sanidad

Luis Ortigosa: “Estas vacunas van a contribuir a que los niños puedan normalizar su vida diaria”

“Nos encontramos ante un aumento muy importante de las infecciones en niños, que son los que protagonizan ahora la nueva ola”, y recordó a los progenitores que “pueden estar tranquilos, la vacuna va a ser segura y va a hacer su papel en seguir aislando el virus”

La vacunación no es obligatoria en España pero un 95% de los españoles vacuna a sus hijos y, por lo general, sus reticencias se solucionan al plantear sus dudas a los pediatras. FOTO: Sergio Méndez
El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife, Luis Ortigosa. Sergio Méndez

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife y miembro del Consejo Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría y del Gobierno de Canarias, Luis Ortigosa, insiste en la vacunación de los menores de 5 a 11 años como el arma para hacer frente a la pandemia en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS. “Nos encontramos ante un aumento muy importante de las infecciones en niños, que son los que protagonizan la nueva ola”, y recordó a los progenitores que “pueden estar tranquilos, la vacuna va a ser segura y va a hacer su papel en seguir aislando el virus”.
-¿Qué valoración hace de la aprobación de la vacuna frente al SARS-CoV-2 de Comirnaty en niños de 5 a 11 años?
“El primer mensaje que hay que transmitir es que son vacunas muy seguras. El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) expresó el pasado 25 de noviembre en un comunicado su alegría porque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) hubiese aprobado la primera vacuna pediátrica para la COVID, una pauta vacunal que es segura, inmunógena y eficaz para prevenir la infección sintomática por el SAR-CoV-2 en los niños de 5 a 11 años de edad estudiados. Será esta semana [mañana] cuando la Comisión de Salud Pública se reunirá para analizar las recomendaciones de la Ponencia de Vacunas y aprobarán el uso de la vacuna Comirnaty en los niños españoles, pero por todos los informes con los que contamos dicen que este paso se dará. Serán entonces los técnicos del Ministerio y las comunidades autónomas los que determinen los términos y criterios para vacunar a estos menores, y solo falta que cada región vaya preparando su logística de vacunación para que cuando estén las dosis disponibles puedan iniciar su administración”.
-¿Qué mensaje hay que transmitir a los padres y madres para que apuesten por administrar la vacuna a sus hijos e hijas?
“Hay muchas razones para administrar la vacuna del coronavirus a los niños. La primera es que estas vacunas son muy seguras, inmunógenas y eficaces, que pueden llegar hasta el 90%. Además, van a contribuir a que los niños puedan normalizar su vida diaria, puedan estar en el colegio con mayor tranquilidad, que hayan menos cuarentenas y cierres de aulas. No hay que olvidar que en este momento, el índice de enfermos está subiendo en los niños menores de 12 años, es casi el más alto rozando más de 200 casos por cada 100.000 habitantes. Si hace 12 meses era puntual el aula que se ponía en cuarentena, en este momento ya son muchos los contagios y muchas las aulas que tienen que cerrarse y, por tanto, si vacunamos a toda esta población, estos niños tendrán una escolarización presencial más tranquila”.
-¿Qué ha pasado ahora para que los menores de 12 años sean los que están contagiándose?
“Ha habido un cambio drástico de los acontecimientos y nos encontramos ante un aumento muy importante de las infecciones en niños, que son los que protagonizan la nueva ola y los que reflejan la incidencia más alta de todos los grupos de edad. Los niños son ahora los que llamamos bolsas de población susceptibles de enfermar, es decir, si está vacunado casi el 90% la población diana mayor de 12 años, los menores de 12 años son los que no lo están y, por tanto, el virus se dirige hacia ese grupo de no vacunados. Aunque es cierto que hasta el momento las variantes generaban una enfermedad en niños que sigue siendo en su mayoría más o menos leve o moderada, cada vez vemos más casos de menores que tienen que ser hospitalizados, han sido muy pocos los fallecimientos de niños a causa de la pandemia, tan solo se han registrado 27 niños muertos, pero si ha habido niños hospitalizados y en la UVI. Como pasa en otras enfermedades respiratorias, si los niños y niñas se enferman también la transmiten a los mayores de la casa, que si pueden enfermar más gravemente de la COVID. Por tanto, no vemos ningún tipo de aspecto negativo para no recomendar la vacunación frente al SARS-CoV-2 en niños, todos son positivos”.
-Es una vacuna contrastada y probada en ensayos a 1.500 menores de varios países, y más del 90% tuvieron un seguimiento de varios meses sin problemas. ¿La mayor diferencia con la vacuna para adultos es que es una dosis adaptada?
