la palma

El fantasma de lo sucedido en Todoque asusta ya a los vecinos de La Laguna

El insaciable volcán obliga a evacuar a más gente de este barrio de Los Llanos de Aridane y la lava empieza su labor de destrucción en las instalaciones del mismo como su campo de fútbol y un súper
Los dos brazos de la colada más activa del Volcán de Cumbre Vieja frenaron ayer su avance tras adentrarse en La Laguna, destruyendo el campo de fútbol. Foto: Enrique E. Domínguez
Los dos brazos de la colada más activa del Volcán de Cumbre Vieja frenaron ayer su avance tras adentrarse en La Laguna, destruyendo el campo de fútbol. Foto: Enrique E. Domínguez

Son unos 300 vecinos y vecinas de La Palma los que ayer se sumaron a los miles y miles que han tenido que dejarlo todo atrás a cuenta de una erupción sobre la que se sigue sin tener mayor certeza que se trata de la más destructiva de Canarias desde que en el siglo XVIII surgió Timanfaya en Lanzarote.

Y como no podía ser de otra, estas 300 personas residentes en el término municipal de Los Llanos de Aridane a las que la dirección del Pevolca ordenó ayer evacuar tras el avance de la colada de lava que discurre más al noroeste y su proximidad a la zona límite del perímetro ya evacuado, residentes hasta ahora en la zona comprendida en la LP-215 (carretera de La Laguna a Tazacorte), desde el límite con el municipio de Tazacorte señalado en la carretera, hasta el cruce con la LP-213 (carretera a Puerto Naos), viven con el miedo en el cuerpo.

No en balde, el fantasma de lo sucedido en el cercano Todoque, donde el incandescente material surgido desde las profundidades de la tierra no ha dejado piedra sobre piedra, asustaba ya, mientras se dirigían al punto de reunión que se ubicó en el Campo de Lucha Camino León de Los Llanos de Aridane, a quienes temen, lógicamente, que sus pertenencias de toda una vida corran la misma suerte.

Lo cierto es que la lava ya empezó su tarea destructiva, sucumbiendo ante la misma instalaciones como el campo de fútbol de la localidad o un supermercado, en una semana donde los evacuados en esta parte de la Isla superan los 1.200 sin que, lamentablemente, haya visos de que la erupción cese pronto.

Esta gente no solo puede haber perdido su pasado sino que es probable que se haya volatilizado su futuro. Europa Press

No todo es negativo. Aunque pudo causar alarma a los desinformados que se limitan a leer el titular, ayer desveló el vulcanólogo del Centro Superior de Investigaciones Científicas Vicente Soler que este volcán ha expulsado sedimentos oceánicos previos a la construcción de la Isla, y de eso hace más de dos millones de años. Pero lo cierto es que eso casi siempre ocurre en las erupciones canarias, y la mejor muestra de ello son las llamadas restingolitas aparecidas hace diez años en El Hierro.

Mientras tanto, la solidaridad entre los palmeros es igualmente incesante, como la que llega desde el resto del Archipiélago y territorio estatal. Lejos de aminorar con el paso del tiempo, aumenta, porque todos quieren que La Palma siga siendo la más bonita de las Islas Canarias.

TE RECOMENDAMOS