la palma

Luz verde para la distribución de los plátanos dañados por la ceniza

El Ministerio de Agricultura y Alimentación publicó en el BOE una orden que permite una exención temporal, de un año, de determinados requisitos de la norma de comercialización
Plátanos en La Palma. Europa Press

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicó ayer la orden que permite una exención temporal de determinados requisitos de la norma de comercialización de los plátanos de la isla de La Palma dañados por la ceniza del volcán de Cumbre Vieja. De esta forma, se puede dar salida a los plátanos de la Isla, que, aunque estéticamente estén dañados, son “un producto sano, comestible y apto para su consumo”, según recogió ayer el Boletín Oficial del Estado.

El destino de esta fruta, cuya epidermis esté afectada por las cenizas, pero su pulpa esté intacta y garantizada para el consumo humano, será la distribución gratuita y la restauración, así como los destinos de las retiradas recogidos en el Programa de opciones específicas por el alejamiento y la insularidad (Posei) para Canarias, entre otros usos, y así evitar el desperdicio alimentario.

La orden entra en vigor hoy y será de aplicación durante un periodo de 12 meses. Se da así respuesta a una de las peticiones de los plataneros palmeros y de Asprocan al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas.

Esta medida se suma a otras, también de índole económica, detalladas por Planas al sector agrario y pesquero afectado por la erupción del volcán en su última visita a la isla de La Palma.

Congelar plátanos

Hay que recordar que la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan) llegó a un acuerdo recientemente con el grupo hortofrutícola La Unión Corporación, con sede en El Ejido (Almería), para aplicar una nueva técnica de congelación a la producción de plátano afectada por las cenizas del volcán.

El presidente de la Asprocan, Domingo Martín, explicó entonces en la feria Fruit Attraction que el acuerdo es para el aprovechamiento de una parte de la fruta que está sufriendo daños “meramente estéticos” en la piel exterior por el volcán, que impiden que sea comercializada, pero que cumple con criterios óptimos de consumo.

“La Unión nos ha ofrecido esta idea brillante, que no solo es aprovechable para nuestra situación actual, ya que, además, es compatible con nuestra política de aprovechamiento de los desechos de los frutos”. “La producción anual que se va a perder por las cenizas estará entre los 30 millones y los 40 millones de kilos”, dijo Martín, quien indicó que el sector platanero “asumirá el coste de los envíos de los contenedores a la Península”.

TE RECOMENDAMOS