sanidad

Tenerife cambiará de nivel de alerta si los datos no mejoran “radicalmente”

El Ejecutivo regional alerta de que aumento de casos ya se nota en la presión hospitalaria
Personal sanitario de la UCI del HUC se dispone a dar un medicamento a un paciente ingresado con coronavirus. |Fran Pallero

El viceconsejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, Antonio Olivera, ha alertado este jueves de que el aumento de contagios de covid-19 que se ha producido en las islas en la última semana ya no solo se nota en la incidencia acumulada, sino que se está trasladando a los indicadores de presión hospitalaria.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Canarias, Olivera ha explicado que se ha apreciado un aumento en la ocupación tanto de camas normales como en las de cuidados intensivos, lo que, a su juicio, refleja la “conveniencia” de reforzar las prevención, especialmente en Gran Canaria y Tenerife, islas en las que se contabilizaron el mayor número de contagios, con 201 y 187 infecciones respectivamente, y que están en observación.

“Salvo que evolucione radicalmente la tendencia en los próximos días tiene toda la pinta de que la próxima semana se cambiará la situación de riesgo epidemiológico de estas dos islas”, ha aseverado, respecto a las dos islas más pobladas, que todavía siguen en el nivel más bajo de alerta sanitaria (1, semáforo verde).

Asimismo, el viceconsejero se ha mostrado preocupado por la evolución de Fuerteventura, que ha registrado 58 casos este jueves, con “indicadores muy preocupantes” que han obligado a Salud Pública a “observar con detenimiento” lo que está sucediendo.

La isla majorera ha pasado hoy a nivel de riesgo 3 de 4 (semáforo rojo), en parte por “un comportamiento muy concentrado” en el municipio de La Oliva, donde se condensan la mayor parte de infecciones.

La presión sobre la capacidad asistencial en esta isla también está en niveles “preocupantes”, según Olivera, quien ha confiado en que las restricciones del nivel 3 “ayuden a controlar el avance”.

El viceconsejero de Presidencia ha valorado asimismo la estabilización de los datos en Lanzarote y su pase a nivel 1.

Por otro lado, Olivera ha afirmado que el Gobierno es “optimista” respecto a la decisión que tomará este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Canarias sobre la implantación del certificado COVID y ha augurado que, de ser favorable a la medida, servirá para combatir “más eficazmente” la pandemia en los próximos meses.

“En caso de que no lo avalaran seguiríamos peleando en el Supremo para validar esta medida, pero somos optimistas porque es una medida que se ha ratificado en otros territorios y comunidades de toda España”, ha subrayado.

Así, Olivera ha vuelto a hacer un llamamiento a la vacunación entre el colectivo de personas de entre 20 y 49 años, que son los que cuentan con los menores índices de vacunación, ya que sería bueno para la salud colectiva alcanzar cifras mayores, ha dicho.

Por otro lado, el viceconsejero ha dado cuenta del número de personas afectadas por la erupción volcánica en La Palma que siguen alojadas en hoteles y que asciende a 542.

Además, ha recordado que esta semana se ha habilitado un nuevo recurso en Breña Baja, en Los Cancajos, que aporta más opciones a familias desplazadas que necesitan estar más cerca de Santa Cruz de La Palma.

Respecto a los datos del mercado laboral, Olivera ha celebrado los números de afiliación a la Seguridad Social, ya que se trata de la cifra más elevada de la serie histórica de Canarias.

“Estos datos confirman la tendencia de recuperación de la economía que hemos visto en los meses anteriores, aunque es cierto que hay nuevas amenazas e incertidumbres relativas a las nuevas variantes del virus”, ha reflexionado el viceconsejero.

Sin embargo, Olivera ha apuntado que Canarias es un destino turístico seguro y ha dicho estar seguro de que las medidas de prevención ayudarán a seguir superando y consolidando los datos macroeconómicos a niveles de antes de la pandemia.

TE RECOMENDAMOS