Cultura

Cines contra viento y marea (pandemias y plataformas)

En medio de las múltiples dificultades que afronta el sector, los Price acaban de reabrir sus puertas, el Víctor lo hará la próxima semana y en diciembre será el turno de los Puntalarga

Cines Price Prime, en la capital tinerfeña. / Fran Pallero

Más allá de un empeño empresarial, debe haber algo parecido a la rebeldía o cierto espíritu romántico entre quienes hoy se dedican a gestionar un cine. Sobre todo si esas salas no forman parte de una gran cadena de exhibición. Lo de al mal tiempo, buena cara podría explicar, por ejemplo, la actitud de Eladio Fraga Tarife, responsable de los Cines Price Prime, que hace apenas seis días retomaron su actividad tras un año y medio cerrados debido a la COVID-19 y las restricciones de seguridad sanitaria para hacerle frente.

RECAUDACIÓN

“Estamos muy tocados por la pandemia, como todo el mundo de la cultura, pero también porque, pese a que la situación sanitaria ha mejorado mucho, la gente continúa teniendo miedo”, afirma Fraga Tarife. “El pasado fin de semana se estrenó Sin tiempo para morir, la última de la saga de James Bond, y recaudó en España poco más de dos millones de euros -argumenta-, cuando antes una película de este tipo podía hacer en taquilla en torno a los cuatro millones en un fin de semana”. “El cine en España factura hoy el 50%, o menos, de lo que lo hacía antes del coronavirus”.

El aforo de los cines ubicados en el santacrucero barrio de Salamanca se encuentra hoy reducido al 55% de su capacidad, de acuerdo con las restricciones vigentes. “Pero a eso tenemos que añadir las distancias de seguridad, por lo que realmente se sitúa en el 35-30%”, puntualiza Eladio Fraga, quien precisa que, de esta manera, frente a las 750 butacas que suman las seis salas, en la actualidad solo se pueden vender en torno a 200 localidades.

Aunque hay otro factor, más determinante incluso, que también menciona Fraga Tarife: las plataformas que ofrecen cine y series en línea. “Han aprovechado el tiempo y se han desarrollado con una rapidez enorme. Destinan una gran inversión e incluso compran con antelación muchas películas que en los cines hubieran tenido muy buena salida”.

Y pese a todo, Eladio Fraga Tarife y su equipo continúan adelante en esta aventura incierta. Antes de la reapertura de los Price, sus instalaciones fueron sometidas a un conjunto de obras que tuvieron como finalidad mejorar sus infraestructuras de ventilación y renovación del aire. Cada una de las salas y los vestíbulos poseen ahora sistemas diferenciados, todo ello con el objetivo de hacer frente a cualquier tipo de riesgo sanitario. Algo similar es lo que se va a hacer en otro de los espacios de exhibición que gestionan, los Multicines Puntalarga, en Candelaria. La fecha de reapertura en este caso está prevista para comienzos de diciembre.

Mucho antes, casi con toda seguridad la próxima semana, volverá a entrar en funcionamiento el Cine Víctor, también en Santa Cruz de Tenerife. “Aquí la idea es ofrecer una oferta cultural complementaria a otros espacios, como el Teatro Guimerá. Gran parte de la programación serán espectáculos y otras propuestas escénicas, aunque también queremos proyectar esa veintena de grandes títulos cinematográficos que llegan cada año”, concluye.