Erupción en La Palma

Involcan pasará a estar tutelado por el Gobierno canario tras casi tres lustros de espera

José Antonio Valbuena reconoce que el Ejecutivo regional enmienda un error del pasado y anuncia que se hará con el 50% del accionariado de la institución

Miembros del equipo de Involcan, durante la crisis en La Palma.

Han tenido que pasar 14 años para que el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) pase a estar tutelado por el Ejecutivo autonómico. Las circunstancias han querido que fuera precisamente José Antonio Valbuena, quien desde el Cabildo de Tenerife y como consejero al frente de Seguridad y Emergencias en el mandato anterior lo pidiera en reiteradas ocasiones al Gobierno de Canarias, el que anunciara ahora, en medio de la mayor crisis volcánica de Europa en los últimos 100 años, este paso adelante que fue mandatado en la segunda mitad de la década de los 90 del siglo pasado por el Senado y el Congreso de los Diputados, aunque sin éxito.

La decisión se adoptó formalmente en el seno del Consejo de Administración de Involcan en el que participaron ayer el presidente del Cabildo tinerfeño, Pedro Martín; el consejero José Antonio Valbuena, al frente de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno regional; el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga, y el titular de la corporación insular palmera, Mariano Hernández Zapata.

Momentos de satisfacción para poner en valor a una institución, Involcan, que, financiada durante casi tres lustros con fondos propios del Cabildo de Tenerife, ha venido manteniendo la interlocución con 32 universidades de todo el mundo, y que ha recorrido los 88 municipios de Canarias para divulgar y advertir sobre el riesgo volcánico en las Islas.

José Antonio Valbuena, en la comparecencia tras el consejo de administración de Involcan, junto a Pedro Martín, Enrique Arriaga y Mariano Hernández Zapata.

Preguntado por los tiempos y el retraso, Valbuena detalló que “lo que está haciendo este Gobierno es enmendando un error”, en referencia a la falta de respuesta de los ejecutivos anteriores para atender algo que el mismo solicitó en su papel como consejero insular. “Este es el momento oportuno, sobre todo porque no heredamos algo que esté debilitado, sino que vamos a asumir y a liderar, junto con los cabildos, un instrumento potente, dinámico y con mucho potencial”. Un total de 600.000 euros inyectará el Gobierno de Canarias a Involcan y al proceso administrativo y burocrático para asumir el liderazgo de la entidad, de la que adquirirán más del 50% de su capital social, mientras que los cabildos insulares coparticiparán. Las palabras de Pedro Martín fueron elocuentes: “No podemos ser tan obtusos de pensar que (Involcan) es de Tenerife y lo quiero para mí; lo importante es que ahora que se ha demostrado la importancia de una institución como esta, podamos reforzarla y potenciarla, y si queremos conseguir eso, necesitamos el apoyo de todos”. La Palma es, en el marco de una crisis volcánica sin precedentes y que va camino de convertirse en la más larga en los últimos cinco siglos en la Isla, un referente de investigación. Pese al drama social y económico, esta catástrofe permite hacer modelos más predictivos. Involcan es la institución científica a la que más han recurrido los investigadores extranjeros, un total de 86 de 36 universidades e instituciones científicas de 15 países.

El Cabildo de Tenerife recibió elogios tras este consejo de administración de Involcan, no solo porque en su momento apostara por apoyar la creación de este instituto, sino por el apoyo y el respaldo que la corporación insular tinerfeña ha prestado a La Palma a lo largo de esta grave crisis volcánica. Ese agradecimiento a Pedro Martín de manos de su homólogo palmero, Mariano Hernández, se sustenta en la ayuda de bomberos, material, vehículos de limpieza y camiones para la retirada de ceniza, entre otros recursos.