santa cruz

Goya Alonso: “Si no eres pesada, la gente se olvida y no consigues nada”

Esta vecina de Afur preside la asociación La Cumbrecilla y lleva toda la vida luchando por mejorar la zona en la que reside, un trabajo que ha sido reconocido dándole su nombre a una calle
Goya Alonso, vecina de Afur y presidenta de la asociación La Cumbrecilla. Fran Pallero

Gregoria Alonso Jiménez, o Goya Cañona, como así la llaman, es una vecina de Afur, presidenta de la Asociación Vecinal La Cumbrecilla, y conocida por luchar, durante toda su vida, por mejorar la calidad de vida de los vecinos de todos los pueblos, barrios y caseríos del macizo de Anaga. Una mujer comprometida con las personas, el entorno y la cultura de esta zona, que a sus 72 años, “27 al revés”, como ella dice, tendrá, por decisión del Ayuntamiento, un tramo del Paseo de San Pedro, en Afur, con su nombre.
“Un reconocimiento en vida”, como admite Goya, que dice recibirlo “con orgullo y con mucha sorpresa”. Esta vecina de Afur ayuda a todo aquel que le pide un favor. Dice que lo hace “con el corazón” y que habla “con quien haga falta”.
Todos la conocen. “Colaboran conmigo porque saben quien soy y porque insisto hasta lograrlo. Si no eres pesada, la gente se olvida de ti y no consigues nada. Así es como se hacen las cosas”, indica. Esta no es la primera distinción que Goya recibe por parte de una institución de la Isla. Ya en 2017, el Cabildo de Tenerife reconoció su labor.
Su amor por los demás y por ayudar le viene desde lejos. Su padre fue, durante muchos años, alcalde pedáneo de Anaga y de él aprendió las necesidades reales de la población de Afur y del resto del Macizo. “Somos nueve hermanos y la que más se parece a él soy yo. Heredé su seriedad, el respeto por los demás y las ganas de colaborar con todos. Y lo hago porque me gusta que el pueblo tenga lo que necesita y lo que se merece”, explica Goya, que, además, reconoce que le hace muy feliz sentirse querida y que crean que es una persona luchadora. “No miro los colores. Yo lucho por la gente y eso me hace feliz. He conseguido ganarme el afecto de muchas personas. Incluso el de algunos técnicos del Cabildo, por ejemplo, con los que me peleaba, y ahora que no están en la Isla me han llamado para felicitarme. Tan mal no me porto”, bromea.
Desde 1970, Goya lleva “entrando en el Ayuntamiento de la capital y lidiando con la clase política por el bien de Anaga, desde Taborno hasta la parte alta de Los Campitos”. Cuenta a DIARIO DE AVISOS que gracias a ella mejoraron las carreteras y el transporte urbano, consiguió que Afur tuviera consultorio médico y que se rehabilitara la Ermita. Además, ha intentado reducir el aislamiento que sienten los vecinos. “Anaga es el pulmón de Santa Cruz. Aquí también hay problemas y los políticos tienen que estar con los vecinos”, manifiesta.
Goya desconoce cuándo se inaugurará el paseo con su nombre. Una fecha, dice, que espera “con ilusión para sacar una pella de gofio y champán para celebrarlo”. Humor no le falta a esta vecina de Afur, que lleva toda la vida luchando por Anaga.

TE RECOMENDAMOS