sociedad

La pobreza, el sedentarismo y la obesidad inciden en la diabetes

Canarias registra la incidencia más alta de España en mayores de 15 años, bajo una tendencia ascendente, con 230.000 diagnosticados y más de 70.000 que lo desconocen
Un estilo de vida saludable con alimentación adecuada y actividad física puede llegar a prevenir el 70% de la diabetes 2.

La incidencia de la Diabetes Mellitus continúa creciendo a nivel mundial, siendo considerada por la OMS como una de las cuatro enfermedades no transmisibles de abordaje preferente, tanto por el impacto en la salud de las personas como la carga que conlleva para los sistemas sanitarios.


Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de la Diabetes, cabe recordar que la prevalencia de esta patología en Canarias es la más alta de España en la población de más de 15 años, manteniendo una tendencia creciente. Las Islas afrontan una “alerta general” por la concurrencia de factores de alto riesgo, como son la pobreza, la obesidad, el sedentarismo y la diabetes, todas relacionadas entre sí y en las que el Archipiélago es líder. La Estrategia de Abordaje de la Diabetes Mellitus en Canarias, realizada por la Consejería de Sanidad, aprecia un incremento en el número anual de casos. Para comprobar la importancia que supone, se destina 1.095.435 euros para la Estrategia Integral a la Diabetes en el Presupuesto.


La cifra de personas diabéticas en Canarias está en torno a las 230.000, es decir, el 16% de su población, casi el doble de la media nacional. Asimismo, unos 70.000 canarios desconocen que sufren esta patología.


Del total, el 92% padece diabetes tipo 2 y el 8% restante el tipo 1, la que se desarrolla en la infancia y adolescencia. Además, Canarias lidera el número de complicaciones diabéticas más severas en los riñones, la vista, el sistema cardiovascular o las amputaciones en pies, además de las tasas más altas de mortalidad como consecuencia de estas complicaciones.


Los expertos afirman que hay que apostar por informar, educar y concienciar en la necesidad de modelos y hábitos de vida saludables para el autocontrol y prevención de la enfermedad y sus complicaciones, evitando factores de riesgo como la obesidad y el sedentarismo. Un cambio en el estilo de vida rebaja padecer diabetes 2 el 70%.


Águeda Caballero, jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Canarias (HUC), insiste en la detección precoz de la diabetes mediante educación diabetológica a fin de conocer si una persona es candidata por estar en el perfil de riesgo de padecerla si no controla su peso, no hace ejercicio y no se alimenta bien.


“El lema de la Consejería es Prevención y abordaje de la diabetes. Si no es ahora, ¿cuándo?, incide en lo esencial que es la prevención, ya que sabemos que existen personas con riesgo de diabetes, sobre todo aquellas que tienen antecedentes familiares o una madre que ha tenido diabetes en el embarazo, y que, además, son sedentarias, hacen poco ejercicio y tienen sobrepeso. Todas estas personas están en riesgo elevado de desarrollar una diabetes. Es importante que se controlen habitualmente para diagnosticarlo de la forma más precoz posible para evitar complicaciones en el futuro”, insistió Caballero.


Hay que recordar que no hay una edad para debutar en la enfermedad. “La diabetes tipo 2 afectaba antes a personas mayores, sin embargo, ahora la vemos en la población más joven”.


Caballero destacó el histórico centenario del descubrimiento de la insulina. “Ese hito convirtió una enfermedad aguda y mortal en una enfermedad crónica que permite llevar una vida casi normal”. Además, “cada vez la insulina se parece más a la humana, se administrará por vía oral o se usarán insulinas inteligentes. Los avances tecnológicos en dispositivos o sensores, que ofrecen una mejor información y son más cómodos y fáciles de usar, o la aparición de las bombas de insulina permiten mejorar el tratamiento y la calidad de vida de los diabéticos”, finalizó.

TE RECOMENDAMOS