sanidad

Canarias limita a un máximo de 10 personas las comidas de Navidad

Los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma trasaladarán hoy mismo al TSJC la orden de la Consejería de Sanidad en la que se solicita el aval judicial para el uso obligatorio del certificado COVID

Diez. Ese es el número máximo de personas que podrán reunirse en el ámbito familiar o privado durante los días 24 y 25 de diciembre con motivo de la celebración de Nochebuena y Navidad, cifra que podrá ser superior en el caso de que sean convivientes. Así lo acordó ayer el Ejecutivo canario en una sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno, medida que será de aplicación en las islas que se encuentran en nivel 2 y 3 de alerta epidemiológica, que son Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y La Palma.

La noticia la ofreció en rueda de prensa el viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, quien comentó que la evolución de la pandemia es “preocupante” y por eso se va a hacer un “seguimiento estrecho” de los casos para tomar nuevas decisiones de cara a la festividad de Fin de Año.

Esta limitación de personas no se aplicará en establecimientos públicos de ocio y restauración, donde los almuerzos y cenas se mantienen en seis personas en caso de islas en nivel 3, ocho en las islas en nivel 2 y 12 en las que tienen nivel 1 -los locales pueden rebajar las exigencias si solicitan de forma voluntaria el certificado COVID a los clientes-.

Olivera volvió a apelar a la “responsabilidad de mantener al máximo” las normas de precaución y prevención que pasan por la higiene de manos, distancia de seguridad, uso de mascarilla, certificado COVID y pruebas diagnósticas para dar “más tranquilidad” en cualquier tipo de encuentro.

El viceconsejero de Presidencia del Gobierno de Canarias también anunció que hoy mismo los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma van a trasladar al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) la orden de la Consejería de Sanidad en la que se solicita el aval judicial para el uso obligatorio del certificado COVID. Este, una prueba diagnóstica negativa (no valen los test de autodiagnóstico) realizada con una antelación máxima de 48 horas, el certificado de vacunación con pauta completa o demostrar que se ha pasado la enfermedad entre los 11 y 180 días previos se exigirán a las personas mayores de 12 años y tres meses en las islas en niveles de alerta COVID 3 y 4 que quieran acceder a determinados establecimientos o espacios públicos.

Según detalló Olivera, esta petición afecta a establecimientos de hostelería, restauración, ocio nocturno y juegos de azar con aforo de, al menos, 30 personas y donde se pueda comer y beber; eventos y celebraciones con asistencia de más de 500 personas; eventos deportivos con asistencia de más de 500 personas, y también en los que no se alcance ese aforo si se admite comida y bebida; espectáculos públicos de más de 500 personas; actividades culturales en cines, teatros o auditorios con aforo de, al menos, 50 personas; gimnasios y equipamientos similares; centros sanitarios para visitas a pacientes ingresados, o si se acompaña a consulta y en centros sociosanitarios.

El portavoz del Gobierno de Canarias aclaró que en el caso de los partidos de fútbol y baloncesto de Segunda División y Liga Endesa, la limitación queda exenta a la espera de las decisiones que tomen las asambleas de las ligas en coordinación con el Gobierno central, en clara referencia al derbi del fútbol canario entre el CD Tenerife y la UD Las Palmas, que tendrá lugar el próximo 2 de enero.

TE RECOMENDAMOS