MARCAS

Más de 400 escolares de Canarias participan en un proyecto de educación ambiental puesto en marcha por Lidl y ADEAC

A lo largo del curso escolar 2021-22, los alumnos profundizarán en la problemática de la basura marina

Más de 400 escolares de Canarias participan en un proyecto de educación ambiental puesto en marcha por Lidl y ADEAC
A lo largo del curso escolar 2021-22, los alumnos profundizarán en la problemática de la basura marina, cómo afecta a la biodiversidad canaria y a la salud, la conexión del problema con una alimentación saludable y las posibles soluciones que se pueden abordar a nivel individual y colectivo

Lidl impulsa un proyecto de educación ambiental en las Islas Canarias que se desarrollará durante todo el curso escolar 2021-22 de la mano de ADEAC, la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, que coordina los programas Ecoescuelas y Bandera Azul en España, y en el que van a participar más de 400 escolares. Gracias a una dotación económica de más de 20.000€, la compañía de supermercados da un paso más en su apuesta por la sostenibilidad medioambiental y, junto con ADEAC, acerca la problemática de las basuras marinas a las escuelas de las Islas. 

En el proyecto participan el Colegio Heidelberg y el Colegio Americano de Las Palmas, ambos de la provincia de Las Palmas y el Colegio Internacional Costa Adeje y el British School de Tenerife, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Los alumnos de los cuatro centros contarán con material educativo elaborado específicamente para esta acción y, a través de charlas impartidas por un educador medioambiental, profundizarán, a lo largo de los próximos meses, en la problemática de la basura marina, cómo afecta a la biodiversidad canaria y a nuestra salud, la conexión del problema con una alimentación saludable y las posibles soluciones que se pueden abordar a nivel individual y colectivo.

Canarias es una comunidad especialmente sensible con el problema de los microplásticos, que afectan directamente a sus costas y sus playas, tal y como destaca el director regional de Lidl, Luis González Garrido: “Por eso, desarrollar acciones sobre el terreno es una de las apuestas de Lidl en materia de conservación del medio ambiente y el cuidado del entorno, además de nuestros compromisos ya conocidos en materia de reducción de plástico. Y poder hacerlo a través de un proyecto de educación ambiental con escolares nos asegura que las futuras generaciones estén igualmente implicadas con un asunto que nos atañe a todos”.

Hacia finales de curso, los más de 400 alumnos de los centros escolares que se benefician del proyecto, participarán en acciones de limpieza de espacios litorales, cercanos a su entorno, o donde se localicen importantes cantidades de basuras marinas traídas por las corrientes. De esta manera podrán comprobar sobre el terreno las dimensiones de un problema real con el que conviven a diario.

José Palacios Aguilar, presidente de ADEAC asegura que “Estamos muy contentos de retomar este proyecto con Lidl que comenzamos en 2019 en las Islas Baleares. La concienciación sobre las basuras marinas y sus efectos en los ecosistemas marinos es una de nuestras prioridades, como organización de educación ambiental, tanto en el programa Bandera Azul que promueve las limpiezas de playas con voluntarios, como en el programa Ecoescuelas, que anima a la comunidad escolar a emprender acciones de prevención de basuras marinas. Nuestra misión es implicar a la ciudadanía en el cuidado de su entorno. En las islas, gran parte de este entorno lo forman las costas y el océano”.

Compromiso con el medio ambiente

El proyecto de Lidl y ADEAC en Canarias se enmarca dentro de la estrategia global de la compañía contra el cambio climático. En nuestro país, Lidl está trabajando para alcanzar los objetivos de su estrategia a través de medidas concretas relacionadas con su iniciativa REsetPlastic (utilizar al menos un 25% de material reciclado, disminuir mínimo un 20% la utilización del plástico y garantizar la reciclabilidad de la totalidad de sus envases de marca propia hasta 2025), el programa Neutro en Carbono, la gestión de los residuos, la construcción eficiente y la logística sostenible.

Canarias ha sido, además, la primera comunidad en España en activar una opción en su app Lidl Plus para que sus clientes puedan renunciar a imprimir el ticket de papel en caja y disponer exclusivamente de la versión digital como garantía de compra . Lidl podría dejar de imprimir hasta 60 millones de tickets anuales una vez activada esta funcionalidad en todo el país, cantidad con la que llegaría a cubrirse la distancia Madrid-Tokio o la superficie de 134 campos de fútbol.

Así, los clientes de Lidl que no deseen recibir el ticket físico sólo deberán acceder a su tarjeta Lidl Plus a través de la app y seleccionar una única vez la opción ‘No imprimir ticket’, pudiendo desmarcarla en cualquier momento. Tras esta elección, podrán consultar siempre todos sus recibos sin límite de cantidad y éstos tendrán total validez para realizar devoluciones y conservar la garantía de los artículos de bazar.