sociedad

Beatriz Barrera: “El asesinato de Anna y Olivia significó un ¡basta ya! en la violencia vicaria”

Beatriz Barrera recuerda que tanto la Diputación del Común como el Defensor del Pueblo “podemos actuar”. Desde 2013 han sido víctimas de violencia vicaria 44 menores, seis de ellos en Canarias, del total 26 durante el régimen de visitas o custodia por parte del padre
Adjunta especial de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera Vera. Fran Pallero
Adjunta especial de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera Vera. Fran Pallero

La Diputación del Común organiza el próximo jueves 11 de noviembre la jornada Violencia Vicaria, otra forma de Violencia de Género, con destacados ponentes. La adjunta de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, afirma que “además de visibilizar esta forma de violencia, queremos dejar constancia que esta Adjuntía, como única en España, al igual que el Defensor del Pueblo, puede actuar en este tipo de violencia, en el marco de las competencias”.


Barrera se mostró satisfecha por la celebración de esta jornada, que “pretende ser nuestra contribución como Adjuntía de Igualdad y Violencia de Género a los actos del 25-N y servirá para visibilizar esta forma de violencia que se ejerce contra los hijos e hijas, y que estaba silenciada. El asesinato de Anna y Olivia ha marcado un antes y un después, ha significado un ¡basta ya! a este tipo de violencia vicaria”, y reiteró que “tenemos competencias para actuar y lo vamos a hacer. El Defensor del Pueblo desde 2019 está trabajando en esta área y se han logrado muchos avances a raíz de sus actuaciones”.


En cuanto a la violencia vicaria, Beatriz Barrera insistió que “hay datos muy importantes que debemos tener en cuenta: el 80% de las mujeres salen de la situación de la violencia de género que viven a través de la separación y no de la denuncia. Quieren iniciar así una nueva vida, como fue el caso de Beatriz Zimmermann. Pero su expareja continúa ejerciendo maltrato sobre ellas a través de los hijos, en algunos casos con el resultado de la muerte. Las frases como ‘te voy a dar donde más te duele’, ‘si me dejas te quitaré a los niños’ o ‘no los vas a volver a ver’ son características en estas situaciones”. Además, los datos ponen de manifiesto que “el 42% de las quejas que se reciben en esta materia, iniciadas por mujeres separadas que sufrieron violencia y que quieren iniciar una nueva vida, no son creídas por los juzgados de familia y no se modifican el régimen de protección, el régimen de tutela o el régimen de custodia o visita que tienen los padres”.

Desde 2013 han sido víctimas de violencia vicaria 44 menores, cinco de ellos en 2021. Del total, 26 menores fueron asesinados durante el régimen de visitas o en el período de custodia compartida correspondiente al padre. Esta lacra se ha cobrado la vida de seis menores en Canarias, dos de ellos en lo que va de año 2021.

Por tanto, insistió, “tenemos que estar muy atentos y ver cómo pueden creer a estas mujeres y así se pueda proteger a sus hijos e hijas, porque para el resto de mujeres la nueva Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia, que se aprobó en mayo de 2021, ya dictamina que al maltratador se le puede suspender el régimen de visitas. Todavía queda camino por recorrer, el sistema va por detrás en los casos de las mujeres que deciden separarse para iniciar una nueva vida. Es aquí donde tenemos que adoptar medidas para que la violencia vicaria no se produzca”, lamentó.
La adjunta de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común reconoce que “la utilización de los hijos e hijas en común para hacer daño es la manifestación de la violencia machista más cruel, y hay dos víctimas implicada, la mujer como madre y sus hijos”. Por tanto, el objetivo “es trabajar duro que este tipo de violencia no se perpetúe”. “No puede ser que el sistema no crea y proteja no solo a las víctimas que están consideradas como tal, sino a aquellas mujeres que desean iniciar una nueva vida”, dijo. Y para erradicar la violencia machista, “hay que empezar desde la infancia. Es una cuestión de educación, prevención y protección. No terminaremos con esta lacra si permitimos que repitan y perpetúen patrones que ven en sus casas o en el entorno”.

Beatriz Zimmermann, madre de Anna y Olivia, protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche. Sergio Méndez
Beatriz Zimmermann, madre de Anna y Olivia, protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche en los premios Taburiente. Sergio Méndez

“Beatriz Zimmermann es una mujer que tiene una capacidad de resiliencia increíble, le tengo una admiración y un respeto increíble”

La adjunta de Igualdad y Violencia de Género, Beatriz Barrera, valoró el gran nivel de los ponentes y la presencia de la ministra de Justicia y el presidente del Gobierno de Canarias, “que dan una suma importancia a esta jornada”, pero, además, destacó “el fundamental testimonio de Beatriz Zimmermann” a cargo de su portavoz, Joaquín Amills, presidente de la Asociación SOSDesaparecidos. “Para mí Beatriz Zimmermann es una mujer que tiene una capacidad de resiliencia increíble, y habla siempre con contundencia. Ella es una víctima de violencia de género, pero, a su vez, sus dos hijas lo fueron. Siempre habla desde un punto de vista positivo, no desde el rencor, y le tengo una admiración y un respeto increíble”.
Para Barrera, estos asesinos vicarios “no están trastornados, sino son personas violentas que ejecutan el acto conscientemente. Planean a sangre fría quitar la vida a sus hijos, no persiguen matar a la mujer, sino producirle el mayor sufrimiento posible. Son malas personas que ejercen una crueldad extrema. ¿Porqué no se quitan la vida y permiten que su expareja y sus hijos continúen su vida?”.

Canarias, a la cabeza de las llamadas al 016 en septiembre

Por otro lado, durante el mes de septiembre se han recibido 7.362 llamadas al teléfono 016 de atención a las víctimas de violencia machista, un 23,38 % más que en el mismo mes del año anterior, y a la cabeza se sitúan Canarias, Comunidad Valenciana y Madrid, con tasas que superan las 400 peticiones de ayuda por millón de mujeres.

El promedio de llamadas diarias durante ese mes ha sido de 245, según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, que recoge que desde la puesta en marcha del 016 en 2007 y hasta el 30 de septiembre de 2021, se han recibido 1.012.034 llamadas pertinentes.

En los primeros nueve meses del año han pedido ayuda a través de ese teléfono 65.242 personas, lo que supone que supone que no ha habido prácticamente variación con respecto al mismo período del año 2020 (63.752).

La tasa más alta de llamadas por millón de mujeres de 15 y más años la registra Canarias (516,5), seguida de la Comunidad Valenciana (463,6) y Madrid (453,6).

Por provincias, la tasa más alta la registra Las Palmas (529,9), seguida de Santa Cruz de Tenerife (502,2).

En cuanto a la persona que efectúa la llamada, durante septiembre, el 70,8 % fueron hechas por la propia usuaria, lo que supone un aumento de 0,8 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del año pasado; el 22,1 % fueron efectuadas por familiares y allegados, y el 7 % por otras personas.

TE RECOMENDAMOS