erupción en la palma

Aumenta el consumo de ansiolíticos, antidepresivos y pastillas para dormir en La Palma

Desde el Colegio de Farmacéuticos señalan que ya comienza a verse una tendencia al alza en la demanda de este tipo de productos por el volcán
Interior de una farmacia. DA

La erupción del volcán de Cumbre Vieja no solo ha tenido efectos para las víctimas directas de la lava. También el resto de la población ha experimentado problemas derivados del fenómeno natural, tales como insomnio, debido a los fuertes rugidos o incluso nervios por la situación que amigos, familiares o vecinos están atravesando. Y ese cúmulo de sensaciones es el que ha llevado a los palmeros a incrementar la demanda de antidepresivos, ansiolíticos y medicamentos para conciliar el sueño, tal y como explica a DIARIO DE AVISOS Marcelo Rodríguez Muros, vocal para las Islas Menores del Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife.


A este respecto, el representante y miembro de la Junta de Gobierno de la entidad señala que “ha habido compañeros que han comentado” lo llamativo que les ha resultado ver cómo ha aumentado el consumo de determinados productos, si bien admite que “aún no tenemos datos sobre el volumen exacto”. “La gente lo está pasando muy mal”, indica, motivo por el que se habrían recetado más medicamentos destinados a paliar las secuelas que está trayendo consigo el volcán, aunque, aclara, no se trata de una solución a largo plazo y habrá que ver qué escenario vendrá con posterioridad al suceso, del que por el momento no se tiene un horizonte muy definido.


Ayer, Rodríguez detallaba que “no es un buen día” para el colectivo gremial al que pertenece, teniendo en cuenta que a la farmacia del barrio aridanense de Todoque, engullida por las rocas calientes en las primeras semanas de la erupción, se sumaba la de La Laguna, en la misma localidad, también borrada del mapa por el ensanchamiento de una de las coladas. Y es que dicho establecimiento, situado frente a la gasolinera lagunera, es uno de los símbolos que han caído y que representan la devastación que está ocasionando el Cumbre Vieja a su paso por distintas zonas del municipio.


No obstante, no es menos reseñable que los propios profesionales farmacéuticos están viviendo en sus carnes la tragedia. Según declara el vocal del Colegio, varios empleados de diferentes farmacias de la Isla han sufrido pérdidas de algún tipo, desde fincas o solares hasta viviendas principales. Además, al encontrarse detrás del mostrador, han tenido que presenciar escenas cargadas de emoción: “Están cansados, y muchas veces les toca hacer un trabajo casi de psicólogos”, dado que, cuenta, muchos clientes se desmoronan desde que entonan dos o tres palabras, al recordar lo que han tenido que dejar atrás al ser evacuados o lo que el volcán les ha arrebatado.

SOLIDARIDAD


Nada más acceder a la página web del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, figura un letrero que indica: “Más cerca que nunca de La Palma”. Junto a él, dos números de Bizum a los que enviar dinero a modo de donaciones, bien en beneficio del Cabildo palmero o de Cruz Roja, para aportar un granito de arena en las tareas que se están desarrollando en la Isla Bonita. Al lado de los logotipos del Colegio y la Cooperativa Farmacéutica de Tenerife (Cofarte) se halla el de la Fundación Cofares, que el pasado mes de septiembre hacía llegar a Cáritas Diocesana 6.100 unidades de material de protección y productos farmacéuticos, incluyendo mascarillas FFP2, sueros y colirios, con el objetivo de ayudar a los damnificados. Una sector más que se ha volcado con la Isla y sus habitantes.

TE RECOMENDAMOS