La Guancha

Un anillo insular del agua, solución para el exceso de flúor en La Guancha

El Consistorio vuelve a restringir el consumo a todo el municipio y lo hace extensivo a toda la población; el hecho de abastecerse solo de la galería de Vergara eterniza el problema

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Ayuntamiento de La Guancha comunicó ayer que las restricciones en el consumo de agua se hacían extensivas a toda la población y a la totalidad del municipio, no como hasta ahora que solo afectaba a zonas concretas. Los parámetros de flúor subieron en uno de los depósitos y superaron ayer los 4,1 miligramos por litro y eso conlleva que el agua del grifo no sea apta para beber, cocinar, ni preparar alimentos en general.
Esta situación se debe, en parte, a una mezcla de agua sin tratar con la que llega de la galería de Vergara, el único canal que abastece al municipio, del que sale agua con un exceso de flúor de unos 7 miligramos por litro cuando el límite fijado por la Dirección de Salud Pública del Gobierno de Canarias es de 4 miligramos para los mayores de 8 años y de 1,5 miligramos para los menores de esa edad.
Por esta razón, La Guancha es la única localidad de Canarias que trata el agua en una Estación Desalinizadora de Aguas Salobres (EDAS).
Con el objetivo de garantizar el suministro continuo a todos los hogares, El Ayuntamiento ha dejado una parte del agua sin desalar en la EDAS y eso ha tenido como principal consecuencia que se eleve el índice de fluoruro.
Sin embargo, el problema es más complejo, según el alcalde, Antonio Domínguez, y requiere actuar en varias direcciones, pero la más importante es la de crear un anillo insular del agua, una medida que no solo beneficiará al municipio sino al resto de la comarca y a la Isla Baja, que también sufren un problema importante de abastecimiento.
“Es un problema estructural a nivel insular porque Vergara abastece a todo Tenerife pero a La Guancha no llega agua de otras zonas donde hay excedente, como el Valle de La Orotava. Hay que ir planteando esta realidad a las administraciones para buscar una solución y ésta pasa por conseguir un anillo insular del agua, es decir que La Guancha pueda comprar agua del Valle o de Tacoronte, algo que hoy en día no se puede hacer”, sostiene. “No hay bidireccionalidad en el agua cuando eso ayudaría muchísimo”, insiste el mandatario.
Hernández subraya la “barrera ficticia” que existe en la Corona de Icod el Alto, que impide que llegue el agua al municipio. No solo tenemos obstáculos en carreteras y telecomunicaciones sino también en materia de agua y ello es una consecuencia más de la carencia de inversión en la comarca”.
No obstante, en lo que le compete como regidor municipal, las medidas correctoras pasan, primero, por localizar fugas, que es lo que hacen día y noche los dos fontaneros municipales para evitar que el agua de desperdicie, y segundo, por concienciar a la población, ya que el consumo sigue siendo alto.
Otra de las medidas es comprar más agua, algo que desde hace tiempo “es imposible, porque no hay más agua en el mercado y no podemos aportar más caudal a nuestros depósitos de entrada”, aclara el alcalde.

“No está en mi cabeza privatizar el servicio”

Antonio Hernández asegura que el gerente del Consejo Insular de Aguas, “está empeñado” en que privatice el servicio, algo a lo que él se niega rotundamente. “No está en mi cabeza, porque la gestión municipal para un pueblo pequeño es mucho más económica. Además, yo soy defensor del municipalismo”, subraya.