Política

Olivera: “La agenda canaria de desarrollo sostenible no es del Gobierno ni política, es de toda la sociedad”

El viceconsejero de Presidencia recalca que son “objetivos compartidos para hacer una comunidad mejor”; mientras, la rectora de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar afirma que los ODS forman parte “del ADN de la Universidad”

Una imagen de la jornada de análisis y ratificación de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 por parte de las Universidades. | Acfi Press

El Gobierno de Canarias organiza unas jornadas de participación, análisis y ratificación de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030, cuyo marco estratégico está previsto que se presente el próximo 2 de diciembre en Lanzarote. La sede de Presidencia en Santa Cruz de Tenerife acogió ayer la primera jornada con representantes de las dos universidades públicas de las Islas.

La rectora de La Laguna, Rosa Aguilar, afirmó que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) “tienen que ser el ADN de todas las acciones de las universidades públicas”. Estamos en “un punto de inflexión en el que, si se quiere vivir en un planeta sostenible, hay que cambiar modos y costumbres”. La rectora consideró que las universidades tienen que hacer “lo mismo que ahora, formación, investigación y transferencia de conocimiento, pero de un modo diferente”, pensando también en la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible.

En la responsabilidad social, “tenemos que abrirnos a la sociedad, escucharla para juntos buscar soluciones a los retos que nos plantean”. “La igualdad de género, el consumo responsable, la reducción de desigualdades y la acción por el clima son algunos de los ODS en que tiene mucho que aportar desde la docencia”, al igual que las investigaciones “contribuyen en la reducción de la pobreza, el acceso al agua potable o el mantenimiento de los ecosistemas marinos y terrestres”.

El rector de la ULPGC, Lluís Serra, afirmó que “la Agenda Canaria 2030 es muy nuestra; ha tenido una importante participación ciudadana y desde la universidad nos hemos involucrado activamente en los espacios de participación abiertos”. Entre los planes figuran los de “incorporar materias de economía circular y de alimentación sostenible”.

Mientras, el director de Sostenibilidad de la Academia, Ciro Gutiérrez, recordó que la futura Ley de Cambio Climático “va a exigir a las empresas turísticas tener gente formada en sostenibilidad”. “La ULPGC va a proponer un curso de expertos en Sostenibilidad en el ámbito de Turismo”, avanzó. Además, destacó que las academias “no solo tienen la gestión de la investigación y del conocimiento”, sino que “también forman el capital humano”.

Por su parte, el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera, recalcó que esta agenda “no es del Gobierno de Canarias ni es una agenda política, es una agenda del conjunto de la sociedad, por lo tanto, todos los agentes económicos, sociales, políticos del tercer sector e individuos tenemos un marco de referencia común, unos objetivos compartidos para tratar de hacer una sociedad mejor en lo económico, social y ambiental”. Igualmente, “será una gobernanza más adaptada a los nuevos tiempos, compartida, teniendo en cuenta el patrimonio cultural, la esencia de lo que representa y lo que diferencia a Canarias”.

Los 169 puntos de la agenda “parecen muchas metas, retos y objetivos”, pero “se ha hecho un esfuerzo en localizar metas y objetivos propios. Todos están interconectados, incluso cada persona planteará su plan de acción” y decidirá qué puede hacer para cumplirlos. Asimismo, resaltó que, pese a las dificultades de los últimos dos años, “se ha trabajado con las luces largas mirando hacia el futuro”.

Por su parte, el director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible, David Padrón, informó que “el Centro de innovación para el desarrollo sostenible” será una plataforma para “poner en contacto” a todos los investigadores de las universidades públicas y ponerlo al servicio y de apoyo a la Administración local, empras y para coordinar acciones e investigaciones en una relación win-win que permitirá un mayor acceso a los datos y la investigación.

Por tanto, pondrá en común todo ese conocimiento, y pondrá en valor la investigación aplicada y práctica, actuará como “el eslabón” que falta para dar el salo cualitativo para sistematizar todas estas aportaciones.

Análisis de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 por parte de Iratxe Serrano, David Padrón o Rosa Suárez. | DA

David Padrón: “Tras la participación, ahora toca pasar a la acción”

En las sesiones de la tarde, intervinieron representantes del ámbito de la cultura y de colectivos de la infancia, la juventud y las personas mayores, que abordaron la Agenda Canaria 2030. Participaron el director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible, David Padrón; la directora general de Protección a la Infancia, Iratxe Serrano; la presidenta de Unicef Canarias, Rosa Suárez; el asesor de Educación, Iván González; el representante de la organización Juventud por el Clima, Federico Ghis; y la miembro del colectivo de mayores, Beatriz Ballester, entre otros. “El desarrollo sostenible es el que permite garantizar la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las futuras de satisfacer las suyas”, remarcó David Padrón.

