la palma

La emisión de gases es esporádica y se concentra en los centros eruptivos y jameos

Persiste el riesgo en las zonas evacuadas por la presencia de gases tóxicos, y las personas que acceden deben ir siempre acompañadas de personal con equipos de medición de aire y ventilar las viviendas
La emisión de gases es esporádica y se concentra en los centros eruptivos y jameos. I Love The World

El proceso eruptivo continúa mostrando signos de agotamiento y la emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. Según el Comité Científico, de mantenerse esta ausencia de parámetros observables el proceso, que se inició el 19 de septiembre, podría darse por finalizado en el plazo previsto por el Comité Científico.


Estas conclusiones fueron analizadas hoy en el Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), que estuvo coordinado por el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Gustavo Armas, y donde también se recordaron las recomendaciones a la población por la alta concentración de partículas PM10 en Los Llanos de Aridane y la necesidad de reforzar las medidas de protección al acceder a las zonas evacuadas para limpiezas de cenizas, debido a la presencia de gases tóxicos.


En lo que respecta a los datos observados en las últimas 24 horas, la portavoz del Comité Científico, María José Blanco, explicó que no hay variaciones con respecto al nivel de tremor, la sismicidad y la emisión de gases asociados al penacho volcánico, que se encuentran en niveles bajos, mientras que la deformación se muestra estable.

En cuanto a la calidad del aire, ayer los niveles de dióxido de azufre (SO2) fueron buenos en todas las estaciones, sin superaciones de los valores límite horarios ni diarios, y en el día de hoy se mantiene la misma situación. Sin embargo, se observó un aumento significativo de las concentraciones de partículas menores de 10 micras (PM10) en la estación de Los Llanos de Aridane, como consecuencia de la intensificación de la resuspensión de partículas en las horas con mayor intensidad de viento. La media móvil de 24 horas en Los Llanos de Aridane alcanzó niveles extremadamente desfavorables y la situación por el momento no ha mejorado.

En este sentido y como medida de precaución, en la zona de Los Llanos de Aridane se recomienda que los grupos de riesgo y población sensible eviten la estancia prolongada al aire libre y acudan a un servicio de urgencias si su estado de salud empeora. A la población general se le aconseja reducir toda actividad al aire libre, usar mascarillas FFP2 o superior cubriendo adecuadamente nariz y boca y utilizar la protección adecuada para los trabajos que deban ser realizados al aire libre.

Además, la previsión meteorológica indica un predominio de brisas y presencia de calima que puede incrementar los valores de PM10 debido a la contribución del polvo desértico. La situación de estabilidad atmosférica se mantendrá hasta la segunda mitad del sábado, cuando se prevé la llegada de una estructura frontal atlántica.


El Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, recordó que además de tomar medidas de protección por las partículas en suspensión (PM10) en Los Llanos de Aridane, también persiste el riesgo en las zonas evacuadas por la presencia de gases tóxicos. Al respecto insistió que las personas que acceden a limpiar las cenizas deben ir siempre acompañadas de personal que cuente con equipos de medición de aire y ventilar las viviendas al menos 15 minutos para permitir la salida de los gases almacenados.

Afecciones


En los últimos datos del Catastro figuran unas 1.676 edificaciones destruidas, de las que 1.345 son de uso residencial, 180 de uso agrícola, 75 industrial, 44 hostelería, 16 de uso público y 16 de otros usos.


Por su parte, el satélite Copernicus estima en aproximadamente unas 3.126 construcciones afectadas, de las cuales 2.988 destruidas en su totalidad y 138 parcialmente.


En cuanto a la superficie de cultivos cubierta por la lava, se calculan en unas 369,95 hectáreas. De ellas, más de la mitad, 228,58 hectáreas son plataneras; 68 viñas y 27,43 aguacates. A estas cifras hay que añadir la superficie aislada por las coladas, que se ha estimado en unas 72,7 hectáreas de plataneras y 2,26 de viñas.
Sobre los daños de infraestructuras viarias, se calcula en más de 73 kilómetros las vías afectadas, de las cuales casi 11 son insulares y el resto calles, travesías y otros viarios.


El número de albergados en hoteles asciende a 554 personas, una menos que ayer. Del total, 388 se hospedan en Fuencaliente, 73 en Los Llanos de Aridane y 93 en Breña Baja, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

TE RECOMENDAMOS