“Efectivamente, en este momento la única vacuna aprobada para su administración en niños menores de 12 años es la ARN mensajero de Pfizer. La Comirnaty de adultos tiene 30 microgramos de ARN mensajero, mientras que la dosis de niños es de 10 microgramos, es decir, un tercio de la dosis adulta. Se recomienda administrarla también en dos puestas, con la segunda dosis de refuerzo a los 21 días después de la primera”.
-Hemos hablado que un niño tiene un sistema inmunológico superior al de los adultos y genera anticuerpos y una respuesta inmune más rápida.
“Claro, además, lo bueno es que el sistema inmune del niño está muy bien entrenado. Cada niño en España se le administran vacunas desde que tienen dos meses, y durante los primeros años reciben dosis frente a muchos patógenos como el tétanos, la difteria, la tosferina, etc., y todo eso hace que su sistema inmune esté bastante entrenado, con lo cual generalmente las vacunas tienen una muy buena respuesta en el sistema inmune de nuestros menores. Pero lo más importante, y es el mensaje que hay que transmitir a los padres, es que esas vacunas se pueden administrar con total tranquilidad a los niños y adolescentes, porque si insistimos en que las vacunas son los medicamentos más seguros que hay, porque se someten a estrictos controles, si van destinados a la población infantil son muchos más rigurosos. Cuando una vacuna sale de un laboratorio y se industrializa, ha pasado múltiples procesos de seguridad. Pueden estar tranquilos, la vacuna va a ser segura y va a hacer su papel en seguir aislando el virus, para que en menos de medio año el coronavirus deje de ser pandémico y pase a ser un virus endémico, es decir, que se quede a vivir entre nosotros, pero sin provocar ningún tipo de contratiempo económico ni social ni sanitario, con apenas hospitalizaciones graves y fallecimientos en personas que se enfermen”.
-En España hay unos 5,3 millones de menores de 12 años. En el caso de Canarias, ¿está cuantificada la población que puede recibir esta vacuna?
“Creemos que podrían ser aproximadamente unos 150.000 niños de entre 5 y 11 años los que podrían ser destinatarios de recibir esta vacuna contra el coronavirus. Las dosis no van a llegar antes de la segunda quincena de diciembre, pero ya está trabajando el Servicio Canario de la Salud en la logística y todos esperamos que sobre el 15 de diciembre podamos comenzar a recibir vacunas y se podría comenzar a administrar las primeras dosis”.
-¿Dónde cree que vacunará a la población infantil en las Islas? ¿Será en los Centros de Salud, en los vacunódromos o en los Centros escolares?
“Ahora se están discutiendo los pros y los contras. Evidentemente, los Centros de Salud son los lugares donde siempre se han vacunado a los niños y disponen de un personal perfectamente entrenado. Sin embargo, no hay que desechar la oportunidad de utilizar otros espacios por esta situación de urgencia pandémica. Los grandes puntos de vacunación que ya se utilizan para la población adulta con alta eficacia, e incluso habría que ver si los espacios escolares podrían ser lugares para poder completar la vacunación. Ahora el panorama que se puede contemplar es diverso y está en estudio. Estamos en el momento de tomar decisiones, quedan unas semanas para elaborar el plan estratégico de vacunación hasta que lleguen las dosis a las comunidades”.
-La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció que España recibirá 3,3 millones de dosis de esta vacuna. Llegarán 1,3 millones de dosis en diciembre a partir del 13 de diciembre y el resto en enero, y se repartirán entre las comunidades autónomas de forma proporcional a su población infantil.
“Llegará una primera remesa a mitad de diciembre y en enero el suministro será mayor. Es importante recalcar que cuando se pone en marcha un programa de vacunación una de las cosas que se revisa con lupa es que el plan sea viable y que no fallen las existencias. Si se comienzan a administrar hay que contemplar poner la segunda a los 21 días para completar la pauta. Solo falta que las comunidades vayan preparando su logística de vacunación para que cuando estén las dosis disponibles puedan iniciar su administración. Debemos tener las dos dosis seguras, y no es conveniente iniciar la vacunación y quedarnos a medio camino. Organizar esta logística no es fácil. Siempre digo que vacunar no es solo administrar una inyección en un brazo, el proceso se inicia desde que conoce el virus, se secuencia, se empieza a investigar, pasa por todo el proceso de pruebas y fases clínicas, se realiza la fabricación, se aprueban por las agencias reguladoras internacionales, pasan después por los Ministerios y las Consejerías de Sanidad, y se inicia toda la organización teniendo en cuenta el acopio de vacunas. Una vez que las neveras llegan a los puntos de vacunación, hay un personal entrenado para administrarla”.

TE RECOMENDAMOS