la palma

Sánchez anuncia 206 millones de ayudas para “reconstruir” La Palma

El Gobierno de Canarias ya ha destinado 40 millones de euros a los afectados en tarjetas monedero, vivienda y emergencia
Pedro Sánchez llegó ayer a La Palma, donde anunció el plan de inversiones. Anoche se sintió un seísmo de 3.7 grados a 12 kilómetros de profundidad en Mazo.
Pedro Sánchez llegó ayer a La Palma, donde anunció el plan de inversiones. Anoche se sintió un seísmo de 3.7 grados a 12 kilómetros de profundidad en Mazo.

El Consejo de Ministros aprueba mañana martes un decreto ley para destinar 206 millones de euros a la segunda fase del Plan de Reconstrucción de La Palma por la catástrofe del volcán, que, tras 15 días de su erupción, continúa activo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió en su tercera visita a la Isla durante esta crisis la “fortaleza del Estado” para atender la emergencia y hacer frente a la inversión en carreteras y sistemas de regadío, en el sector agrario y turístico, el empleo y las infraestructuras, además de la aprobación de beneficios fiscales.

Tras participar en la reunión del Pevolca para conocer los detalles de la crisis junto al titular del Ejecutivo autonómico, Ángel Víctor Torres, y el responsable del Cabildo, Mariano Hernández, el presidente Sánchez compareció para anunciar la habilitación de esta cantidad en una acción conjunta, en la que participan hasta “10 ministerios”. El objetivo es cubrir el amplio abanico de necesidades y afecciones que está causando esta catástrofe natural, de la que dijo que “no nos permite saber en qué momento estamos y cuánto más se prolongará”.

“Estamos ante una prueba de resistencia porque no sabemos cuándo va a acabar la erupción del volcán, pero los palmeros y palmeras deben saber que el Gobierno y todas las administraciones vamos a abordar la enorme tarea de reconstruir La Palma y ofrecer un horizonte de progreso y de tranquilidad”, dijo Sánchez. El presidente insistió en demostrar su empatía y cercanía con el dolor de los palmeros, a los que alabó “el coraje” frente a la enorme gravedad de la situación, tras dos semanas en medio de la conmoción ante la erupción volcánica en la que “han dado ejemplo de civismo”.

El presidente del Gobierno resumió la suma de la participación de esta decena de ministerios, entre los que figuran los de Presidencia, Hacienda, Agricultura y Transición Ecológica y Transportes, en estrecha cooperación con el Gobierno de Canarias a través de varias de sus consejerías y del Cabildo palmero, como un “mecanismo de gobernanza para abordar la emergencia”. Los 206 millones que se destinan a la recuperación de infraestructuras, servicios y a la dinamización de la economía palmera forman parte de la segunda fase de la batería de acciones que estuvieron precedidas por la constitución de la Comisión Mixta para la Recuperación de la Isla, tras la declaración de zona catastrófica y la aprobación de ERTE especiales para La Palma. Sánchez defendió los valores de “unión y fortaleza” como “pilares fundamentales que el Estado mantendrá” para conseguir la reconstrucción. “Seguiré viniendo a La Palma para visibilizar la isla”, subrayó.

El Gobierno de Canarias ya ha materializado su apoyo a los afectados con 40 millones de euros, 10 de ellos para empresas afectadas por la erupción del volcán. Cantidad similar recibirá el sector agrícola, mientras que otros seis millones de euros se habilitarán para formación y empleo. Esos 40 millones se refuerzan con otros 4 para la adquisición de las dos desaladoras que, en el marco de un complejo proceso técnico y logístico, llegarán a la isla este martes y tratarán de garantizar el regadío de las zonas agrícolas que han quedado aisladas por la lava en el litoral de la comarca oeste.

En caso de que la calidad del agua de esas desaladoras no sea suficiente, el presidente de Canarias aclaró que se “recurrirá al hotel ubicado en Puerto Naos y a otras instalaciones de desalación”. Torres también anunció la llegada de un barco cisterna con una capacidad para 30.000 metros cúbicos de agua aportado por el Gobierno de España y confía en que, en el plazo máximo de una semana, se garantice el riego en toda la zona. De ser necesarios, se incorporarían hidroaviones para alimentar los embalses del Valle, después de que la lava cortara la canalización que portaba agua hacia muchas áreas de cultivos, especialmente de plátanos.

Las arcas del Ejecutivo autonómico también asumen otro millón de euros para atender las situaciones de urgencia de personas evacuadas y reubicadas en el hotel de Fuencaliente. La potente inversión de más de 200 millones de euros anunciada por Pedro Sánchez fue valorada por Torres, que recordó que viene a sumarse a los 40 millones de euros de las propias arcas regionales, así como de las aportaciones del Cabildo y de los ayuntamientos. “El daño económico, el social y el sentimental es tan importante que aunque pongamos todos los fondos posibles hay que reconocer que es imposible devolver todo a quienes han perdido su casa, sus huertos, sus recuerdos, su pasado y hasta su presente”.

300 viviendas

Las ayudas públicas, reconoce el presidente canario, servirán para “dosificar el dolor”. Tarjetas monedero y compra de viviendas, que podrían ser 100 en un plazo de dos meses, y que aumentarán a 300, aunque no se ha determinado cuándo, son acciones urgentes para los damnificados.

De las declaraciones del presidente Torres destaca su impresión tras la apertura de la Oficina de Atención Ciudadana, donde se ha registrado que “son muchos los afectados que piden apoyo psicológico”. Además de dar esa respuesta, este nuevo recurso de atención a todos los afectados en Los Llanos de Aridane cuenta con “otros equipos de todas las áreas del gobierno que tienen implicación” con las graves afecciones que está generando esta catástrofe, de la que dijo que “no sabemos cuándo va a terminar”.

La incertidumbre, y el paso de los días bajo las cenizas del volcán y la amenaza de un comportamiento que no puede predecirse con exactitud, preocupa a los Gobiernos estatal, regional e insular, que trabajan desde “la unidad y la cooperación”. Sánchez y Torres, en su visita a los 200 desalojados que aún permanecen en el Hotel de Fuencaliente, vieron de cerca la desesperación de los vecinos.

TE RECOMENDAMOS