La Palma

Los afectados por el volcán tienen un proyecto: crear la ‘ciudad Cumbre Vieja’

Quieren construir 543 viviendas para que sean habitadas por damnificados de Todoque y La Laguna

Un hombre en una zona de exclusión de Las Manchas, a 5 de noviembre de 2021. Kike Rincón / Europa Press 5/11/2021

La Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021 presentará el próximo viernes en Los Llanos de Aridane el proyecto multidisciplinar ‘Cumbre Vieja’ que comprende la construcción de una nueva ciudad en un área de 400.000 metros cuadrados con 543 viviendas.

El proyecto, que pretende trasladar la habitabilidad de los barrios de Todoque y La Laguna a un entorno cercano dentro del mismo municipio, recoge un esquema de ciudad abierta con viviendas unifamiliares, ya sean aisladas, adosadas o en hilera, además de un colegio, zona comercial, equipamiento deportivo, centro de salud y una plaza con una iglesia.

“Estamos seguros de que este proyecto se adapta en la mayor parte de lo posible, a las necesidades y calidad de vida que tenían la mayoría de los afectados antes de la erupción, ya que no hemos dejado atrás el sustento económico”, dicta el propulsor del proyecto, el arquitecto Sergio González-Jaraba.

En su opinión, “un cataclismo de esta índole y tras estar pasando por otro a nivel mundial como es la pandemia, nos deja a todos un poco descolocados, si a eso le sumamos las diferencias políticas e intereses, la pérdida de tiempo y el agotamiento de los esfuerzos nos lleva a todos a la ruina como personas”.

Por ello, indica, “será un trabajo en conjunto con el Gobierno, el equipo de profesionales y los damnificados, para consensuar un acuerdo sobre este proyecto y ponerlo en marcha en la mayor brevedad posible”.

La plataforma señala en un comunicado que tras dos meses desde que se inició la erupción, los vecinos afectados “siguen sin recibir propuestas tangibles de construcción de viviendas e infraestructuras básicas que cubran sus necesidades de tener un nuevo hogar, más allá de palabras de aliento y ánimo”.

Así, señalan que son “conscientes” de que “nada ni nadie les va a devolver lo que han perdido” a los afectados pero demandan a las instituciones públicas que se trabaje “de forma efectiva y rápida” en la
construcción de un desarrollo de convivencia similar al que tenían, “agilizando sobre todo los trámites burocráticos necesarios antes de que la erupción finalice”.