hacer preguntas y resolver sus dudas. “Un foro para el aprendizaje y la interconexión”, según destacó el vicepresidente de la AED en Canarias y director territorial de CaixaBank, Juan Ramón Fuertes, en el que dar a conocer las cualidades del líder tras la COVID, para gestionar las compañías de una forma más humana y cercana, hacer un intercambio de conocimientos con los asistentes y poder comprobar cómo los líderes canarios se reconocen en ese decálogo de buen líder.

Algo que el ponente Antonio Núñez confirmó a DIARIO DE AVISOS, ya que aseguró que “en España contamos con grandes directivos que nos hacen competitivos a nivel internacional”.