Los Diálogos Intergeneracionales dieron voz a niños, jóvenes y mayores para elaborar la Agenda. “Ahora toca pasar a la acción”, explicó.
“El gran reto es cómo hablar su lenguaje. El lenguaje de la infancia es traducir la Agenda Canaria 2030 a un lenguaje descomplicado”.

Durante la jornada se generó un debate en torno a la participación de estos sectores. Como dijo Ghijs, se habla mucho de fomentar la participación, algo que ha formado parte del espíritu de la Agenda Canaria 2030 desde el principio, pero no es tan fácil porque en ningún lugar se enseña a participar y faltan personas que guíen y ayuden en estos procesos. En ese sentido, Iván González se refirió al proyecto de la Consejería de Educación de desarrollar el asociacionismo infantil y juvenil en los centros educativos. Con el objetivo de que aprendan a unirse para defender sus intereses, dijo, “se ha creado hace pocos meses la Oficina de Defensa del Alumnado”.

Suárez, por su parte, destacó los puntos en común entre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y la protección de la infancia que ha sido la divisa de Unicef desde su creación. “Son dos herramientas distintas pero sin duda hay que buscar las sinergias, que existen y son muchas”, dijo. Se refirió a problemas concretos como la pobreza infantil, como el abandono escolar en jóvenes que se ven obligados a trabajar antes de tiempo, o el de entornos poco saludables en el sentido integral de la palabra, “en lo relacionado con la violencia, el cambio climático y otros aspectos que van a repercutir en la vida de estos niños”.

¿Y si preguntamos a la infancia?, sugirió Serrano como un posible cambio en cómo se han diseñado hasta ahora las políticas. “A las personas mayores, a los jóvenes, sí les hemos preguntado qué quieren, qué necesitan, pero nunca lo hemos hecho con la infancia”, dijo. “Si somos capaces de recordar que hemos sido niños y niñas, ahora que somos adultos nos damos cuenta de que nos habría gustado que nos hubiesen escuchado”.

Los ODS de Naciones Unidas proponen varias dimensiones básicas, como la de las personas (o sostenibilidad social), la del planeta (o sostenibilidad medioambiental), la de la prosperidad (o sostenibilidad económica). Si el gobierno canario añadió una dimensión específica para la cultura es por un postulado de la propia ONU, que considera muy difícil la implementación de los ODS sin una contextualización a la realidad de cada región. “Por eso nos parecía tan importante añadir la dimensión cultural, cultura entendida como manifestaciones artísticas pero también como el conjunto de valores, creencias y convicciones que tiene una sociedad”, dijo Padrón.

En ese sentido, Ballester habló de la necesidad de mantener la memoria de tradiciones culturales que muchas veces no tienen más registro que las personas mayores que las siguen viviendo. “La gente mayor no quiere retirarse y que las pongan en una cajita, tienen un bagaje cultural, una experiencia que les ha permitido dilucidar lo que va bien y lo que no funciona”, dijo. También subrayó la importancia de construir desde abajo las políticas de desarrollo sostenible para “que sea la propia poblacion la que genere proyectos y posibilidades”.

Entre los asistentes también estaba Jairo López, gerente del Clúster Audiovisual de Canarias, que defendió la importancia del sector cultural productivo como actividad directamente relacionada con los objetivos de desarrollo sostenible por ser el espacio donde se materializan derechos fundamentales como “el derecho al trabajo o a un salario digno, por ejemplo”.

La semana con análisis sectoriales sobre la Agenda Canaria 2030, que comenzó hoy, se plantea como un programa de encuentros en la sede de Presidencia del Gobierno, donde los representantes de la sociedad civil, el empresariado, las organizaciones de trabajadores, las universidades, el sector cultural, los grupos políticos y las corporaciones locales e insulares que han participado en su elaboración ratificarán su compromiso con la Agenda Canaria y su marco estratégico, diseñados de forma colectiva para adaptar a la realidad del Archipiélago las 169 metas que comprenden los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Las metas de los ODS incluyen entre sus prioridades cuestiones tales como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia.