erupción en la palma

Las ayudas de la UE no llegarán hasta que se acabe la erupción

Las autoridades europeas y canarias ya trabajan en la posible ampliación de la partida de 500 millones de euros del Fondo de Solidaridad; se deberá esperar a cuantificar los daños
Zona de cultivo del Valle de Aridane cubierta de ceniza emanada del volcán de Cumbre Vieja | EUROPA PRESS

La reconstrucción de la isla de La Palma tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja contará con financiación de la Unión Europea. Así lo anunció el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, apenas 48 horas después de que diera comienzo el fenómeno natural el pasado 19 de septiembre, toda vez que mantuvo una reunión por videoconferencia con la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira. No obstante, las ayudas que se establezcan en este sentido, al amparo de los Fondos de Solidaridad de la UE, no podrán materializarse hasta que el proceso eruptivo se haya dado por concluido.

“Lo primero es cuantificar la dimensión de los daños”, explicaba ayer a DIARIO DE AVISOS el eurodiputado canario Juan Fernando López Aguilar desde Bruselas. Según el programa satelital Copérnicus, son más de 2000 las edificaciones destruidas por el paso de las coladas de lava, a las que se suman los kilómetros de carreteras sepultadas bajo un mano negruzco. Y los expertos aún no se atreven a augurar una fecha para el final de la erupción, en la medida en que el volcán continúa emanando grandes cantidades de dióxido de azufre, así como registrando decenas -e incluso, en ocasiones, más de un centenar- de seísmos diarios.

A partir del cálculo que realice el Gobierno de Canarias acerca de las pérdidas ocasionadas por el incidente, el Ejecutivo central dará traslado de las mismas a la UE, que valorará de qué manera contribuir a sufragarlas. Para ello, López Aguilar indica que, casi con toda probabilidad, “se tendrá que hacer una ampliación de crédito”, teniendo en cuenta que la bolsa de recursos de la que se quiere echar mano cuenta con 500 millones de euros, lo que para el socialista es una “cantidad insuficiente” en relación a las viviendas, fincas y negocios borrados del mapa.

Además, se trata de una ficha a distribuir entre las emergencias que se presenten en los Veintisiete, no únicamente para la Isla Bonita. De hecho, el Fondo de Solidaridad fue creado inicialmente por las inundaciones que, a principios de los 2.000, azotaron distintos Estados miembros; sucesos que “nada tienen que ver” con el que en la actualidad golpea los municipios del Valle de Aridane. Ahora, por tanto, el también exministro de Justicia concreta que se deberá hacer uso del “principio de flexibilidad”, mediante el cual se imputan los gastos adicionales en el siguiente ejercicio presupuestario, con el objetivo de cubrir todas las necesidades que sean necesarias.

Eso sí, con carácter previo a la tramitación de este mecanismo, Juan Fernando López Aguilar señala que se están manteniendo encuentros con distintas personalidades de la UE, como Johannes Hahn, comisario de Presupuestos, o la ya mencionada Ferreira, aparte de con el resto de grupos del Europarlamento, en la medida en que será necesario contar con la luz verde de la Cámara para poder hacer efectiva la ampliación de crédito. “Que La Palma sepa que los diputados ultraperiféricos estamos trabajando a brazo partido por ellos”, concluyó.

AGRICULTURA

Y precisamente el otro miembro del Parlamento Europeo que defiende los intereses del Archipiélago, el popular Gabriel Mato, aseguraba ayer haber realizado las gestiones pertinentes para que el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, acuda de visita a La Palma en próximas fechas “para conocer de primera mano los efectos de la erupción sobre el sector agrario”, según daba a conocer por medio de su cuenta de Twitter. “Esta la mayor prueba de su compromiso con los agricultores palmeros”, remachaba Mato.

En días pasados, también manifestaba su confianza en que “conseguiremos entre todos la solidaridad y el apoyo de la Comisión Europea y que lleguen cuanto antes las ayudas para paliar los efectos” del Cumbre Vieja. “No podemos devolver lo que han perdido muchas familias, pero sí luchar para recuperar la esperanza”, declaraba el eurodiputado.

TE RECOMENDAMOS